Menú
CIERRE DE DOS PLANTAS DE HOSPIRA

Pfizer pone en peligro 1.700 empleos en la India

La compañía cerrará sus instalaciones de inyectables en Irungattukottai y Aurangabad, en la India, debido a problemas prolongados en la fabricación.

Ian Read, CEO de Pfizer
Ian Read, CEO de Pfizer

time 2 min

10.01.2019 - 16:00

La compra de Hospira por parte de Pfizer no ha sido la decisión más acertada para la compañía y Hospira siguen siendo un dolor de cabeza para la farmacéutica.

Y es que, se suponía que la adquisición abriría un nuevo futuro farmacéutico para Pfizer, pero los problemas del pasado de la compañía siguen atormentando al fabricante de medicamentos.

Cuando Pfizer acordó pagar 17.000 millones de dólares (14.993 millones de euros) para hacerse cargo de Hospira en 2015, el acuerdo se presentó como una apuesta por los biosimilares y versiones más baratas de medicamentos biológicos. Sin embargo, no ha funcionado así. 

Ahora, Pfizer cerrará sus instalaciones de inyectables en Irungattukottai y Aurangabad, en la India, las cuales se incorporaron a la farmacéutica mediante la adquisición de Hospira.

Los déficits continuos de fabricación no solo han causado inconvenientes a los hospitales y pacientes de Estados Unidos sino que también han afectado al rendimiento financiero de Pfizer

Con el cierre de estas dos plantas, unos 1.700 empleados pueden ver peligrar sus empleos. Sin embargo, según ha informado FiercePharma, Pfizer ha declarado que se está centrando en los empleados y ha reiterado su compromiso a mantener informados a los trabajadores sobre el proceso de salida.

De igual modo, la compañía ha explicado que la decisión de cerrar los dos sitios se produjo después de una "evaluación exhaustiva", que llegó a la conclusión de que no tiene sentido continuar las operaciones "debido a la pérdida muy significativa a largo plazo de la demanda de productos". "Las plantas dejarán de fabricar inmediatamente. Nuestra intención es salir de ambas plantas lo antes posible durante este 2019", ha asegurado Pfizer.

Y es que, los déficits continuos de fabricación no solo han causado inconvenientes a los hospitales y pacientes de Estados Unidos sino que también han afectado al rendimiento financiero de Pfizer.

De hecho, en su informe del tercer trimestre publicado en octubre, Pfizer redujo la parte alta de su guía financiera de 2018 y atribuyó ese movimiento en parte a los ingresos de Essential Health, que fueron más bajos de lo previsto, principalmente debido a la persistencia de la escasez de productos inyectables estériles de Hospira en Estados Unidos.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto