SALUD CAPILAR

Trasplante de cejas, la fórmula definitiva para recuperar la expresión facial

El microtrasplante de cejas es un eficaz tratamiento para la corrección de calvas puntuales o la ausencia total de pelo en esta parte del rostro.

El trasplante de cejas es un procedimiento que presenta una serie de particularidades que merece la pena tener en cuenta (Foto. Freepik)
El trasplante de cejas es un procedimiento que presenta una serie de particularidades que merece la pena tener en cuenta (Foto. Freepik)

time 2 min

03.11.2019 - 22:00

El avance de los trasplantes capilares en el cuero cabelludo ha permitido conocer las posibilidades que esta tecnología ofrece dentro de la medicina, entre ellas su aplicación a otras zonas del cuerpo, como pueden ser las cejas. Así, el microtrasplante de cejas es un eficaz tratamiento para la corrección de calvas puntuales o la ausencia total de pelo en esta parte del rostro. Se trata de una solución definitiva para recuperar la forma natural del pelo del área supraorbitaria.

Sin embargo, antes de realizar un trasplante de cejas, es necesario realizar una valoración previa para determinar cuál es el motivo de la pérdida del pelo. Entre las causas más habituales se encuentran las enfermedades como la alopecia. También, las cicatrices y la quimioterapia en muchas ocasiones modifican el crecimiento del pelo, así como algunas manías como la tricotilomanía o tendencia a arrancarse los pelos. Por último, la tracción o tensión que provocan los accesorios que estiran demasiado el cabello (como las pinzas de depilar) pueden provocar su caída a largo plazo.

En este sentido, el trasplante de cejas es un procedimiento que presenta una serie de particularidades que merece la pena tener en cuenta, como el ángulo de implantación de las unidades foliculares o el número de pelos que tiene que tener cada unidad folicular, que debe ser de uno o dos pelos por unidad.

El avance de los trasplantes capilares en el cuero cabelludo ha permitido conocer las posibilidades que esta tecnología ofrece dentro de la medicina

''El número exacto de unidades foliculares se determina en la consulta y de forma previa a la realización de la intervención, ya que cada persona tiene las cejas de forma diferente y de distinto grosor'', comenta Carlos Portinha Chief Clinical Officer (CCO) del Grupo Insparya.

La operación es muy similar al proceso que se realiza en los trasplantes del cuero cabelludo, rasurando una zona muy pequeña de la parte posterior de la cabeza, que será el área donante. El tiempo estimado de este trasplante en Insparya es de 3 a 4 horas y media. Durante el procedimiento se administra localmente un volumen de anestesia, en gran parte constituido por suero fisiológico, lo que causa un edema. En términos generales, este edema va disminuyendo hasta desaparecer completamente entre 5 y 10 días después de la intervención.

La recuperación varía según el rigor con el que se cumplan las recomendaciones del equipo clínico, que se ajustarán a cada condición clínica y dependerán también de los hábitos alimenticios y de ingestión de líquidos de cada paciente.

No obstante, el doctor Portinha avisa que ''tras la operación es normal que los primeros pelos crezcan desorganizados'', pero en este punto, para lograr la dirección deseada, recomienda a los pacientes aplicar un poco de cera las veces que fueran necesarias. Los ciclos de renovación traerán, a lo largo del tiempo, pelos con características cada vez más propias de una ceja. Se debe, además, cortar periódicamente el pelo de las cejas, dejándolo entre unos 8 y 10 mm de largo, de forma que tengan un aspecto y formas naturales.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto