Softwares y plataformas virtuales, los “comecocos” de la incomunicación médico-paciente

Para que haya comunicación entre un emisor y un receptor es necesario un código común, que en el caso de la relación médico-paciente va más allá del propio idioma. Las TIC pueden convertirse en un auténtico “comecocos” de las principales interferencias que dificultan el empoderamiento del paciente.

Softwares y plataformas virtuales, los “comecocos” de la incomunicación médico-paciente

time 4 min

08.04.2017 - 00:04

Para que haya comunicación entre un emisor y un receptor es necesario un código común, que en el caso de la relación médico-paciente, va más allá del propio idioma. Influyen más factores como la terminología. En ocasiones, los pacientes salen de consulta sin haber entendido correctamente la explicación del médico sobre su diagnóstico. Y es que a veces los médicos no sólo "escriben para ellos", sino que también se expresan del mismo modo.

En esta primera barrera entre la comunicación médico-paciente, la tecnología puede jugar un papel importante para derribar los muros de la incomunicación. Los sistemas informáticos de decodificación y las nuevas plataformas digitales pueden prevenir posibles interferencias.

El Hospital Italiano de Buenos Aires utiliza un software informático contra el uso de siglas en los historiales clínicos de los pacientes para evitar la opacidad lingüística
En algunos centros internacionales, como el Hospital Italiano de Buenos Aires, llevan tiempo utilizando la tecnología para mejorar la comunicación entre el médico y el paciente. Tal y como explicaba el doctor Daniel Roberto Luna, médico de este centro e ingeniero informático, en el workshop organizado por la Universidad Pompeu Fabra, sobre "TIC, terminología y salud", disponen de softwares que facilitan los términos utilizados por los médicos a la hora de escribir el historial clínico del paciente. Por ejemplo, controlan la opacidad del uso de las siglas. “Cuando el médico escribe una sigla en el historial del paciente, de manera automática el programa le muestra el término correspondiente. De esta manera, facilita el trabajo al facultativo, a la vez que mejora la comprensión de la lectura del historial al paciente”, explica para SaluDigital, Rosa Estopà, profesora de la UPF y miembro del grupo de investigación del Instituto Universitario de Lingüística Aplicada.


RECURSOS DIGITALES QUE HACEN LA PRÁCTICA CLÍNICA MÁS CERCANA

Además de los softwares informáticos que pueden utilizarse en hospitales y centros sanitarios para mejorar la comprensión del paciente sobre su enfermedad, las plataformas virtuales comienzan a posicionarse como una alternativa de primera línea para mejorar la comunicación médico-paciente y paciente-paciente.

En ocasiones, cuando una persona sale de consulta comienza a procesar todo el contenido de información que el médico le ha dado en la visita y se encuentra con un mar de dudas sobre el diagnóstico recibido. El miedo a preguntar en consulta “por no caer de tonto ante el médico”, el creer entender lo que nos han dicho inicialmente, el bloqueo mental ante el diagnóstico, entre otros muchos factores, dificultan de tal manera la comunicación de calidad entre médico y paciente, que el paciente se ve empujado hacia el abismo del doctor Google. Como consecuencia, una mala comunicación médico-paciente, sea por el factor que sea, puede llevar a este último a no entender qué le está pasando y, por tanto, a tener un papel pasivo y temeroso ante su enfermedad.

¿Cuál podría ser una solución? Los expertos insisten cada vez más en la importancia de que el profesional sanitario comience a prescribir aplicaciones móviles, webs, plataformas digitales, etcétera. Y, de esta manera, acabar con las dudas, inseguridades y desinformación.

JUNTOS nace con el reto de acercar la información médico-sanitaria a la familia de pacientes con enfermedades raras y aportar soluciones
En esta línea nace el Proyecto RecerCaixa JUNTOS. Esta iniciativa parte de un problema concreto, según explica Estopà, “el hecho de que las interferencias lingüísticas y cognitivas de los textos generados por profesionales y asociaciones destinados a pacientes y familias impiden su asimilación”. Así que en el contexto de las enfermedades raras, el proyecto se plantea el reto de acercar la información médico-sanitaria a la familia y, al mismo tiempo, aportar soluciones. ¿Cómo? Mediante un protocolo de recomendaciones para los profesionales y las asociaciones, y una app con información adecuada para las familias afectadas.

Otra plataforma que surge para ayudar a las pacientes en tratamiento de cáncer de mama desde su domicilio es Xemio. Esta app ofrece un doble servicio: por un lado social, ya que genera un entorno virtual de debate y apoyo, con noticias de actualidad, y por otro lado, esta herramienta proporciona información y sencillas instrucciones para identificar y actuar frente a la aparición de efectos adversos, que se podrán guardar para la visita médica, y para proporcionar datos para poder realizar investigación.


MAPA DE POSICIONAMIENTO DE ENFERMEDADES RARAS

Diseasemap es otro de los proyectos presentado en el workshop organizada por la UPF. Sus creadores son dos pacientes que, con el objetivo de ayudar a personas que estén pasando por lo mismo que ellos, crearon un mapa de posicionamiento de ER. En su página web, cualquier persona interesada puede saber qué otras personas en el mundo tienen la misma enfermedad que él. También ofrece información sobre los centros que tratan esas enfermedades y qué profesionales están especializados. Tal y como explican sus creadores, “conectamos a personas que están pasando una etapa de su vida complicada con el objetivo de ayudarlas a encontrar un camino por el cual poder mejorar sus vidas. Juntamos en un mapa a todas las personas y organizaciones, cuyo objetivo es ayudar a pacientes con enfermedades crónicas, poco frecuentes y otros síndromes y condiciones”.


El desarrollo de plataformas digitales y sistemas informáticos centrados en los binomios médico-paciente o paciente-paciente crece día a día de manera rápida. La demanda de este tipo de aplicaciones avistan un horizonte más que prometedor, donde el denominador común es ponerse al servicio de la comunicación con y entre las personas que sufren una enfermedad. El objetivo: el empoderamiento del paciente.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario