¿Te preocupa coger peso en Navidad? ¡Tenemos la solución para no coger ni un gramo!

La nutricionista y healthcoach Beatriz Larrea explica a Estetic.es cómo hacer para que estas fiestas no se nos vayan de las manos…
¿Te preocupa coger peso en Navidad? ¡Tenemos la solución para no coger ni un gramo!

3 min

01.12.2016 - 19:16

Ahora sí que sí… Nos hemos metido de lleno en diciembre y las fechas claves son inminentes. Las calles y nuestras casan presentan decoración de ambiente navideño, las compras están en mente, y las comidas de empresa y las reuniones con los amigos comenzarán en apenas unos días para dejar paso a las verdaderas comilonas que nos esperan.
"Hay que tener claro que los días festivos son, exclusivamente, el 25, 25 y 31 de diciembre; y el 1 y el 6 de enero, no desde mediados de noviembre hasta finales de enero"

Sin duda, es un mes complicado nutricionalmente hablando y la mayoría de los españoles suele engordar unos cuantos kilos durante el periodo festivo. Sin embargo, el error se encuentra en el “todo vale” con la excusa de que son malas fechas, por lo que será necesario cambiar el chip de cara a las vacaciones.

Así lo explica a Estetic. Beatriz Larrea, nutricionista y healthcoach, quien considera que “lo que hay que hacer es tener claro que los días festivos son exclusivamente el 24, 25 y 31 de diciembre por un lado; y el 1 y el 6 de enero por otro, no desde mediados de noviembre hasta finales de enero como muchos extrapolan”.

Esto se traduce en que excederse durante unos días no tiene mayor importancia, pero habría que volver a la alimentación habitual justo después.

CONSEJOS VACACIONALES

Esta especialista detalla una serie de consejos a tener en cuenta durante el periodo festivo y vacacional para que los kilos de más no se apoderen de ti:

1. No abandonar el ejercicio: “no por estar de vacaciones hay que cambiar los hábitos, es más se debe seguir yendo al gimnasio o si estás de viaje ir a correr o a caminar”, detalla Larrea. Y es que, siempre debemos encontrar la manera que nos ayude a quemar las calorías extras que consumimos durante las vacaciones.

2. Dormir al menos ocho horas: mientras se descansa, el cuerpo quema energía y ayuda a que el metabolismo funcione de una manera más óptima, al mismo tiempo que favorece que las hormonas nos quiten los antojos.

3. Comer algo antes del momento clave, ya que si no, en el momento de sentarse a la mesa atacamos en primer lugar, la cesta de pan para seguir con todo el volumen de comida que vendrá a continuación. “Una buena opción para que esto no ocurra es tomarse primero una torta de arroz con un poco de mantequilla de almendra o algún batido de frutas natural con anacardos para calmar un poco el hambre”, propone la nutricionista.

4. Compartir el postre entre varios: de esta manera, aunque quieras probar la tarta de chocolate que hace tu tía todos los años por navidad o si tienes ansias de atacar el roscón, podrás quitarte el capricho de una manera moderada y ahorrándote las 800 calorías de una ración entera.

"No por estar de vacaciones hay que cambiar los hábitos, es más se debe seguir yendo al gimnasio o si estás de viaje ir a correr o a caminar"
5. ¡Ojo con el alcohol! como también apunta Beatriz Larrea “no quiere decir que no se puedan hacer excepciones, pero al igual que con la comida, no tomarnos todo el periodo libre, es decir, beber solo en las fechas clave, ya que el alcohol por sistema es muy calórico y se guarda como grasa abdominal”. En este sentido, lo más indicado sería decantarse por rebajar la bebida seleccionada con agua y evitar las mezclas azucaradas, o elegir vino o cerveza.

6. Detoxificar después de una comida copiosa o una cena pesada lo mejor será desayunar un batido verde, comer una ensalada de quinoa con aguacate y cenar un pescado con una crema de verduras. Así nivelaremos la ingesta de calorías y fomentaremos el proceso de desintoxicación evitando la retención de líquidos.

7. Plan postnavideño: aunque al terminar no nos pongamos a dieta, hay ciertos alimentos inflamatorios que se deberían evitar durante unos días, como los lácteos o los embutidos. “En cambio, serían una buena opción los cereales, la quinoa, el pescado, el huevo, los vegetales de hoja verde, la fruta, los batidos con superalimentos, la cúrcuma y el jengibre”, concluye la healthcoach.


Porque tú eres lo más importante… Estetic.es

Escribir un comentario