CUIDADO DE LA PIEL

El protocolo perfecto para una piel limpia, sana y rejuvenecida

JetPeel es una ducha de oxígeno muy sofisticada porque exfolia, hidrata y rejuvenece la piel de forma no invasiva.

El tratamiento ideal para una piel impecable (Foto. Estetic)
El tratamiento ideal para una piel impecable (Foto. Estetic)

time 1 min

20.01.2020 - 12:00

Para obtener una piel limpia, sana y totalmente rejuvenecida existe un protocolo ideal: JetPeel.

''Se trata de uno de los protocolos más demandados por sus resultados inmediatos y porque la piel comienza a ser mucho más receptiva a principios activos de forma inmediata'', apunta Paz Torralba, directora de los centros The Beauty Concept.

Pero, ¿qué es? Es una ducha de oxígeno muy sofisticada porque exfolia, hidrata y rejuvenece la piel de forma no invasiva, ofreciendo resultados sobresalientes en una sola sesión y efecto acumulativo antiedad en un protocolo de varias sesiones.

Para obtener una piel limpia, sana y totalmente rejuvenecida existe un protocolo ideal: JetPeel

Además, está recomendado para veganos porque se trata de un tratamiento con oxígeno puro que se distribuye por el rostro donde se le incorporan sueros e ingredientes activos naturales como el aloe barbadensis, plata, algas, vitaminas, agua salina y ácido hialurónico que, de forma personalizada, se combinan para conseguir resultados específicos, que van desde un drenaje linfático a través de exfoliación hasta la terapia subdérmica sin aguja.

Las hojas del aloe vera contienen propiedades diferentes, dependiendo de la parte de la planta de la que se hable. El gel de aloe vera es el más utilizado en cosméticos y se extrae de la pulpa de la parte interna de las hojas. El gel puro de aloe vera reduce la picazón y tiene propiedades refrescantes, antiinflamatorias y, además, mantiene la hidratación de la piel. Tiene un potencial muy bajo de irritación y, por ello, no suele ser un problema para pieles sensibles e irritadas.

El funcionamiento de JetPeel es muy sencillo. Este toma agua o solución salina y la acelera utilizando aire a presión o hidrosolubles, elevándola a velocidades supersónicas. Con una pieza de mano especial, rompe el líquido acelerado en microgotas, cuya energía cinética exfolia suavemente y sin dolor la capa externa de la epidermis. El chorro estira la piel en el punto de contacto, causando barophoresis, lo que significa que los micro-canales en la epidermis permiten la hidratación y la limpieza de la piel. Todo ello sin necesidad de agujas y sin dolor y tan natural como el agua y el aire.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto