Así funciona el hospital más digitalizado de España

El Hospital de Denia, en Alicante, es uno de los cuatro centros de toda Europa que cuenta con la máxima clasificación Emram, en reconocimiento a su grado de digitalización.

Así funciona el hospital más digitalizado de España
Así funciona el hospital más digitalizado de España

time 4 min

23.07.2016 - 00:00

En el Hospital de Denia, Alicante, el uso de sistemas digitales está lejos de ser una excusa para sacar pecho y que sus directivos vendan la “adaptación a los nuevos tiempos”. En este hospital, por el contrario, la tecnología digital aporta valor al proceso clínico. Es decir, que revierte, de alguna manera, en la salud de los pacientes.

Un caso ilustrativo del nivel de digitalización alcanzado en este centro, considerado el más digitalizado de España, es el proceso que se utiliza para ordenar, por ejemplo, la dispensación de un medicamento a un paciente.

Los profesionales de la Enfermería portan un dispositivo que lee el código de barras integrado en la pulsera del paciente, con todos sus datos clínicos y los medicamentos que ha de administrarle
Un proceso que se inicia cuando el médico incluye la orden de dispensación en su historia clínica digital. Desde este momento, el software ya asesora al médico, alertándole de si el paciente es alérgico al fármaco en cuestión o de si la combinación con otros medicamentos que toma puede ser perjudicial para el mismo. Una vez enviada la orden, el servicio de Farmacia vuelve a validar la orden de forma digital, atendiendo protocolos establecidos por el centro.


El siguiente paso es llevar el fármaco al paciente. Algo que realiza un profesional de Enfermería, a través de un carrito de medicación con un ordenador incorporado y un lector de código de barras. Una vez junto a la cama del paciente, sólo ha de capturar el código de barras incorporado en una pulsera que porta el propio paciente. Ello permite al profesional identificar, a través del sistema digital, si se trata de la persona adecuada, la indicación del fármaco (y la dosis) exacto que ha de dispensarle e incluso si es la hora indicada para administrárselo.

MÁXIMO NIVEL EMRAM

“En muchos hospitales hay sistemas muy avanzados pero los profesionales no están comprometidos en su uso. La diferencia en Denia es que se usan efectivamente y están incorporados a todos los servicios del hospital”
“En muchos hospitales hay sistemas muy avanzados pero los profesionales no están comprometidos en su uso. La diferencia en Denia es que se usan efectivamente y están incorporados a todos los servicios del hospital”, explica a SaluDigital.es Edmundo Ramírez, miembro de HIMSS Analytics, una asociación que otorga una clasificación (llamada Emram) a los hospitales en función de su nivel de digitalización. Dentro de ella, el Hospital de Denia es el único de España (sólo hay otros tres en toda Europa) que cuenta con la máxima clasificación posible, el nivel siete sobre siete.

Junto a la implicación de los profesionales y el circuito cerrado de medicación, otro de los principales requisitos para alcanzar este nivel diferenciador es la existencia de un sistema de apoyo a la toma de decisiones clínicas.
“Cuando el médico incluye los datos del paciente que va a diagnosticar, el sistema ya le ayuda, le da algunos consejos. Por ejemplo, si tiene una determinada temperatura, el sistema le puede alertar de que puede ser una posible patología u otra. Esto es muy importante”, señala Ramírez.

Todo ello es posible gracias a la perfecta integración en todo el hospital de la historia clínica digital. “Esto es algo clave. Nosotros abrimos el hospital sin prácticamente ningún tipo de papel, usando ya uno de los proveedores tecnológicos más avanzados de Estados Unidos. De esta forma, todos los procesos relacionados con el paciente están incluidos en la historia clínica”, indica Vicent Moncho, director de Sistemas y Tecnologías de la Información del Hospital, en declaraciones a SaluDigital.

Así, por ejemplo, si un médico de Medicina Interna tiene a un paciente que se complica y lo llevan a la UCI, este médico puede ver, detalladamente, todo lo que le hacen en el otro servicio, desde la medicación que le administran, las pruebas que le hacen o los parámetros vitales del mismo, puesto que todo queda registrado en su historia.

De hecho, el sistema tiene la capacidad incluso de avisar al médico de cabecera del paciente cuando éste reciba el alta hospitalaria, toda una muestra de integración digital del proceso asistencial.


FACILIDAD PARA EL PROFESIONAL

En Urgencias los médicos pueden ver en su ordenador todos los pacientes asignados, su gravedad, así como el tiempo que lleva esperando para ser atendido
Otro ejemplo de la complejidad tecnológica de este centro se da en sus Urgencias. En este servicio, el médico puede ver, desde su ordenador, el número de pacientes que tiene asignado, la gravedad y prioridad de los mismos (según han marcado las enfermeras previamente en el triaje), así como el tiempo que lleva esperando, alertando además cuando el paciente lleva más tiempo del recomendado esperando. “Todo ello, a su vez, nos ayuda a mejorar la gestión, porque la recopilación de estos datos nos sirve luego para analizar los tiempos medios de espera para las distintas situaciones sanitarias”, añade Vicent.

Pero no todo queda en un apoyo al profesional durante su atención al paciente, puesto que la digitalización de los procesos en este hospital redunda directamente en el aspecto laboral de los sanitarios. “Todas los cuadrantes de guardias o la organización de los quirófanos se realiza de manera digital. Pero no sólo eso, sino que los médicos pueden acceder a la historia clínica del paciente, por ejemplo, desde su casa, evitando estar más tiempo en su trabajo si tiene que revisar las características de un paciente al que va a operar, o tener que pasar por el hospital cuando tiene una guardia localizada y tiene que ir a ver a un paciente”, explica el portavoz tecnológico del hospital.


Pese a todo, en Denia, el hospital más digitalizado de toda España, el papel sigue existiendo, puesto que hay documentos y procedimientos que, legalmente, requieren dar al paciente una copia en papel. “La mayor parte del papel que se usa es para los consentimientos informados, porque el paciente tiene derecho a tenerlo en papel, y además porque no todos tienen firma electrónica para poder aceptarlos digitalmente”, afirma Vicent Moncho que, no obstante, asegura que tanto los documentos en papel que llegan como los que salen del hospital, son automáticamente escaneados y digitalizados por un servicio especializado.

El papel por tanto, siempre va a existir incluso en los hospitales más avanzados pero, como señala Vicent, “lo importante no es reducirlo al máximo, sino lograr que su sustitución por lo digital sea realmente útil, aporte valor, al día a día de los pacientes y de los profesionales del hospital”.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)