UNOS 2.000 PACIENTES EN MONITORIZACIÓN

Vall d'Hebron estrena una Unidad de Arritmias para más diagnósticos y tratamientos innovadores

La nueva Unidad de Arritmias cuenta con dos laboratorios de electrofisiología con tecnología punta

Imagen de la nueva Unidad de Arritmias del Hospital Vall d`Hebron (Foto. Vall d'Hebron)
Imagen de la nueva Unidad de Arritmias del Hospital Vall d`Hebron (Foto. Vall d'Hebron)

time 3 min

15.12.2021 - 17:30

El Hospital Universitari Vall d’Hebron ha puesto en marcha una nueva Unidad de Arritmias con el objetivo de atender a las miles de personas que sufren un trastorno de ritmo cardíaco. Un proceso en el que el corazón se salta o añade un latido por error. “Una arritmia es una alteración del ritmo cardíaco. Hay arritmias peligrosas y otras que no comportan riesgo vital, pero que pueden ser sintomáticas y afectar la calidad de vida”, señala la Dra. Nuria Rivas, jefa de la Unidad del Vall d'Hebron.

La nueva unidad cuenta con dos salas de electrofisiología en vez de una. Ahí, "realizamos procedimientos invasivos, como estudios de conducción para el manejo del paciente con síncope, ablaciones cardíacas o implantación de dispositivos como marcapasos y desfibriladores. Gracias a la tecnología actual, los electrofisiólogos pueden hacer diagnóstico y tratamiento en una misma sesión”, explica la doctora.

Cada quirófano puede atender entre dos y tres pacientes cada día. “Este salto permite atender a más pacientes en un momento en que epidemiológicamente hay un aumento de las arritmias, entre otras cosas, porque la esperanza de vida crece y el envejecimiento de la población se asocia a factores de riesgo cardiovascular, como la hipertensión o la diabetes. También porque mejora la esperanza de vida de los y las pacientes con cardiopatías, gracias a tratamientos quirúrgicos y percutáneos, así como la supervivencia de personas que han sufrido un infarto y que con el tiempo pueden desarrollar una arritmia”, describe la Dra. Nuria Rivas.

Estas instalaciones cuentan con tecnología punta que se adapta a los dos tipos de arritmias existentes: la bradicardia, cuando el ritmo es demasiado lento, y la taquicardia, cuando es demasiado rápido. Las taquicardias se pueden tratar introduciendo un catéter en el corazón y quemando el punto donde se produce el error en la señal eléctrica. Para ello la Unidad de Arritmia cuenta con aparatos de rayo X de mínima radiación y navegación 3D.

“Actualmente, por monitorización remota seguimos a cerca de 2.000 pacientes", explica Gabi Pascual

“De este modo, podemos evaluar el sistema eléctrico y detectar un error. En caso de taquicardia, la reconstrucción en tres dimensiones de las cavidades cardíacas y su activación eléctrica permite crear mapas de colores del voltaje y la secuencia de activación eléctrica. Esto facilita las ablaciones, es decir, quemar con precisión el punto donde se genera la arritmia”, explica el Dr. Ferran Rosés, coordinador clínico de Cardiología Pediátrica y experto en el diagnóstico y tratamiento de arritmias durante la edad pediátrica.

En cuanto a la bradicardias se puede tratar con la implantación de marcapasos, que se atienden en las salas de seguimiento de dispositivos cardíacos implantables. Ahí también se atiende a pacientes portadores de Holters subcutáneos de larga duración que pueden ayudar en el diagnóstico del síncope de origen desconocido. También se puede hacer el seguimiento por monitorización mediante un transmisor que dejan en la casa del paciente. “Actualmente, por monitorización remota seguimos a cerca de 2.000 pacientes. El equipo de enfermería valora las diferentes transmisiones de forma diaria. Si ante una alerta se tiene que hacer una actuación, se comenta con el equipo médico y, si se considera necesario, se cita al o la paciente. El objetivo es siempre tratar de adelantarnos a cualquier incidente”, explica Gabi Pascual, enfermero de la Unidad de Arritmias.

Otra de las áreas existentes en la nueva unidad es una sala de procedimientos mínimamente invasivos donde se realizan pruebas de provocación farmacológica, que pueden ser útiles para desenmascarar patrones de arritmias que podrían pasar desapercibidas y a veces pueden llegar a ser muy graves, y realizan pruebas Holter de monitorizaicón remota durante unos tres años. “Actualmente, por monitorización remota seguimos a cerca de 2.000 pacientes permite hacer un registro del electrocardiograma de forma continua.

En la Unidad se atiende tanto a adultos como a niños. Se calcula que una arritmia se puede dar hasta 200.000 veces al día en bebés. “Los niños se visitan en el Hospital Infantil, pero en la Unidad de Arritmias hacemos diagnósticos y tratamientos”, explica el Dr. Ferran Rosés. Dentro del compromiso de construir un hospital amable, la nueva unidad cuenta con pantallas recreativas y música para que los y las pacientes se relajen antes, durante o después de una intervención. “Tenemos una unidad altamente especializada, pero muy humana”, concluye el Dr. Ferran Rosés.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto