SALUD CAPILAR

La solución para un cabello apagado, seco y sin fuerza

El equipo artístico de Llongueras te propone un tratamiento de nutrición que no te llevará más de 40 minutos y que podrás hacer con productos y materiales que ya tienes.

Descubre cómo lucir un cabello de infarto (Foto. Freepik)
Descubre cómo lucir un cabello de infarto (Foto. Freepik)

time 2 min

12.05.2020 - 22:00

¿Notas el cabello apagado, seco y sin fuerza? Si la respuesta es sí, toma nota, porque el equipo artístico de Llongueras te propone la mejor solución para hacerlo desde casa. Hablamos de un tratamiento de nutrición que no te llevará más de 40 minutos y que podrás hacer con productos y materiales que ya tienes. Di adiós al pelo recogido, ahora solo querrás presumir de melena.

Para hacerlo solo necesitas: mascarilla nutritiva (que tengamos en casa), aceite capilar reparador, un pincel, un peine de fibra de carbono, papel de aluminio, una plancha (herramienta de styling) y un sérum.

PASOS A SEGUIR

1. Prepara la mezcla. Para ello necesitarás una mascarilla nutritiva y un aceite reparador. El equipo artístico de Llongueras recomienda el aceite de argán, ya que aporta una gran cantidad de ácidos grasos al cabello que permiten mantenerlo nutrido e hidratado. Respecto a las cantidades de la mezcla, estas dependerán del largo del cabello: para cabellos cortos y medios utiliza dos cucharadas de mascarilla y un spray de aceite; y para cabellos largos utiliza tres cucharadas de mascarilla y dos sprays de aceite. Una vez tengas todos los ingredientes, mézclalos bien hasta conseguir una mezcla homogénea.

El equipo artístico de Llongueras te propone un tratamiento de nutrición que no te llevará más de 40 minutos y que podrás hacer con productos y materiales que ya tienes

2. Cabello limpio y mojado. Aplica el producto sobre el cabello ya lavado y húmedo. Para ello divide la melena en dos, y recoge toda la mitad superior en un moño en la zona alta de la cabeza. El resto del cabello de la parte superior, divídelo en cinco secciones. Coge uno de los cinco mechones, apóyalo sobre la palma de la mano en vertical, y con ayuda de un pincel aplica la mezcla de medios a puntas.

3. Peine de fibra de carbono. Una vez aplicado el producto, con un peine de fibra de carbono cepilla el mechón hasta desenredar el cabello por completo. Este tipo de peines no generan electricidad estática y evitan que el cabello se encrespe.

4. Papel de aluminio. A continuación, coge un trozo de papel de aluminio y coloca el mechón en el centro. Primero dobla un lado y luego el otro, hasta que el mechón esté totalmente cubierto. Con los dedos en forma de pinza, pásalos por encima del papel para fijar el producto.

5. Mismo proceso. Repite el proceso en cada uno de los cinco mechones de la parte inferior del cabello. En la parte superior, haz la misma división, cinco mechones, y repite el proceso con cada uno de ellos.

6. Herramienta de calor. Cuando hayas aplicado la mezcla y envuelto en papel de aluminio los diez mechones, coge una plancha, y a una temperatura de 185 grados, pásala poco a poco por cada uno de los mechones. Hazlo a pequeños toques de tres segundos, empezando por las raíces y terminando por las puntas. El calor de la plancha permitirá que la cutícula se abra y penetre mejor el producto.

7. Deja actuar el producto. Cuando hayas terminado con la plancha, deja actuar el producto durante 20 o 30 minutos. Pasado este tiempo, retira el papel de aluminio y aclara el cabello con abundante agua tibia.

8. Toque final. Una vez aclarado el cabello, aplica un sérum en medios y puntas; esto le dará a tu pelo una dosis extra de hidratación. Finalmente, deja secar el cabello al aire.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto