TRATAMIENTOS

Lifting japonés, la alternativa manual más zen para rejuvenecer el rostro

Este masaje es una alternativa natural no agresiva que estimula intensa y profundamente la musculatura.

Con este masaje facial lucirás un rostro de escándalo (Foto. Estetic)
Con este masaje facial lucirás un rostro de escándalo (Foto. Estetic)

time 2 min

17.09.2020 - 12:00

El universo beauty asiático vuelve a estar en auge como refugio de los momentos tan convulsos que vivimos. Un boom muy merecido por los múltiples beneficios que siempre aporta a la belleza y a la salud.

En el Centro Assari, fieles impulsores de muchas técnicas niponas, han trabajado en el desarrollo del lifting japonés, una terapia neurosensorial que combina un tratamiento facial estético con un tratamiento terapéutico que logra tonificar, tensar, estirar, aportar luminosidad, rejuvenecer y mejorar el estado físico, químico y anímico del cuerpo.

En el Centro Assari para realizar el lifting japonés aúnan la reflexología facial o digitopuntura con técnicas de masaje facial japonés, un ritual intenso que desbloquea toda la musculatura de la cabeza, el cuello y la nuca.

Como cualquier protocolo de belleza, se comienza con una higiene facial para eliminar células muertas y conseguir que la piel esté más receptiva durante el tratamiento

¿Cuáles son sus beneficios? Proporciona un ''efecto lifting'' inmediato; redefine el contorno; atenúa las arrugas y reduce las líneas de expresión; eleva los pómulos; reduce la flacidez de la piel y estimula la producción de colágeno y elastina; oxigena los tejidos; aporta luminosidad en el rostro; incrementa la circulación sanguínea; libera la articulación témpora-mandibular mejorando los problemas de bruxismo; es indoloro, muy relajante y se dirige tanto a mujeres como hombres; eleva la musculatura del rostro de forma natural; y descontractura profundamente los músculos faciales.

¿Qué protocolo se sigue? Como cualquier protocolo de belleza, se comienza con una higiene facial para eliminar células muertas y conseguir que la piel esté más receptiva durante el tratamiento.

Con la piel limpia y preparada comienza el masaje con una estimulación de puntos específicos de acupuntura del rostro, técnica que consigue relajar la musculatura, drenar líquidos y activar la circulación

Se combinan diferentes técnicas de masaje enérgico dirigidas a descontracturar, a restaurar volúmenes, a tensar las zonas donde hay flacidez y elevar pómulos.

Para finalizar, se aplica una mascarilla adaptada a las necesidades del cliente y se deja actuar mientras se realiza un masaje craneal que ayude al paciente a relajarse y a terminar la sesión con una extra de calma y relajación.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto