Menú
inteligencia artificial y modelado 3D

Philips mejora la precisión del diagnóstico oncológico con tecnologías de imagen avanzadas

En el XI Curso Técnicas de Imagen Médica Avanzada que se celebra en Madrid, se discuten los avances alcanzados con estas nuevas herramientas de diagnóstico.

Juan Sanabria, presidente de Philips Ibérica y director general de Philips Cuidado de la Salud.
Juan Sanabria, presidente de Philips Ibérica y director general de Philips Cuidado de la Salud.

time 3 min

02.02.2019 - 00:00

Philips colabora con el grupo Health Time en la XI edición del Curso de Imagen Médica Avanzada (IMA 2019) que se celebra desde este jueves 31 de enero a este viernes 1 de febrero en Madrid.

Durante estos días, el Hospital Clínico San Carlos de Madrid recibirá a cerca de 400 radiólogos de todo el país que se reúnen para conocer los últimos avances en imagen médica, mediante técnicas innovadoras que mejoran la precisión en el diagnóstico oncológico. Los beneficios de estas técnicas ya están clínicamente demostrados y se presentarán en los próximos días en el XI Curso de Imagen Médica en Madrid.

El TAC es la herramienta de diagnóstico oncológico más extendida. Se estima que más de un 50% de los TACs que se realizan en el sistema de salud son para diagnóstico oncológico. Sin embargo, la imagen de TAC no es siempre todo lo reveladora que a los clínicos les gustaría. En muchos casos la incertidumbre de los resultados de un TAC puede llevar a solicitar pruebas adicionales de resonancia o PET, tecnologías que tienen largas listas de espera y que, por lo tanto, retrasan el diagnóstico.

Este tipo de tecnología facilita la mejor detectabilidad de tumores así como un aumento de la confianza diagnóstica

Desde hace tiempo es conocido que una revisión de un TAC en la parte más baja del espectro de energía podría mejorar el contraste y los diagnósticos. Hasta ahora eso implicaba una decisión a priori, así como un aumento en el ruido de la imagen, que limitaba su utilización para todos los diagnósticos. Sin embargo, estos días se están presentando los resultados clínicos de una nueva tecnología de TC, basada en detectores espectrales, que permite revisar de forma retrospectiva todos los estudios a cualquier energía y sin aumentar el ruido en las imágenes

"La detección espectral abre nuevas posibilidades en el diagnóstico de cáncer, ya que aumenta la precisión del diagnóstico en la primera prueba que se hace al paciente, acelerando el proceso de su tratamiento", ha comentado el profesor Celso Matos, director de Diagnóstico por Imagen de la Fundación Champalimaud y autor del estudio aplicaciones abdominales en oncología del TC espectral, que se presenta en IMA 2019.

Este tipo de tecnología facilita la mejor detectabilidad de tumores así como un aumento de la confianza diagnóstica. "La tecnología de detección espectral de Philips, es la única que permite revisar de forma retrospectiva todos los estudios a cualquier energía, asegurando que lo hacemos con el mínimo nivel de ruido en energías tan bajas como 40 keV, que son las que mayor contraste y detectabilidad de lesiones ofrecen", ha comentado Luis Cuevas, director de Diagnóstico por Imagen de Philips. La detección espectral abre nuevas posibilidades en el diagnóstico de cáncer, ya que aumenta la precisión del diagnóstico en la primera prueba que se hace al paciente, acelerando el proceso de su tratamiento. 

IMPRENSIÓN 3D

"El uso de modelos físicos en la planificación de cirugías oncológicas complejas reduce de forma significativa el tiempo de cirugía y disminuye las complicaciones derivadas, como hemos podido comprobar en las series realizadas en nuestro centro HT de Córdoba", ha afirmado Antonio Luna, radiólogo y director científico del grupo Health Time y de la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM).

De acuerdo con el doctor, esta técnica ha demostrado su valor y ahora es el momento de introducirla en la práctica clínica diaria. Consciente de la ventaja que supone la impresión 3D en la cirugía, Philips ha desarrollado su plataforma de postprocesado de imagen médica para ofrecer el modelado 3D más realista y preciso que hemos visto nunca.

Esta tecnología reconoce los órganos y tumores mediante inteligencia artificial y hace una segmentación automática de lo que el radiólogo necesita imprimir. Con esta herramienta, el clínico obtiene una imagen exacta del interior del paciente, la cual, puede imprimir en 3D o simplemente trabajar sobre ella en digital. El sistema, mide de forma automática el área de la lesión y las áreas sanas, de modo que el cirujano puede planificar y o entrenar su intervención con gran fiabilidad, mejorando de esta manera el ratio de éxito de la cirugía.

"La IA va ayudarnos a mejorar nuestros resultados, a ser más eficientes, y a estar más seguros de nuestros diagnósticos, con un gran impacto potencial de mejora en el resultado final del paciente", ha concluido Antonio Luna.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto