TECNOLOGIA SANITARIA

Consiguen fabricar nanopartículas magnéticas termoeficientes que ayudan a combatir el cáncer

Las nanopartículas son capaces de alcanzar temperaturas en lesiones cancerosas de hasta 50 grados Celsius, o 122 grados Fahrenheit

Cáncer de pulmón (Foto. La Luz)
Cáncer de pulmón (Foto. La Luz)

time 3 min

22.11.2022 - 00:00

El cáncer es a día de hoy la enfermedad que mayor número de muertes causa en el mundo. La International Agency for Research on Cancer estimó que en el año 2020 se diagnosticaron aproximadamente 18,1 millones de casos nuevos de cáncer en el mundo.

Actualmente, el cáncer de mamá es el que mayor prevalencia tiene, alrededor del 12,5% de las personas de todo el mundo lo padecen. Seguidamente, el cáncer de pulmón, colorrecto, próstata o estómago, según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

En este sentido, la investigación para tratar este tipo de enfermedades es una necesidad más que evidente. Los tratamientos son cada vez más avanzados y aseguran resultados eficientes en muchos casos, pero la necesidad de seguir investigando es una realidad.

Científicos de la Universidad Estatal de Oregón han inventado una forma de fabricar nanopartículas magnéticas que mejora su capacidad para combatir el cáncer.

Los profesores de la Facultad de Farmacia de OSU encabezaron una colaboración que desarrolló un método avanzado de descomposición térmica para producir nanopartículas capaces de alcanzar temperaturas en lesiones cancerosas de hasta 50 grados Celsius, o 122 grados Fahrenheit, cuando se exponen a un campo magnético alterno.

Las nanopartículas magnéticas han mostrado potencial anticancerígeno durante años, dijeron los científicos. Una vez dentro de un tumor, las partículas, diminutas piezas de materia tan pequeñas como una milmillonésima parte de un metro, se exponen a un campo magnético alterno. La exposición al campo, un proceso no invasivo, hace que las nanopartículas se calienten, debilitando o destruyendo las células cancerosas.

“La hipertermia magnética muestra una gran promesa para el tratamiento de muchos tipos de cáncer”, dijo Olena Taratula, una de las directoras del estudio que se ha publicado en la revista Small Methods. “Muchos estudios preclínicos y clínicos han demostrado su potencial para eliminar las células cancerosas directamente o mejorar su susceptibilidad a la radiación y la quimioterapia”.

En la actualidad, la hipotermia magnética solo se puede usar para pacientes cuyos tumores son accesibles con una aguja hipodérmica, dijo Oleh Taratula, y no para personas con tumores malignos difíciles de alcanzar, como el cáncer de ovario metastásico.

Las nanopartículas son capaces de alcanzar temperaturas en lesiones cancerosas de hasta 50 grados Celsius, o 122 grados Fahrenheit

“Con las nanopartículas magnéticas actualmente disponibles, las temperaturas terapéuticas requeridas, por encima de los 44 grados centígrados, solo pueden lograrse mediante inyección directa en el tumor”, dijo Taratula. 

“Las nanopartículas solo tienen una eficiencia de calentamiento moderada, lo que significa que se necesita una alta concentración de ellas en el tumor para generar suficiente calor. Y numerosos estudios han demostrado que solo un pequeño porcentaje de las nanopartículas inyectadas sistémicamente se acumulan en los tumores, lo que dificulta obtener esa alta concentración", explicó. 

Para abordar esos problemas, los científicos desarrollaron una nueva técnica de fabricación química que resultó en nanopartículas magnéticas con mayor eficiencia de calentamiento. Demostraron en un modelo de ratón que las nanopartículas dopadas con cobalto se acumularán en tumores de cáncer de ovario metastásico después de la administración sistémica de dosis bajas, y que cuando se exponen a un campo magnético alterno, la temperatura de las partículas puede aumentar hasta 50 grados centígrados.

“Hasta donde sabemos, esta es la primera vez que se demuestra que las nanopartículas magnéticas inyectadas por vía intravenosa en una dosis clínicamente recomendada son capaces de aumentar la temperatura del tejido canceroso por encima de los 44 grados centígrados”, dijo Olena Taratula. “Y también demostramos que nuestro método novedoso podría usarse para la síntesis de varias nanopartículas de núcleo y cubierta. Podría servir como base para el desarrollo de nuevas nanopartículas con un alto rendimiento de calentamiento, lo que impulsaría aún más la hipertermia magnética sistémica para el tratamiento del cáncer”.

Las nanopartículas de núcleo y cubierta tienen una estructura de núcleo interno y una cubierta externa hecha de diferentes componentes, dijo. Los investigadores están especialmente interesados ​​en ellos debido a las propiedades únicas que pueden resultar de la combinación del material, la geometría y el diseño del núcleo y la cubierta.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto