Menú

ANÁLISIS

La apuesta firme de las Big Tech por el sector salud: la asistencia sanitaria, a golpe de 'click'

Los expertos coinciden: el futuro del sector salud pasa por la apuesta decidida que están desarrollando compañías como Amazon, Apple o Google.

Sedes de Google y Apple (Fotomontaje ConSalud.es)
Sedes de Google y Apple (Fotomontaje ConSalud.es)

time 5 min

27.09.2022 - 00:00

Los expertos coinciden: el futuro del sector salud pasa por la apuesta decidida que están desarrollando compañías como AmazonApple o Google. Esta última comenzó su incursión hace más de una década y, desde entonces, no ha escatimado esfuerzos para consolidarse en el sector.

Fue en el año 2012 cuando Google cerró su primer proyecto serio de atención sanitaria, un servicio que permitía a los usuarios almacenar sus historiales médicos en línea conocido como Google Health y, a partir de ese momento, la tecnológica con sede en California (Estados Unidos) no ha parado de apostar por el sector.

La pandemia de la COVID-19 no logró frenar la estrategia de Google. A pesar de las dificultades, la empresa presumió de músculo en plena crisis sanitaria por su fortaleza en el sector de la salud y se convirtió en uno de los baluartes frente al SARS-CoV-2.

Su compañía matriz, Alphabet, también ha apostado por el descubrimiento de fármacos con el lanzamiento de una empresa de inteligencia artificial basada en los éxitos de simulación de plegamiento de proteínas logrados en DeepMind

En paralelo, Google ha dedicado varios años en el impulso de la inteligencia artificial para analizar radiografías y otros documentos de pacientes, así como identificar enfermedades con la intención de predecir los resultados y reducir costes. De igual modo, ha experimentado con otras ideas, como añadir una opción para que las personas que buscan información médica puedan hablar directamente con un médico.

Sin embargo no fue hasta el año 2021 cuando la tecnológica tuvo el placer, junto a investigadores de Mayo Clinic, de presentar el desarrollo de un nuevo algoritmo de inteligencia artificial para mejorar los dispositivos de estimulación cerebral para tratar enfermedades.

Asimismo, anunció un acuerdo con la compañía Lumen mediante el cuál aplicarán el aprendizaje automático en la fabricación de productos biológicos, y el pasado mes de septiembre, anunció una nueva colaboración la empresa de tecnología de la salud, Cue Health, para abordar la secuenciación y seguimiento de variantes virales respiratorias en tiempo real.

Su compañía matriz, Alphabet, también ha apostado por el descubrimiento de fármacos con el lanzamiento de una empresa de inteligencia artificial basada en los éxitos de simulación de plegamiento de proteínas logrados en DeepMind.

EL CRECIMIENTO DE APPLE

La famosa empresa de los Mac ha conseguido que se hayan lanzado dispositivos capaces de detectar problemas de corazón o, incluso, de lanzar avisos a emergencias en caso de accidente o caídas. 

Fue en los meses de verano cuando Apple presentó un informe en el que esboza una estrategia doble en los mercados de la salud digital. Por un lado, atrae a los consumidores con funciones de salud y fitness y, por otro, se compromete con los sistemas sanitarios tradicionales, situándose así como una de las empresas que más están interviniendo y ayudando para que la salud personal sea cada vez mejor.

Gran parte del trabajo se ha centrado en el Apple Watch, un dispositivo en el que Williams desempeñó un papel clave para su comercialización y que contiene sensores para la salud del corazón y otras funciones

Dirigido por el director de operaciones de Apple, Jeff Williams, el informe ofrece una visión completa de su enfoque de los mercados de la salud en los ocho años transcurridos desde que empezó a lanzar funciones de salud, como un sistema de almacenamiento de historiales médicos en los iPhones. También ha empezado a asociarse con instituciones como la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford para realizar estudios médicos formales a gran escala. Es la primera vez que Apple ofrece una visión integral de su enfoque de los mercados de atención médica.

Gran parte del trabajo se ha centrado en el Apple Watch, un dispositivo en el que Williams desempeñó un papel clave para su comercialización y que contiene sensores para la salud del corazón y otras funciones. Fue el pasado mes de abril cuando Apple adelantó que estaba tratando de incorporar un sistema de detección de la temperatura corporal a este modelo y que había sido sometido a pruebas internas.

La compañía señaló que la medición de temperatura es una función especialmente desafiante para tecnológicas como Apple, puesto que suele variar rápidamente en función del ambiente. Además, como parte del lanzamiento del software watchOS 9, la compañía tiene como objetivo brindar a los usuarios y a sus proveedores de atención médica información "aún más profunda" sobre el rendimiento cardíaco.

Entre las nuevas funciones se encuentra AFib History que podrá estimar con qué frecuencia un usuario del Apple Watch muestra signos de latidos cardíacos irregulares y, a menudo, extremadamente rápidos. Este software recibió la autorización 510(k) de la Agencia Americana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) el pasado mes de junio, lo que permite que lo utilicen personas mayores de 22 años que ya hayan sido diagnosticadas con fibrilación auricular. Si la función de historial está activada, enviará a los usuarios un resumen semanal de su frecuencia de fibrilación auricular.

LA ESTRATEGIA DE AMAZON

El gran golpe de Amazon tuvo lugar tras la adquisición de One Medical por un total de 3.900 millones de dólares (3.829 millones de euros), una cuantía que se convierte en la tercera operación más cara que realiza la compañía americana. Es un movimiento estratégico de vital importancia, ya que se trata de una firma que está directamente vinculada a los servicios de telemedicina.

Este movimiento no es nuevo. Cabe recordar que en el año 2020 ya llevó a cabo un movimiento parecido dentro del sector de la salud con el lanzamiento de Amazon Pharmacy, una plataforma de entrega de medicamentos con receta. 

El pasado año, Amazon anunció que planeaba expandir sus servicios de salud a un total de 20 ciudades a finales de este año 2022

Al igual que su servicio de telemedicina, Amazon aspira a desarrollar una oferta de salud más moderna y adaptada al actual estilo de vida, más personalizada y que consuma menos tiempo. El pasado año, Amazon anunció que planeaba expandir sus servicios de salud a un total de 20 ciudades a finales de este año 2022.

Sin embargo, a finales de verano la empresa comunicó a sus trabajadores a través de un comunicado interno que clausuraba el servicio de telemedicina Amazon Care. Es preciso recordar que, tras un lanzamiento inicial en el que estuvo disponible en exclusiva para trabajadores de la empresa, en 2021 se abrió a otra serie de compañías de Estados Unidos.

Este servicio fue contratado entonces por firmas como HiltonSilicon LabsPrecor o Whole Foods, además de seguir ofreciendo servicios de telemedicina a los trabajadores de Amazon, pondrá punto y final a su periplo a finales de este año.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto