CUIDADO DE LA PIEL

Acné: nueve claves para su cuidado en verano, tras el confinamiento

No debe limpiarse ni exfoliarse en exceso, porque al hacerlo estamos aumentando aún más la inflamación y la irritación.

El acné está siendo frecuente durante la cuarentena (Foto. Freepik)
El acné está siendo frecuente durante la cuarentena (Foto. Freepik)

time 4 min

21.07.2020 - 22:00

La aparición de granitos o brotes esporádicos de acné puede conducir a una disminución de la autoestima y, aunque es una condición natural de la piel y en parte ligada a las hormonas, sigue siendo un misterio y hay muchas preguntas que siguen sin respuesta.

Durante el confinamiento, hemos sido testigos de muchos brotes inusuales de acné y ahora que tenemos más libertad de movimiento, podemos reunirnos con familiares y amigos y, muchos de nosotros volveremos poco a poco al lugar de trabajo. Serán en estos momentos cuando se pongan las cartas sobre la mesa, sin posibilidad de esconder los indeseados granitos, por lo que ha llegado el momento mejorar de nuestro cuidado facial.

Marcela Argandoña, Skin Expert de FOREO, nos da las claves para comprender cómo podemos adoptar una atención correcta y efectiva para combatir el acné:

1 - Limpieza facial adecuada y respetuosa

Utiliza productos que respeten la piel y que se adapten a tus necesidades específicas. No debe limpiarse ni exfoliarse en exceso, porque al hacerlo estamos aumentando aún más la inflamación y la irritación, lo que contribuye a crear condiciones favorables para la aparición del acné. “No obstante, es importante limpiar la piel de manera suave al menos dos veces al día, por la mañana y por la noche, y especialmente antes y después de practicar deporte y para retirarnos los filtros solares tan importantes en verano”, explica Marcela.

Es muy importante que la rutina de limpieza y tratamiento incluya cuidados específicos para esta afección de la piel

LUNA mini 3 nos ayudará a conseguir una piel impecable en tan solo 30 segundos con su modo ‘glow’. Aunque su limpieza es suave y muy respetuosa, en caso de acné moderado o de presentar pápulas o pústulas, es recomendable interrumpir su uso hasta que mejoremos y/o consultar con nuestro dermatólogo”, añade.

2 - Atención a la rutina cosmética

Marcela Argandoña señala los cuatro factores esenciales que conducen a la aparición de acné: “inflamación, poros obstruidos, proliferación excesiva de la bacteria (Cutibacterium Acnes) y / o exceso de sebo. Por eso es tan importante que la rutina de limpieza y tratamiento incluya cuidados específicos para esta afección de la piel, como retinoides, peróxido de benzoilo, reguladores activos del sebo, antiinflamatorios, entre otros”.

3 - La tecnología como el mejor amigo de la piel

La tecnobelleza se consolida como nuestro mejor aliado de belleza y, en concreto para el acné, la fototerapia a base de luces LED. Si presentamos brotes recurrentes de acné ESPADA de FOREO será nuestro dispositivo estrella, ya que nos ayudará a aplicar el espectro de luz azul de manera fácil y localizada en la zona afectada.

Argandoña explica que “la fototerapia con luz LED azul de ESPADA activa un fotosensibilizador endógeno presente en la bacteria (porfirina), que destruye de forma selectiva la bacteria Cutibacterium Acnes. Está aprobado por la FDA y es un tratamiento localizado, rápido e indoloro, que combina la tecnología de luz LED con pulsaciones sónico-transdérmicas durante 30 segundos en la zona afectada de manera efectiva.  Si queremos ir un paso más allá hacia el tratamiento facial y disfrutar de los beneficios anti-edad de otras luces LED, los nuevos dispositivos de mascarillas inteligentes UFO 2 y UFO mini 2 serán ideales para lucir una piel radiante”, añade.

4 - Visita al dermatólogo

Debe ser un especialista quien evalúe el tipo y el grado de acné, así como su origen. Y, con esta información clara, hacer un análisis detallado de la piel y complementar con medicación específica en caso de ser necesario. La prescripción y recomendaciones de este especialista son las más importantes y deben seguirse y adoptarse dentro de nuestro estilo de vida.

5 - No te toques la cara

Evitar la tentación de tocar el granito es esencial, no solo para no activar más la inflamación, sino para potenciar su propagación. ¡Lo ideal es mantenerse alejado de los espejos!

6 - Cambia la funda de almohada con frecuencia

Nuestro rostro está en contacto permanente con nuestra almohada durante aproximadamente 8 horas al día, lo que puede hacer que las fundas de almohada se conviertan en un lugar perfecto para la acumulación de bacterias. Por lo tanto, es recomendable cambiar las fundas de almohada con frecuencia. Esto es extrapolable a las toallas que usamos para secarnos la cara, ya que tienden a acumular altos niveles de suciedad en entornos húmedos (¡el clima que más disfrutan las bacterias!).

7 - Paciencia y perseverancia

El ciclo del acné dura aproximadamente de 6 a 8 semanas por lo que, para evaluar la efectividad de cualquier tratamiento, es necesario esperar este período de tiempo. La Skin Expert dice que "prevenir el acné y la inflamación de los tejidos siempre es más efectivo y agradecido que esperar a que desaparezca por completo. Por lo tanto, la regularidad y constancia en el cuidado de la piel antes y después de que se produzca la inflamación es muy importante".

8 - Cambia tus hábitos

Dormir 8 horas al día, practicar meditación, ejercicio físico y actividades que nos hacen sentir bien, puede ser el remedio para muchos más males de los que creemos. El confinamiento ha demostrado con creces que existe un vínculo estrecho entre nuestro estado emocional y nuestra piel. Con los niveles de estrés que hemos experimentado en los últimos meses, ha habido un aumento exponencial en la aparición de brotes de acné y para evitar los efectos nocivos de esta realidad en nuestra salud mental y física, es fundamental que hagamos todo lo que esté en nuestra mano para reducir la ansiedad.

9 - ¡Cuidado con el sol!

Ahora que las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina, la fotoprotección es más importante que nunca, pero también lo es evitar la hiperpigmentación postinflamatoria o HPI (post-acné). Argandoña recomienda "recurrir a filtros solares que tengan SPF 50+ contra los rayos UVB, pero también con protección con mayor longitud de onda que nos proteja frente a los UVA. Estos son especialmente dañinos porque penetra en las capas más profundas de la piel, dañando nuestras células de manera irreversible y, además, empeorando el HPI. Lo ideal para el acné es usar productos específicos y libres de aceite para el rostro, ya que la mayoría de las formulaciones corporales diseñadas para resistir el agua y el sudor pueden provocar que se nos obstruyan los poros y empeoren nuestras lesiones durante el verano".

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto