Menú
LA NATALIDAD EN ESPAÑA

España y la baja natalidad, la razón de su crisis demográfica

Los últimos datos de natalidad alertan de un problema estructural en la pirámide poblacional española: el número de defunciones supera de forma acuciante al de nacimientos.

Ginecólogo realizando una ecografía a una paciente. (Foto. Rawpixel)
Ginecólogo realizando una ecografía a una paciente. (Foto. Rawpixel)

time 2 min

11.08.2019 - 00:00

El número de nacimientos lleva una década descendiendo en nuestro país. Según datos recientes publicados por Eurostat, España es el segundo estado con la tasa de natalidad más baja de la Unión Europea con 1,31 nacimientos por mujer. La tasa española solo está superada por Malta, donde se registran 1,26 nacimientos. Esto está llevando a que ante el predominio de una población envejecida, la crisis demográfica del país se haya convertido en una tendencia casi irreflotable. 

La pérdida de población tiene su factor principal en el escaso relevo generacional que se produce ante el número de muertes que se producen. La reducción de nacimientos se sitúa en un 6,1%  en 2018, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En la última década, la disminución llega al 29% en la última década.

La pérdida poblacional se consolida debido al bajo número de nacimientos

La encuesta sobre 'Movimiento Natural de la Población' indica que en 2018 nacieron en España 369.302 niños, 23.879 menos que en 2017, 56.413 menos que hace cinco años y 150.447 menos que hace 10. En cambio murieron 426.053 personas (un 0,4 % más que el año anterior). España ha perdido en cuatro años casi 57.000 ciudadanos.

Las cifras del INE confirman lo adelantado por Eurostat: el número medio de hijos por mujer en 2018 se situó en 1,25, el dato más bajo desde 2002.

Datos extraídos del INE

Las estadísticas del INE señalan que en el primer semestre del año pasado en España nacieron 179.794 niños y murieron 226.384 personas. Son 46.590 ciudadanos menos en tan solo seis meses. Se trata de un pérdida poblacional histórica nunca antes registrada por el Instituto Nacional de Estadística desde que se elaboran los registros (1941).

La encuesta revela que las familias retrasan cada vez más la edad para tener a sus hijos y que casi tres de cada cuatro mujeres de entre 18 y 55 años desearían tener al menos dos. Entre las razones que achacan los expertos estarían la búsqueda de la pareja ideal, las dificultades materiales y los problemas de algunas mujeres para quedarse embarazadas a una determinada edad. 

LA NATALIDAD DE LAS MUJERES ESPAÑOLAS FRENTE AL RESTO DE EUROPA

Las mujeres españolas son las que menos hijos tienen en la Unión Europea tal y como revelan los últimos datos de Eurostat. Pero, son también las que más tardan en tenerlos.

España se coloca en segunda posición de este ránking con 30,9 años. Italia es el país con la mayor edad, en concreto 31,1 años. El resto de países en los que las mujeres superan la treintena cuando tienen su primer hijo son Luxemburgo con 30,8 años, Grecia con 30,4 años e Irlanda con 30,3

La tasa bruta de natalidad también desciende y en 2018 se situó en 7,9 nacimientos por cada mil habitantes (5 décimas menos que el año anterior) debido, en parte, a la disminución del número de hijos por mujer y a la reducción del número de mujeres en edad de ser madres.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto