Menú
AVANCES TECNOLÓGICOS

Un nuevo parche flexible monitoriza y trata el corazón de un paciente mientras late

Investigadores de la Universidad de Houston (Estados Unidos) han desarrollado un parche epicárdico flexible que puede monitorizar la función cardíaca e incluso administrar tratamientos, como ablación térmica y estimulación cardíaca.

Representación del parche (Foto. Universidad de Houston)
Representación del parche (Foto. Universidad de Houston)

time 2 min

10.11.2020 - 00:00

Investigadores de la Universidad de Houston (Estados Unidos) han desarrollado un parche epicárdico flexible que puede monitorizar la función cardíaca e incluso administrar tratamientos, como ablación térmica y estimulación cardíaca. El dispositivo puede recolectar energía directamente del movimiento del corazón que late y su flexibilidad se traduce en una buena adaptación a la superficie epicárdica, lo que le permite monitorizar el corazón en varios lugares simultáneamente.

En la actualidad, los dispositivos implantables que se utilizan para controlar y tratar el corazón, como los marcapasos, constan en gran medida de componentes rígidos, lo que significa que no se combinan bien con el músculo cardíaco en movimiento. Se han desarrollado alternativas blandas, pero hasta la fecha no han sido lo suficientemente sofisticadas como para recopilar numerosos tipos de datos cardíacos.

"El dispositivo marca la primera vez que la bioelectrónica se ha desarrollado basándose en materiales electrónicos totalmente gomosos que son compatibles con el tejido cardíaco"

Este último desarrollo tiene como objetivo cambiar esto. "El dispositivo marca la primera vez que la bioelectrónica se ha desarrollado basándose en materiales electrónicos totalmente gomosos que son compatibles con el tejido cardíaco, lo que permite que el dispositivo resuelva las limitaciones de los implantes cardíacos anteriores, que están hechos principalmente de materiales electrónicos rígidos", ha expresado Cunjiang Yu, investigador involucrado en el estudio.

Dado que el dispositivo es flexible, es menos probable que dañe el músculo cardíaco mientras late y puede hacer un contacto cercano con la superficie epicárdica en un área amplia, lo que permite una recopilación de datos más precisa y completa. El parche puede recopilar una amplia variedad de datos médicamente relevantes, incluida la actividad electrofisiológica, la temperatura y la tensión.

"Nuestro parche epicárdico gomoso es capaz de realizar mapas de ECG multiplexados, detección de tensión y temperatura, estimulación eléctrica, ablación térmica y funciones de recolección de energía"

Sorprendentemente, también puede realizar intervenciones terapéuticas en forma de ablación térmica y estimulación cardíaca, y puede recolectar energía del movimiento del corazón, lo que potencialmente significa que es posible que no necesite una fuente de alimentación externa.  

“A diferencia de la bioelectrónica que se basa principalmente en materiales rígidos con estructuras mecánicas que se pueden estirar a nivel macroscópico, la construcción de bioelectrónica a partir de materiales con módulos que coincidan con los de los tejidos biológicos sugiere una ruta prometedora hacia la bioelectrónica y biosensores de próxima generación que no tienen interfaz suave para el corazón y otros órganos", ha añadido Yu. "Nuestro parche epicárdico gomoso es capaz de realizar mapas de ECG multiplexados, detección de tensión y temperatura, estimulación eléctrica, ablación térmica y funciones de recolección de energía".

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto