HASTA EL 7 DE FEBRERO

Navarra cierra el interior de la hostelería y limita los espacios privados a convivientes

Las medidas estarán en vigor entre el sábado 23 de enero y el próximo 7 de febrero. Por su parte, se mantiene el toque de queda entre las 23:00 y las 6:00 horas.

La presidenta de Navarra, María Chivite (Foto. Gobierno de Navarra)
La presidenta de Navarra, María Chivite (Foto. Gobierno de Navarra)

time 3 min

19.01.2021 - 20:00

El Gobierno de Navarra ha decidido cerrar a partir del sábado el interior de los establecimientos de la hostelería y limitar los espacios privados, como la vivienda, a la unidad convivencial.

El portavoz del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha afirmado en rueda de prensa que la evolución de la pandemia "no está siendo positiva ni en términos de contagios, por el incremento que hemos tenido de la incidencia, ni tampoco en el porcentaje de positividad, y aunque la presión asistencial en los hospitales todavía es estable, estamos recibiendo en los últimos día un incremento sustancial de los ingresos".

Remírez ha explicado que "fruto de ello y ante la voluntad de anticiparnos a la evolución del virus, para evitar que nos encontremos en situaciones más complicadas", el Ejecutivo ha decidido adoptar las nuevas medidas restrictivas que entrarán en vigor el próximo sábado por medio de un decreto foral de la presidenta y de una orden foral de la consejera de Salud. Las medidas se aprobarán hasta el 7 de febrero y podrán ser modificadas o prorrogadas en función de la evolución de la situación epidemiológica.

Los espacios privados, como la vivienda, quedan limitados a la unidad convivencial, con excepciones por ejemplo en el caso de personas que vivan solas y dependientes

En la hostelería, se cierra el interior de los establecimientos y se mantienen abiertas las terrazas con el horario hasta ahora vigente, es decir, hasta las 21 horas (también se podrán hacer pedidos a domicilio hasta las 22.30 horas).

Quedan excluidos del cierre los comedores de hoteles y otro tipo de alojamientos, que podrán servir comidas únicamente a las personas que se encuentren alojadas en su establecimiento, siempre que se cumplan las medidas sanitarias y con un máximo de 6 personas por mesa. También quedan excluidos los servicios de centros sanitarios, socio-sanitarios, comedores escolares y universitarios, comedores de empresa, y los servicios de comedor de carácter social.

Con carácter excepcional, se podrá autorizar la apertura de los interiores de los establecimientos cuyos clientes sean trabajadores que realicen labores de transporte, tanto de viajeros como de mercancías, y que los establecimientos se encuentren ubicados en estaciones de servicio o carretera (fuera del núcleo urbano y en las principales carreteras de Navarra), que tengan parking para más de cinco camiones tráiler y que den servicios de comidas o cenas.

Los espacios privados, como la vivienda, quedan limitados a la unidad convivencial, con excepciones por ejemplo en el caso de personas que vivan solas y dependientes. Además, se mantiene el toque de queda entre las 23 y las 6 horas.

163 PACIENTES INGRESADOS

Según los datos que ha ofrecido la consejera de Salud, Santos Induráin, actualmente hay 163 pacientes ingresados en los hospitales navarros, 16 de ellos en UCI, dos más que ayer, y "la tendencia ya se insinúa de forma clara". La semana pasada, el total de ingresos fue de 71, frente a los 59 de la anterior, y las defunciones se incrementaron de 7 a 15.

La incidencia acumulada de casos de Covid-19 en los últimos 14 días es de 385 en Navarra, aunque se sitúa por debajo de la media estatal (689), pero está "en continuo crecimiento y en un nivel de riesgo muy alto", en palabras de Induráin.

La consejera de Salud ha advertido de que la cepa inglesa del Covid-19 ya está en Navarra y se sospecha que ya tiene transmisión comunitaria

Además, la consejera ha advertido de que la cepa inglesa del Covid-19 ya está en Navarra y se sospecha que ya tiene transmisión comunitaria.

Santos Induráin ha afirmado que las nuevas medidas "tratan de ser quirúrgicas y lo más efectivas posibles, y son intervenciones selectivas, dimensionadas e intensivas en cuanto a su duración, ya que aspiramos a que se prolonguen solo lo necesario para volver a doblegar una curva de contagios que está en clara tendencia al alza en las últimas cuatro semanas". "El objetivo es marcar un punto de inflexión en dos o tres semanas en la curva y volver a una situación más sostenible y doblegar esta evolución", ha señalado.

La consejera ha apuntado que "es cierto que Navarra está menos mal que otras Comunidades y que otros países, pero en octubre estuvimos mucho peor y aprendimos de ello, está experiencia previa nos ha enseñado la importancia de poner el acento en la necesidad de anticiparse al virus". De hecho, ha valorado que ya en Navidad el Gobierno foral decidió suprimir en Nochevieja y Año Nuevo la flexibilización de las restricciones que se había adoptado para Nochebuena y Navidad.

Ahora, ante las nuevas limitaciones, Santos Induráin ha afirmado que "nos cuesta tomar estas medidas, sabiendo del enorme impacto personal, familiar y económico de estas decisiones". "Hemos tomado medidas quirúrgicas, muy selectivas, en los dos sectores en los que vemos que claramente se ha producido el aumento de transmisión", ha señalado.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto