Menú
ENTREVISTA CONSALUD.ES

"La desnutrición es un factor de mal pronóstico en la evolución de la infección por Covid-19"

Javier Escalada, presidente de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN).

Javier Escalada, presidente de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) (Foto. CUN)
Javier Escalada, presidente de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) (Foto. CUN)

time 6 min

15.11.2020 - 00:00

El doctor Javier Escalada, director del departamento de Endocrinología y Nutrición de la Clínica Universidad de Navarra (CUN), ha sido nombrado nuevo presidente de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) en el marco del 61 Congreso que la sociedad científica ha celebrado de manera virtual del 14 al 17 de octubre, sustituyendo en el cargo a la Dra. Irene Bretón, de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Gregorio Marañón.

El Dr. Escalada es MIR en hospital Ramón y Cajal (Madrid), adjunto de Endocrinología y Nutrición del hospital Santiago Apóstol (Vitoria) y hospital clínico universitario Lozano Blesa (Zaragoza), y desde 2007 en Clínica Universidad de Navarra, donde es el director del departamento de Endocrinología y nutrición desde el año 2018.

También ha sido vocal de la junta directiva de la SEEN y editor jefe asociado de la revista Endocrinología, Diabetes y Nutrición.

De su trayectoria profesional destaca su dedicación preferencial al estudio y tratamiento de la Diabetes Mellitus y patologías asociadas (nefropatía diabética, riesgo cardiovascular, hígado graso, etc.). Entre sus logros científicos, tiene 54 publicaciones en revistas indexadas, 3 capítulos de libros, más de 100 aportaciones a Congresos, además de 7 proyectos en I+D+i.

¿Cómo de importante es cuidar la alimentación para nuestra salud?

Una correcta alimentación es fundamental para nuestra salud. Desgraciadamente, tenemos numerosos ejemplos de las consecuencias que conlleva una alimentación no saludable, empezando por la obesidad, enfermedad crónica asociada a un sinfín de patologías metabólicas, daño articular, riesgo cardiovascular, riesgo de cáncer, etc.

En el otro extremo, conocemos las consecuencias de la desnutrición, y de la obesidad sarcopénica. La reciente pandemia COVID ha demostrado la importancia de evitar estas situaciones de malnutrición. La obesidad, y la desnutrición, están asociadas a evoluciones más graves.

"La obesidad, y la desnutrición, están asociadas a evoluciones más graves de la COVID-19"

El estrés, Internet y las nuevas tecnologías, los horarios, el sedentarismo… Todo parece impactar en nuestros hábitos alimenticios. ¿Qué se está haciendo mal?

El ritmo frenético de nuestra sociedad nos lleva a todas esas situaciones. Algunas de ellas, aparentemente buenas, como el acceso a Internet, las nuevas tecnologías... Pero incluso éstas, nos roban horas de actividad física, de desconexión, de descanso adecuado. La sociedad premia la competitividad y actualmente estamos viviendo el precio a pagar por las nuevas tecnologías.

Las teleconferencias se están convirtiendo en un intruso que invade nuestras vidas, con reuniones casi continuas en cualquier momento del día. Todo ello, lleva a situaciones de estrés y de inadecuado descanso nocturno. En definitiva, caldos de cultivo para enfermedades metabólicas y cardiovasculares.

Javier Escalada interior¿El tratamiento nutricional en la COVID-19 tiene importancia para la progresión y evolución de la enfermedad?

Como antes he comentado, la desnutrición es un factor de mal pronóstico en la evolución de la infección por COVID. Por tanto, un adecuado abordaje nutricional tiene gran importancia para cambiar la evolución de la infección y conseguir un desenlace favorable. De ahí la importancia de los especialistas en Endocrinología y Nutrición en los equipos COVID hospitalarios.

La pandemia está poniendo en jaque al sistema sanitario. ¿Cómo ha impactado en su especialidad?

Nuestra especialidad no se ha librado de esta crisis sanitaria, como no podía ser de otra forma. En primer lugar, los servicios de Endocrinología y Nutrición se han visto mermados por la incorporación de nuestros especialistas a los equipos COVID, no tanto para actuar como endocrinólogos, sino como médicos contra el COVID.

Esto ha supuesto una merma en la atención de los pacientes “no COVID”, en nuestro caso, los pacientes con obesidad, diabetes, patología tiroidea, y otras patologías endocrinológicas que siguen necesitando nuestra atención.

¿De qué forma han atendido las consultas y qué daños o efectos ha tenido la covid-19? ¿Se han tenido que reinventar?

La situación que acabo de definir ha supuesto anulaciones en consultas y revisiones de patologías que en la primera ola COVID se etiquetaron de “no prioritarias”, y esto ha ocasionado una bolsa enorme de pacientes que tras el control inicial de la pandemia hemos tenido que solucionar.

Ya durante la primera ola se empezó a recurrir a otras formas de monitorización de nuestros pacientes, haciendo que la telemedicina se haya desarrollado a marchas forzadas. Pues bien, en el momento actual, a pesar de que vamos recuperando las visitas presenciales (en unos sitios más que en otros), la telemedicina ha demostrado ser muy útil para determinados perfiles de pacientes o determinados actos médicos.

De hecho, desde la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición  se ha elaborado un documento de teleconsulta, para aclarar los requisitos y condiciones de este tipo de consultas. Esta sociedad defiende que este modelo de teleconsulta cuente con los medios técnicos suficientes que permitan un adecuado y seguro manejo de datos, en el contexto de un plan asistencial integrado y con la validación por parte de los pacientes.

En nuestra especialidad, pacientes con patologías crónicas (diabetes, obesidad, patologías tiroideas, alteraciones hormonales) se benefician claramente de un control intensivo que muchas veces es difícil hacer de forma presencial por su alta prevalencia y la limitación de espacios físicos.

¿Qué logros destacaría de la SEEN en este 2020?

En este difícil y extraño año, nuestra sociedad ha demostrado su capacidad de amoldarse a situaciones extremas, puesto que esa telemedicina a la que he hecho mención no nos era extraña para la mayoría de nosotros, puesto que los hospitales de día de diabetes, elemento clave en el seguimiento de los pacientes con diabetes, ya llevaban trabajando con esta herramienta en mayor o menor grado. En este sentido, creemos que hemos cubierto dignamente el seguimiento de nuestros pacientes más vulnerables.

"Hemos cubierto dignamente el seguimiento de nuestros pacientes más vulnerables"

Por otra parte, hemos tenido que afrontar la organización de un congreso, habitualmente presencial, en formato virtual. La reorganización del programa, la incertidumbre de las conexiones, el reto de mantener el atractivo para nuestros socios (y no socios), han supuesto una situación nueva para todos nosotros, que creemos hemos solventado con éxito.

¿Qué avances terapéuticos en el plano de la Endocrinología destacaría?

Los avances más destacados creo que vienen del lado metabólico de nuestra especialidad, concretamente de fármacos contra la obesidad y la diabetes. En el caso de la obesidad, destacaría el desarrollo de los agonistas del receptor de GLP-1 con nuevas moléculas de esta fértil familia, con mayor potencia en el aspecto de pérdida ponderal (semaglutida es el último de ellos).

En el caso de la diabetes, el principal avance radica en el uso de antidiabéticos con funciones de protección cardiovascular y renal, destacando en este caso los inhibidores de SGLT-2 y los mismos agonistas del receptor de GLP-1 que antes he comentado.

¿Cuál es el horizonte que persigue la sociedad científica para estos próximos años?

Los especialistas de Endocrinología y Nutrición deberemos afrontar y liderar en los próximos años importantes retos derivados de la prevalencia creciente de problemas de salud propios de nuestra especialidad y de la mayor tecnificación de los procesos diagnósticos y terapéuticos.

Para reflexionar sobre ello y establecer las líneas de trabajo de la SEEN en los próximos años, hace ya un tiempo nació un documento de reflexión estratégica, el Documento de Alcalá de Henares, con la reflexión estratégica de la SEEN sobre el futuro de la especialidad en el periodo 2018-2022.

Los aspectos más relevantes tienen que ver con el posicionamiento de los endocrinólogos como profesionales de referencia, y de la SEEN como sociedad científica y profesional referente, para cualquier patología relacionada con la endocrinología y la nutrición.

También nos interesa la aparición de nuevas tecnologías y la incorporación de técnicas de diagnóstico molecular, así como fortalecer la relación con las asociaciones de pacientes, al fin y al cabo, nuestra razón de existir. Y, aunque hay más aspectos interesantes en el citado documento, destacaría nuestro deseo de impulsar acciones para incrementar la captación de fondos para formación e investigación.

¿En qué proyectos de futuro están embarcados?

La SEEN, como sociedad activa que es, tiene múltiples retos a la vista. Además de seguir trabajando en aspectos relacionados con la infección por COVID-19 (recomendaciones, proyectos de investigación, mejoría de la telemedicina,…), tenemos otros muchos aspectos relacionados con todo lo que es no COVID.

Entre ellos, proyectos relacionados con relaciones con sociedades científicas latinoamericanas, proyectos docentes (relación con la universidad), proyectos de investigación y gestión de datos (big data, inteligencia artificial), etc.                                                                                                            

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto