Menú

Todo dependerá de los países más ricos

¿Puede Bavarian Nordic dar respuesta a la demanda global de vacunas contra la viruela del mono?

La farmacéutica danesa ha asegurado que cuenta con capacidad suficiente para producir hasta 30 millones de dosis anuales del suero Imvanex, vacuna contra la viruela que ha demostrado un 85% de eficacia frente a la viruela del mono.

Sanidad confirma 250 casos de viruela del mono
Sanidad confirma 250 casos de viruela del mono

time 4 min

28.05.2022 - 00:00

Las lecciones aprendidas en los dos últimos años como consecuencia de la pandemia provocada por el SARS-CoV-2 han sentado las bases de actuación ante futuras crisis sanitarias. Así ha quedado demostrado con los brotes epidémicos de viruela del mono, enfermedad endémica del centro y este de África, que se están sucediendo en países europeos. De este modo los Estados miembros de la Unión Europea han apostado por la adquisición conjunta de la vacuna Imvanex, autorizada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) el 31 de julio de 2013.

Cierto es que, tal y como ha advertido la Organización Mundial de la Salud (OMS), no se cuenta en la actualidad con vacunas o tratamientos específicos contra la viruela del mono, pero la referida vacuna, empleada en el pasado para la erradicación de la viruela (lograda de forma oficial en 1980) demostró una eficacia de hasta un 85% en la prevención de la viruela del mono. Ambos virus pertenecen a la misma familia: orthopoxvirus.

La vacuna contra la viruela tradicional es desarrollada por la compañía danesa Bavarian Nordic que cuenta con acuerdos de suministro con Estados Unidos (donde se comercializa bajo la denominación de Jynneos) y en Canadá (donde se comercializa bajo la denominación de Imvamune). El pasado 25 de mayo la compañía anunciaba el cierre de un tercer contrato de suministro con un país cuya identidad no ha revelado, pero todo apunta a que se trata de Reino Unido ya que ha comenzado a ofrecer la vacuna a los profesionales sanitarios y contactos estrechos de los casos confirmados.

A pesar de que los análisis efectuados por los expertos señalan que el riesgo de que la viruela del mono provoque una crisis de salud pública es muy reducido, dados los mecanismos de transmisión, los países actúan movidos por la experiencia vivida en los dos últimos años y siendo conscientes de cómo una enfermedad infecciosa puede llegar a tambalear los cimientos de nuestras sociedad, economías y formas de vida.

La pregunta que surge ahora es si la farmacéutica danesa será capaz de dar respuesta al incremento global de la demanda ante el temor de expansión de la viruela del mono. Los últimos datos hechos públicos por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) revelan 252 casos confirmados en todo el mundo.

De acuerdo con las recientes declaraciones realizadas a la agencia DPA por el portavoz de la compañía, Rolf Sass Sorensen, actualmente cuentan con suficiente capacidad para producir hasta 30 millones de dosis de la vacuna al año. Aunque la cifra pueda parecer elevada, hay que destacar que la farmacéutica ya tiene acuerdos cerrados con Estados Unidos, Canadá y, según la información referida anteriormente, con Reino Unido.

Lograr que la oferta dé respuesta a la demanda real dependerá, más que de esta zoonosis en particular, de la generosidad de las naciones del primer mundo

Ahora la Unión Europea se suma a la adquisición de Imvanex a través de HERA, la Autoridad de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias de la Unión Europea. Según los datos del ECDC, los Estados miembros de la Unión Europea en los que ya se han confirmado casos de viruela del mono son Austria (uno), Bélgica (cuatro), República Checa (uno), Dinamarca (uno), Francia (cinco), Alemania (cinco), Italia (cinco), Países Bajos (seis), Portugal (37), Eslovenia (uno), España (51) y Suecia (uno).

Aunque las cifras de casos confirmados son muy bajas, todos estos países aspiran a adquirir dosis de Imvanex. Por el momento, se desconoce cómo se desarrollará el reparto entre los Estados miembros de la Unión Europea de la vacuna a través de HERA, pero se espera que la fórmula a seguir sea similar a la de las vacunas contra la Covid-19: atendiendo a la demografía de cada nación que, en el caso de la viruela del mono, quizás responda al factor de número de casos, potenciales contactos estrechos y profesionales sanitarios que puedan estar más expuestos.

Si ponemos el foco en Estados Unidos, uno de los países que ya contaba con acuerdo con Bavarian Nordic antes de los brotes epidémicos de viruela del mono y donde el suero se encontraba autorizado desde 2019 por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), han anunciado que la reserva nacional cuenta con más de 1.000 dosis de la vacuna de Imvanex. Los CDC han asegurado a Reuters que esperan que las reservas aumenten de forma muy rápida a lo largo de las próximas semanas.

Los funcionarios de salud pública estadounidenses también han comunicado que la reserva nacional cuenta con más de 100 millones de dosis de una vacuna antivariólica más antigua: ACAM2000, aunque esta genera efectos secundarios significativos. Este suero era producido por Sanofi y actualmente la producción corresponde a Emergent BioSolutions.

Canadá, el segundo país que contaba con acuerdo con Bavarian Nordic antes de los actuales brotes, ha comunicado que están posicionando estratégicamente las dosis de las vacunas con las que cuentan. Razón por la que han movilizado 1.000 dosis del suero a Quebec donde se han registrado 25 de los 26 casos confirmados en Canadá.

En base a las cifras planteadas a lo largo de estas líneas y teniendo en cuenta el bajo número de casos, todo parece apuntar a que una producción de 30 millones de dosis anuales sería suficiente para dar respuesta a la demanda actual. Pero todos conocemos el precedente de la Covid-19.

Los países con más recursos han acaparado dosis de los sueros mientras la brecha con las coberturas vacunales de los países de medios y bajos ingresos cada vez es mayor. Recordemos que la viruela del mono ya era endémica en zonas del centro y este de África antes de que los países con más recursos detectasen los primeros casos, por lo que lograr que la oferta dé respuesta a la demanda real dependerá, más que de esta zoonosis en particular, de la generosidad de las naciones del primer mundo.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto