Menú

“Queremos que el farmacéutico de hospital deje de ser ese gran desconocido para los pacientes"

Miguel Ángel Calleja, presidente de la SEFH

“Queremos que el farmacéutico de hospital deje de ser ese gran desconocido para los pacientes"
“Queremos que el farmacéutico de hospital deje de ser ese gran desconocido para los pacientes"

time 5 min

12.09.2016 - 00:00

La Farmacia Hospitalaria tiene un papel fundamental en el sistema sanitario actual. En ConSalud.es analizamos con el presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, Miguel Ángel Calleja, los principales retos que se plantean para, en última instancia, favorecer la sostenibilidad del sistema en beneficio de los pacientes. La comunicación con los mismos, la investigación farmacológica y su importancia en determinadas áreas como la de la Oncología, o las impresiones de este especialista durante su primer año al frente de la sociedad científica, son algunos de los temas que se abarcan en esta entrevista.

A punto de cumplirse un año desde que fuera nombrado presidente de la SEFH, ¿qué balance hace al respecto?

El balance de este primer año es muy positivo. Se han abiertos nuevas líneas de trabajo colaborativo con diversas sociedades científicas como la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria, la Sociedad Española de Oncología Médica o la Sociedad Española de Oftalmología, con convenios específicos, proyectos concretos, y también con algunas sociedades internacionales como la Sociedad Americana de Farmacia Hospitalaria y la europea.

"Estamos también trabajando en la línea de mejorar también la formación de los farmacéuticos mediante estancias en otros centros internacionales"
Todo esto nos permite estar en red con profesionales de otros países o bien de otras especialidades, lo que nos ayuda a ver los proyectos de forma multidisciplinar y mucho más completa. Por otro lado, también hemos iniciado algunos proyectos formativos muy interesantes en el ámbito de la súper-especialización del farmacéutico, que hace que nuestros equipos se especialicen en áreas terapéuticas concretas y que la aportación al paciente sea mayor.

Estamos también trabajando en la línea de mejorar también la formación de los farmacéuticos mediante estancias en otros centros internacionales con becas específicas que hemos convocado por primera vez este año. Hemos creado la dirección de innovación tratando de potenciar todo lo que es la aplicabilidad y puesta en la vida real de investigaciones y de innovaciones que se hacen en los servicios de farmacia con la idea de mejorar también la patentabilidad y la propiedad intelectual de determinados productos y, sobre todo, la aplicabilidad en el resto de centros. Por último, hemos iniciado un plan de comunicación para hacer que el farmacéutico de hospital deje de ser ese gran desconocido para los pacientes y los ciudadanos en general y pueda conocer todos los servicios que podemos darle, así como que pueda exigirnos que se lo demos debidamente.

Todo ello se ha complementado con lo realizado en etapas anteriores.

Hemos seguido proyectos muy interesantes que ya había en años anteriores, como es el proyecto Mapex, que lo estamos potenciando mediante el desarrollo de las líneas estratégicas del mismo y también estamos trabajando mucho con las asociaciones de pacientes de las diversas enfermedades para las que trabajamos.

Para fomentar el conocimiento que el paciente tiene del farmacéutico hospitalario, ¿es importante la labor conjunta que llevan a cabo con la farmacia comunitaria?

Sí, de hecho teníamos ya firmado un convenio que se hizo durante la presidencia de José Luis Poveda del año pasado con la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria y lo hemos desarrollado con ellos, especialmente en algunos proyectos colaborativos de interés para mejorar el seguimiento de los pacientes.

También hemos hecho creado contactos con el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos y estamos colaborando en un proyecto muy bonito llamado Concilia, que facilita la conciliación del tratamiento al ingreso y al alta de todos los pacientes que vemos en los hospitales colaborando y haciendo partícipe, por supuesto, al farmacéutico comunitario.

¿Qué papel lleva a cabo la farmacia hospitalaria en la investigación de fármacos?

Lleva un papel muy protagonista en el sentido de facilitar que se realicen los ensayos clínicos con nuevos medicamentos que aún no tienen determinadas indicaciones. Seleccionamos los ensayos más adecuados para el centro con la participación del Comité Ético de la investigación; facilitando el reclutamiento de pacientes en los ensayos activos en cada centro; también realizando todo lo que es la dispensación de esos fármacos de ensayos a los pacientes y, en muchos hospitales, cada vez más en la indicación del diseño de nuevos ensayos clínicos, comerciales o no, de forma que se pueda tener un diseño muy adecuado.

Sobre el convenio de colaboración firmado recientemente con la SEOM, ¿qué importancia especial tienen los nuevos fármacos oncológicos?

La innovación en Oncología, gracias a la incorporación de mucha terapia biológica, especialmente terapias dirigidas y personalizadas, hace que el mundo de la innovación en el área oncológica sea prácticamente el 25% o el 30% de todas las innovaciones que recibimos en el hospital.

"Estamos viviendo un momento clave en el sentido de la innovación y de la personalización y con fármacos que aportan muchísima más eficacia, más seguridad"
Además, se trata de una patología donde los fármacos clásicos tienen una toxicidad extraordinariamente elevada, cosa que con la innovación se está paliando, se está reduciendo; pero aún mantenemos la quimioterapia, lo que hace que el movimiento colaborativo y especialmente todo lo relacionado con la trazabilidad en el uso de los fármacos sea muy importante. Una de las líneas estratégicas que hemos firmado se basa en trabajar conjuntamente para mejorar la seguridad en el uso de los medicamentos oncológicos. Otra de ellas es la del apoyo desde farmacia a la realización de los ensayos clínicos y la investigación en Oncología, así como el poder aplicar el beneficio clínico que se ha trabajado en la guía de la ASCO y la ESMO a nivel nacional y el impacto económico que tiene el cáncer en España. Es un documento muy completo, además de preciso. Los oncólogos son profesionales muy completos y ahora, a la vuelta del verano, la idea que tenemos es precisamente ir desarrollando cada una de esas líneas.

¿Vivimos entonces un momento clave en la evolución de tratamientos oncológicos que van hacia la personalización con los fármacos biológicos?

Sin duda estamos viviendo un momento clave en el sentido de la innovación y de la personalización y con fármacos que aportan muchísima más eficacia, más seguridad y, en muchos casos, también mejor conveniencia, tolerabilidad y formas de administración para nuestros pacientes. También tenemos que trabajar conjuntamente para que la incertidumbre de la sostenibilidad no sea una dificultad, sino algo que nos lleve a trabajar juntos para buscar una solución con nuevas fórmulas de gestión.

¿Qué perspectivas de futuro y retos se presentan dentro de la SEFH?

Creo que el mayor reto que la Sociedad tiene en este momento es la incorporación del farmacéutico en todo lo que son los resultados de salud en vida real con los fármacos que usamos en el hospital. Y para mí esto es vital, es importante ya que al farmacéutico se le relaciona con la evaluación, con la gestión. Queremos que se nos relacione también con los resultados de salud.

Y luego por otro lado también tenemos sobre la mesa el nuevo programa de la especialidad que está a punto de definirse, la aplicación del mismo, la acreditación de los centros docentes y la ampliación de esas competencias actuales clásicas de hospital al mundo también de atención primaria.


Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es
Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto