Menú
Puntuación total de 107,0767

Daniel Gómez, nº1 del FIR: “Había preguntas extremadamente difíciles y otras muy básicas”

Este vigués de 24 años tiene claro que continuará su formación en el ámbito de la Farmacia Hospitalaria aunque todavía no se ha decantado por ningún hospital.

Daniel ha conseguido un total de 164 respuestas correctas y 11 fallos con un baremo de 9,73 y una puntuación total de 107,0767 en el FIR (Foto. Daniel Gómez)
Daniel ha conseguido un total de 164 respuestas correctas y 11 fallos con un baremo de 9,73 y una puntuación total de 107,0767 en el FIR (Foto. Daniel Gómez)

time 5 min

21.02.2020 - 17:45

Daniel Gómez Costas, vigués de 24 años, trabaja actualmente como cooperante en un hospital ubicado en el norte de Uganda (África). Estudió Farmacia en la Universidad de Santiago y el pasado 25 de enero se presentó al examen FIR (Farmacéutico Interno Residente). Una prueba en la que han participado 1.430 aspirantes para una oferta en la convocatoria 2019-2020 de 271 plazas. Daniel ha conseguido un total de 164 respuestas correctas y 11 fallos, lo que se traduce en una baremo de 9,73 y una puntuación total de 107,0767. Ha sido el número uno.

“Siento satisfacción. Sabía que había hecho un buen examen pero desconocía qué posición exacta iba a tener y me sorprendió”, comienza explicando Daniel en la entrevista concedida a ConSalud.es.

Recibió la noticia desempeñando su labor en un hospital de Uganda. “Comenzaron a llegarme felicitaciones y no sabía muy bien el motivo. Me pilló de sorpresa y, después de ver el mensaje de un amigo, revisé los datos del Ministerio”, recuerda con una sensación de satisfacción ante los “meses de duro esfuerzo en los que a veces estás bajo de ánimo y te planteas si tanto sacrificio merece la pena. Al final sientes que sí valió la pena tanto esfuerzo”.

Pero hasta llegar a este punto y conseguir posicionarse como el número uno del FIR, Daniel ha tenido que recorrer un largo camino. “El FIR lo empecé a preparar en junio porque al acabar la carrera estuve seis meses en un hospital en Camerún”, regresando a España en el mes de abril. “Estaba un poco oxidado por haber desconectado un tiempo de los estudios como tal y empecé con calma a ver cosas y leer los apuntes”.

“El FIR lo empecé a preparar en junio porque al acabar la carrera estuve seis meses en un hospital en Camerún”

En julio Daniel inició la preparación con la academia GoFIR de forma presencial en Santiago. “Estuve allí tres meses y luego los otros tres meses los hice en mi casa en Vigo. A partir de ahí ya no tenía clases y dedicaba la jornada completa a estudiar. Prácticamente el 100% del día lo dedicas a estudiar y se hace muy duro. Especialmente desde finales de noviembre”.

Daniel recalca a lo largo de la entrevista el esfuerzo que requiere la preparación del FIR así como la dedicación que exige. Avanzamos y llegamos al momento crítico para el que se ha estado preparando durante meses: el 25 de enero.

“El examen global quizás me pareció un poco más sencillo que otros años anteriores. Eché en falta más preguntas de dificultad intermedia que permitieran demostrar niveles de profundidad más grandes en conocimientos o que pudieran diferenciar un poco más”.

"Eché en falta más preguntas de dificultad intermedia que permitieran demostrar niveles de profundidad más grandes en conocimientos o que pudieran diferenciar un poco más"

“Había preguntas extremadamente difíciles y otras muy básicas para todo lo que estudiamos. Algunas, incluso demasiado básicas. Eché un poco en falta un modelo de preguntas más diferenciador e intermedio”, expresa calibrando si este modelo de examen basado en extremos es el resultado de la reducción del número de preguntas en la prueba.

Daniel Gómez

FARMACIA HOSPITALARIA, LA ELECCIÓN DE DANIEL

Una vez superado el examen y con la euforia aún presente de haber conseguido alzarse como el número uno del FIR, Daniel comienza a plantearse los siguientes pasos en su carrera con una nota que le abre múltiples puertas a su futuro profesional.

“Ahora estoy en un hospital en Uganda hasta el día 23. Me tendré que poner a ver hospitales porque tengo claro que voy a hacer Farmacia Hospitalaria de especialidad pero no tengo claro el hospital”.

“Estuve seis meses en el Hospital Clínico de Santiago con un servicio muy bueno y que funcionaba muy bien y al que tengo mucho cariño. Fue el que me hizo ver que la Farmacia Hospitalaria era lo que quería hacer una vez acabada la carrera”.

“Tengo que buscar ahora un hospital que pueda satisfacer lo que me gusta, una Farmacia más clínica que esté integrada en los equipos multidisciplinares, participe, tenga formación continua, muy del estilo de Santiago pero no sé si allí o en otro sitio”.

Entre las cavilaciones sobre su futuro comparte sus ganas de continuar aprendiendo durante los próximos cuatro años “aprovechándolos al máximo continuando con mi formación”.

"Me gusta una Farmacia más clínica que esté integrada en los equipos multidisciplinares, participe, tenga formación continua, muy del estilo de Santiago pero no sé si allí o en otro sitio"

Con la mirada puesta en el futuro más allá del FIR, expresa que lo que más le gusta es el mundo de los PROA (Programas de Optimización de Uso de Antimicrobianos), las infecciosas o los antibióticos. “Si es posible me gustaría tirar por ahí pero nunca se sabe”.

“En Farmacia es difícil saber si vas a especializarte en algo concreto o dónde te vas a tener que especializar más una vez acabada la propia especialidad de Farmacia Hospitalaria. No me gustaría dejar de lado la formación en la Medicina Tropical porque quiero continuar, el tiempo que vaya pudiendo, con las labores de voluntariado y por eso me gustaría seguir formándome, ya sea vía máster o cursos en todo el tema de Medicina y Farmacia Tropical”.

LOS CONSEJOR PARA FUTUROS FIR

“Animo a los aspirantes FIR a que hagan este esfuerzo tan grande que supone sacar la plaza, y más si tienen vocación por la Farmacia Hospitalaria o Clínica, más que como una salida cualquiera”.

"No vale la pena ir por probar por si suena la flauta porque la gente va muy preparada"

Un consejo que recalca debido a la dureza y “los sacrificios que supone”. “En los momentos en los que estés bajo de ánimos tiene que gustarte mucho la meta que vas a alcanzar. Hay que dedicarse al 100% a ello. No es mucho tiempo, seis o siete meses que se hacen largos pero hay muy pocas veces que puedas presentarte a una ‘oposición’ de una forma tan intensa”.

Destaca la importancia de contar con “cosas en las que apoyarte” durante esos meses de preparación. “Ya sea momentos puntuales que te ayuden a seguir como tomar algo los viernes por la tarde todos juntos al salir de clase. Cuando estaba en casa noté mucho el apoyo de mis padres y de mi pareja. A veces, cuando las cosas se ponen más feas, necesitas alguien que tire de ti”.

“Es un examen en el que te juegas todo en un solo momento. A veces no sale siempre a la primera. Yo animo a la gente a que si ve que no le sale a la primera, si de verdad es su vocación, que no se desanimen y se vuelva a intentar dedicando el 100%. No vale la pena ir por probar por si suena la flauta porque la gente va muy preparada. Una vez que lo haces y sale bien, se compensa todo el esfuerzo y comienza una nueva etapa”, concluye la entrevista destacando la importancia que tiene la Farmacia Hospitalaria “y tenemos que luchar porque así sea”.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto