PANDEMIA DEL SARS-COV-2

¿Se puede predecir la gravedad de la Covid-19?

Investigadores de la UPM lideran un piloto en saliva como mas de 2200 diagnósticos que valida un nuevo método para el diagnóstico precoz del COVID.

Micrografía electrónica coloreada que muestra una célula invadida por el SARS-CoV-2 (en naranja), obtenida de muestras de un paciente con Covid-19 (Foto: ISCIII)
Micrografía electrónica coloreada que muestra una célula invadida por el SARS-CoV-2 (en naranja), obtenida de muestras de un paciente con Covid-19 (Foto: ISCIII)

time 3 min

Redacción SaluDigital Redacción SaluDigital

06.03.2021 - 00:30

'COVID 19: Una clase magistral de ciencia y tecnología'. Ese fue el título de la lección magistral que impartieron los  investigadores Araceli Díaz Perales, del Centro de Biotecnología y Genómica de Plantas de la UPM; y Miguel Holgado Bolaños, del Centro de Tecnología Biomédica de la UPM en el acto de conmemoración de la festividad de Santo Tomás de Aquino. En ella, ambos pusieron en valor el trabajo realizado durante estos meses en sus grupos de investigación para desarrollar sistemas de diagnóstico de COVID-19, resaltando además la “dificultad que conlleva y dejando constancia de la importancia de la transferencia de la investigación”.

Pese a que los resultados del trabajo están aún en fase de publicación, los investigadores avanzaron algunos datos sobre los mismos. Gracias a la unión del CTB y el CBGP, al Instituto de Investigacion Sanitaria del Hospital Clínico (IDISSC) y al apoyo de la empresa de base tecnológica BIOD, los investigadores de la UPM, han realizado hasta la fecha más de 2.200 diagnósticos en saliva y más de 650 diagnósticos en sangre. Su trabajo arroja interesantes conclusiones sobre la evolución de la enfermedad y su detección precoz,  pone de manifiesto que “cuando eres grave da igual la edad que tengas”.

"La primera tarea era desarrollar la proteína recombinante, o la parte del virus, que posteriormente íbamos a inmovilizar en los KITs de diagnóstico"

Además, durante su ensayo clínico, los investigadores de la UPM descubrieron que un “20% de los donantes sanos de sangre de finales de febrero de 2020 habían pasado o estaban pasando la enfermedad siendo asintomáticos”, y “que había pacientes que aunque pasen la enfermedad parece que no generaban anticuerpos”, explicó Miguel Holgado.

Los investigadores comenzaron a trabajar en el desarrollo de un kit de diagnóstico. "La primera tarea era desarrollar la proteína recombinante, o la parte del virus, que posteriormente íbamos a inmovilizar en los KITs de diagnóstico. Para este primer proyecto fue necesario pasar el primer Comité de Ética de Investigación Clínica y acceder a muestras de pacientes positivos en COVID19. En el mes de abril ya se producía proteína vírica y se podían empezar a utilizar técnicas diagnósticas de laboratorio como ELISA

RESULTADOS PROMETEDORES

En mayo de 2020, la UPM  disponía ya de los primeros KITs de diagnóstico COVID19 capaces de ser utilizados para predecir la gravedad consistentes en una tecnología de diagnóstico escalable, de bajo coste y con la capacidad de poder cribar a un gran número de pacientes, y para testarlo,  los investigadores debían manipular muestras de suero de pacientes que habían pasado el COVID19.“Afortunadamente el CTB dispone de un laboratorio de Nivel de Contingencia Biológica Clase 2, donde tras informar a la Universidad y al Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, y seguir sus indicaciones, obtuvimos el permiso para realizar el ensayo clínico”, comentó Holgado.

Para desarrollar su estudio, los equipos de Holgado y Díaz, analizaron un total de 130 muestras del Biobanco del Hospital Clínico a las que  realizaron mediciones de  los títulos de anticuerpos específicos al SARS-COV-2 (IgGs, IgMs e IgAs) así como marcadores inflamatorios (Ferritina y Proteína C Reactiva). El ensayo clínico supuso la realización de 650 diagnósticos en verano, un total de 3250 determinaciones.

Micrografía electrónica de barrido coloreada de una célula apoptótica (rosa) muy infectada con partículas del virus SARS-CoV-2 (verde), aislada de una muestra de un paciente (Foto. National Institute of Allergy and Infectious Diseases/EP)

Los resultados son prometedores. “Descubrimos que con un simple diagnóstico podemos predecir la gravedad y que esta se relaciona con la cantidad de anticuerpos y la ferritina como marcador inflamatorio. “Puede ser un gran avance a la hora de generar una herramienta que ayude a los facultativos médicos”, subrayó Holgado en su intervención.

Junto a ello, con el objetivo de validar un test en saliva como diagnóstico precoz de la enfermedad, en octubre se comenzó un proyecto piloto de investigación, voluntario experimental y no vinculante para detección precoz, vigilancia y control de COVID-19. Así, explica Holgado, en “noviembre teníamos los primeros datos y en el mes de diciembre de 2020 terminamos, con unos excelentes resultados para validar la tecnología”.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto