EJERCICIO FÍSICO

Claves para montar en bicicleta sin dañar el suelo pélvico

Montar en bicicleta es uno de los ejercicios más completos, con ventajas como la elevada quema de calorías o la tonificación muscular.

Mujer en una bicicleta (Foto. Freepik)
Mujer en una bicicleta (Foto. Freepik)

time 2 min

06.08.2021 - 12:00

Montar en bicicleta es uno de los ejercicios más completos, con ventajas como la elevada quema de calorías o la tonificación muscular. Sin embargo, el ciclismo tiene entre sus inconvenientes, el debilitamiento del suelo pélvico.

Intimina, compañía que ofrece la primera gama dedicada a cuidar todos los aspectos de la salud íntima femenina, comparte 5 claves para practicar ciclismo sin dañar el suelo pélvico.

1. Comienza tu rutina de forma gradual. Si nunca has practicado ciclismo, empieza con entrenamientos sencillos y evitando un trabajo intenso de piernas. Asimismo, si tienes problemas abdominales, lo mejor es empezar con una bicicleta estática. 

Si acabas de dar a luz es importante esperar dos meses, pues la musculatura pélvica estará débil. Por otro lado, tras una intervención quirúrgica en la zona perineal es aconsejable evitar montar en bicicleta hasta que los músculos se hayan recuperado por completo.

2. Evitar los terrenos escarpados. Los terrenos escarpados, con mucho cambio en el relieve, pueden provocar un alto impacto en el suelo pélvico. Por ello, lo ideal es, siempre que sea posible, escoger los terrenos más planos y lisos o ligeramente ondulados.

Montar en bicicleta es uno de los ejercicios más completos, con ventajas como la elevada quema de calorías o la tonificación muscular​

3. Pedalear sentado. Al pedalear de pie, la presión a la que sometemos al suelo pélvico es mayor. Por esta razón, lo mejor es evitar pedalear en esta postura de forma prolongada. Pedaleando sentados mantenemos el suelo pélvico en firme.

4. Cuida tu postura. Lo mejor es mantener una postura erguida para reducir el dolor de espalda y cuello.Para ello, es importante elegir una bicicleta con un manillar más alto. Asimismo, las piernas no deben estar ni completamente rectas ni muy dobladas, sino flexionadas ligeramente.

5. Entrena tu suelo pélvico. Para evitar posibles molestias y mantener el suelo pélvico tonificado, una buena opción es compaginar el ciclismo o los paseos en bicicleta con los ejercicios de Kegel, que consisten en contraer los músculos del suelo pélvico hacia arriba y hacia adentro durante unos segundos. A pesar de ser sencillos, se pueden conseguir los máximos beneficios si se practican con ejercitadores, como es el caso del KegelSmart de Intimina. Se trata de un dispositivo innovador que cuenta con un programa guiado de ejercicios por vibración que indica cuándo se debe contraer y relajar los músculos.

Otra alternativa es la Rutina de Kegel Laselle de Intimina. Cuenta con tres esferas de distintos pesos (28g, 38g y 48g) que proporcionan la cantidad adecuada de resistencia para mejorar la fuerza del suelo pélvico y asegurar que se está realizando la técnica correcta.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto