DROGADICCIÓN DURANTE LA PANDEMIA DE COVID-19

Alcohol, tabaco, cannabis y otras drogas: Radiografía de su consumo en la pandemia de Covid-19

Los últimos datos del Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones y el Observatorio Europeo de las Drogas y las Adicciones, revelan el impacto que ha tenido la pandemia y las restricciones sociales en el consumo de drogas y estupefacientes

El tabaco causa mayor gravedad de la Covid-19. (Foto. Unsplash)
El tabaco causa mayor gravedad de la Covid-19. (Foto. Unsplash)

time 4 min

25.11.2020 - 00:00

La pandemia de Covid-19 ha impactado de manera especial en la vida diaria de las personas con adicciones. La crisis sanitaria causada por el coronavirus SARS-CoV-2 ha podido condicionar cambios en las pautas de consumo de sustancias psicoactivas y otras adicciones.

Con el objetivo de conocer este potencial impacto de la pandemia y las medidas implantadas para su control sobre el consumo de sustancias psicoactivas y sus problemas asociados, el Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones ha realizado un seguimiento de esta situación a partir de diferentes fuentes de información. 

La Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas y el Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones han elaborado el informe 'Covid-19, consumo de sustancias psicoactivas y adicciones en España', en el que se lleva a cabo un análisis durante los meses de marzo a junio 2020, en base a diversas fuentes.

En este documento, se citan los resultados de la breve encuesta europea sobre consumo de drogas en el contexto de la pandemia por Covid-19 (Mini-EWSD-COVID-19), realizada por el EMCDDA (Observatorio Europeo de las Drogas y las Adicciones) entre el 8 de abril y el 31 de mayo de 2020 a través de Internet, en el que se concluye que la mayoría de las personas encuestadas que se declaran consumidoras de sustancias psicoactivas ilegales han cesado o han reducido la frecuencia o la cantidad de su consumo (71,9%).

Pese a que hay un descenso generalizado en el consumo de drogas y estuperfaciente, en el caso del cannabis, existe un mayor porcentaje de personas que no han variado su consumo

El 16,3% de ellos no han realizado cambios y tan solo el 11,9% de los consumidores ha aumentado la frecuencia o la cantidad del consumo durante el periodo de confinamiento por Covid-19.

Esta tendencia general de reducción se aprecia para todas las sustancias, aunque, en el caso del cannabis, existe un mayor porcentaje de personas que no han variado su consumo o, incluso, lo han aumentado, posiblemente asociado a la mayor disponibilidad de esta sustancia que, aunque se haya visto reducida durante el periodo de confinamiento, sigue siendo la droga ilegal de mayor disponibilidad. Cabe recordar que el cannabis es la tercera droga en consumo (por detrás del alcohol y el tabaco) y ocupar el primer lugar en consumo entre las sustancias ilegales.

Según señala la Fundación de ayuda contra la drogadicción (FAD), citando datos del Plan Nacional sobre Drogas, una cuarta parte (25,8%) de las personas no ha reducido su consumo durante el confinamiento sino que lo ha aumentado.

La menor disponibilidad para adquirirlas, tener menos oportunidades para consumir drogas o la preocupación por los efectos en la salud, entre las principales razones argumentadas

"En principio, como era lógico se ha percibido un descenso en el consumo durante el confinamiento. Porque hay una menor disponibilidad y mucha menos posibilidad de consumirlas, porque por ejemplo, si eres un adolescente y vives con tus padres, tienes un mayor control, porque estás encerrado en una casa por lo que es más difícil escaparse de este control. Hay que recordar además que la gran mayoría de jóvenes tiene un consumo social, sin vida social, carece de oportunidades", explica la directora general de la Fundación de ayuda contra la drogadicción (FAD), Beatriz Martín Padura.

Las razones apuntadas por las personas encuestadas para reducir el consumo han sido, en primer lugar, la menor disponibilidad para adquirir drogas, que han podido comprar por diversas vías, encontrando dificultades a la hora de recoger lo comprado durante el confinamiento por Covid-19, seguido del hecho de tener menos oportunidades para consumir drogas y la preocupación por los efectos en la salud, siendo minoritarios los motivos económicos. 

COVID-19 Y CONSUMO DE TABACO

La encuesta 'Tabaco, otras formas de consumo y confinamiento', realizada por el Ministerio de Sanidad, en colaboración con el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo y las comunidades autónomas de La Rioja y Murcia a través de la web entre el 4 y el 22 de mayo de 2020, indica que un 6,73% de los fumadores ha dejado el hábito tabáquico y un 5,98% ha reducido su consumo durante el confinamiento.

El 13,56% de los encuestados ha intentado dejar de fumar durante esta etapa, mientras que el 81,52% es consciente del mayor riesgo que tiene consumir tabaco con el agravamiento de los síntomas por Covid-19. La exposición al humo ambiental del tabaco en los hogares durante el confinamiento ha disminuido, con un 61,83% de personas encuestadas que estaban expuestas al humo antes del confinamiento y han dejado de estarlo.

COVID-19 Y CONSUMO DE ALCOHOL

Los resultados de la 'Encuesta web Europea Alcohol y COVID 19', liderada por el equipo del Dr. Jürgen Rehm de la Universidad Politécnica de Dresden (Alemania) y con la colaboración del equipo del Dr. Antoni Gual del Hospital Clínic de Barcelona, indican que la mayoría de las personas encuestadas han reducido el consumo de alcohol o lo han mantenido sin cambios, tanto en relación a la frecuencia de consumo, como al número de bebidas en cada ocasión o a los episodios de consumo intensivo.

Así, el 39,4% declara haber reducido su frecuencia de consumo, el 40,2% ha reducido el número de bebidas en cada ocasión y el 41,9% ha realizado un menor número de episodios de consumo intensivo. Estos resultados son concordantes con lo publicado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación respecto al panel de consumo alimentario durante el periodo de confinamiento por Covid-19 que indica que, aunque la compra de bebidas con contenido alcohólico ha sufrido un aumento durante los meses de marzo y abril, estos incrementos no compensan el descenso de las ventas fuera del hogar.

Las admisiones a tratamiento en la red de atención a drogodependencias del Plan Nacional sobre Drogas han mostrado un notable descenso, que se estima cercano al 70% y para todas las sustancias, aunque ha sido relativamente menor en el caso de los opioides al haber priorizado la atención para tratamiento con sustitutivos opioides y para los consumidores en situación de calle.

Las urgencias relacionadas con el consumo de sustancias psicoactivas también descendieron, aunque de forma más moderada. Este es un análisis preliminar basado en fuentes de datos con ciertas limitaciones, cuyos resultados habrá que contextualizar con los datos que se obtengan de las encuestas anuales y sistemas de información del Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto