¿Tienes el ojo seco? Sigue las recomendaciones de tratamiento

El ojo seco afecta al 11% de la población española mayor de 40 años, sobre todo a las mujeres. Para prevenir y tratar sus síntomas, es importante mantener una correcta higiene, beber mucha agua y aportar Omega 3.

time 2 min

01.09.2015 - 12:07

Trabajar largas horas delante del ordenador y la exposición a las pantallas de televisión, móviles o tabletas; estar en ambientes con aire acondicionado, leer mucho tiempo seguido, conducir o la polución son algunos de los factores de mayor impacto en la salud visual… Uno de los motivos más frecuentes de consulta a los profesionales de la visión es el ojo seco, un trastorno de la película lagrimal que se debe a la deficiencia o evaporación excesiva de la lágrima que puede dañar a la superficie ocular causando incomodidad, sensación de irritación o quemazón, visión borrosa ocasional o lagrimeo.

1 de cada 10 españoles de más de 40 años tiene el ojo seco
Esta patología tiene su origen en una deficiencia en una o varias capas de las tres que forman la película lagrimal que recubre el ojo. Un problema que afecta a 1 de cada 10 españoles de más de 40 años, sobre todo a las mujeres. Aunque no existe una causa concreta, los cambios hormonales, las enfermedades crónicas como la diabetes o la artritis reumatoide podrían favorecer la sequedad, al igual que algunos medicamentos.

Poe ahora, el ojo seco no tiene cura y aunque no impide realizar las actividades de la vida diaria, lo síntomas si pueden afectar a la calidad de vida de las personas. Por eso, los expertos recuerdan la importancia de realizar revisiones periódicas, mantener unos hábitos de vida saludables y seguir las recomendaciones de prevención y tratamiento del ojo seco:

1. Seguir una dieta equilibrada y completa que incluya frutas, verduras y alimentos ricos en carotinoides, antioxidantes y ácidos grasos Omega 3, como el pescado azul.

2. Beber dos litros de agua al día para mantener una buena hidratación.

3. Reducir la exposición a las pantallas y hacer pausas periódicas para que los ojos descansen.

4. Evitar espacios con sustancias irritantes: el humo, la polución, el polen y otras partículas volátiles.

5. Mantener una correcta higiene ocular utilizando toallitas para limpiar los párpados.

6. Utilizar compresas templadas una o dos veces al día para aumentar la humedad en la zona de los ojos.

7. Usar lágrimas artificiales para tratar los síntomas de la sequedad.

8. Acudir a un profesional de la visión para que te recomiende el tratamiento más adecuado.


Porque salud necesitamos todos… ConSalud.es
Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto