TRATAMIENTOS

Injerto de cejas: la alternativa más viable frente al tatuaje

Actualmente, lucir unas cejas pobladas y definidas se ha convertido casi en una necesidad entre el sector de la estética.

Cuidado de cejas (Foto. Freepik)
Cuidado de cejas (Foto. Freepik)

time 3 min

29.05.2021 - 22:00

Actualmente, lucir unas cejas pobladas y definidas se ha convertido casi en una necesidad entre el sector de la estética, ya que esta parte de nuestro rostro se encarga de ofrecernos un resultado armónico y natural, resaltar nuestra belleza e, incluso, puede llegar a modificar nuestra expresión facial.

Por ello, debido al gran impacto en la autoestima que supone tener alopecia en las cejas y perder expresividad en esta parte del rostro, cada más surgen más tratamientos para solucionarlo como es el caso del injerto capilar o el tatuaje de cejas. Sin embargo, estas dos técnicas obtienen resultados muy diferentes. Los especialistas de la clínica de medicina capilar MC360 explican las diferencias existentes entre ambas y las ventajas que ofrece el injerto de cejas frente al tatuaje.

El tatuaje de cejas con tinta es una técnica de pigmentación de cejas que consiste en utilizar una aguja fina, con la que se realizarán pequeños cortes en la piel y, posteriormente, se depositarán pigmentos dentro de cada incisión. Este era un recurso muy habitual para intentar solucionar los problemas de densidad en esta área, sobre todo, en aquellas mujeres que sufren alopecia por algún tipo de enfermedad, por la ingesta de determinados medicamentos o por presentar una depilación excesiva en esta parte de la cara.

Actualmente, lucir unas cejas pobladas y definidas se ha convertido casi en una necesidad entre el sector de la estética

''A pesar de que esta opción es muy frecuente, el injerto de cejas ha irrumpido con fuerza dentro del sector de la belleza posicionándose como una gran alternativa a esta técnica, especialmente, por los resultados naturales que ofrece'', subraya la doctora Cristina Chacón, experta en medicina capilar de la clínica MC360.

Así, entre las razones más importantes para optar por el injerto de cejas como la solución definitiva a los problemas de alopecia en esa zona, los especialistas de la clínica de medicina capilar destacan:

1. La durabilidad de esta técnica. A pesar de alzarse como una técnica permanente, el tatuaje de cejas necesita retoques, debido a la pérdida natural de pigmentación del color que se produce con el paso del tiempo. Esto no ocurre con el injerto, ya que en una única sesión se podrá recuperar la densidad pérdida y sus resultados serán permanentes y definitivos.

2. Los resultados naturales que ofrece. La búsqueda de naturalidad, junto a la densidad y al diseño, es uno de los aspectos que más preocupa a los pacientes en la actualidad a la hora de decidirse por un tratamiento o por otro, y el injerto de cejas, por su parte, aporta resultados tangibles a este respecto, al trabajar con vello real y no dibujado. ''El tatuaje de cejas, a pesar de que cumple con el diseño y la definición pactada, ofrece unos resultados más artificiales, al tratarse de una simulación del pelo con tinta'', detallan desde MC360, que recuerdan que ''el injerto de cejas permite implantar pelo real en las zonas calvas de las cejas, obtenido de la zona baja de la nuca''.

3. Posibilidad de personalizar las cejas tras la intervención. El diseño realizado con el tatuaje de cejas es permanente, por lo que, tras optar por esta técnica, será imposible realizar futuras modificaciones o cambiar la forma de las cejas, sin necesidad de recurrir a otro tatuaje o, incluso, al láser para eliminar el diseño previo. No obstante, mediante el injerto capilar se repoblarán las cejas con el propio pelo del paciente, y éstas se podrán personalizar o maquillar, siguiendo las indicaciones médicas pertinentes.

4. Garantía del tratamiento. El injerto de cejas únicamente se llevará a cabo en clínicas de medicina capilar de la mano de profesionales especializados, mientras que el tatuaje de cejas suele realizarse, en la mayoría de los casos, en centros de estética en los que, en ocasiones, no se exige titulación previa.

5. Uso de anestesia local. El paciente que se somete a un injerto se encuentra monitorizado y supervisado por especialistas del sector, que aplicarán anestesia local para evitar molestias o dolor durante la intervención. En el tatuaje de cejas, por otro lado, no harán uso de la misma, por lo que se convertirá en un proceso más doloroso que, además, podría estar sujeto a posibles reacciones alérgicas o patologías dermatológicas.

''Por último, es muy importante destacar la valoración y el diagnóstico previo que se le realizará al paciente para conocer el motivo de las calvas o la razón o patología por la que experimenta pérdida de densidad en las cejas, lo que nos permitirá saber si es apto para injertarse pelo en esa zona y que consigan una cejas tupidas y definidas de una forma no invasiva'', concluye la doctora Chacón.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto