Menú
En pleno escenario de brotes

Se aplaza la reserva estratégica de Sanidad por un error en el acuerdo marco del Ingesa

El contrato establecía una serie de requisitos prácticamente imposibles de cumplir para los proveedores y empresas españolas que ya habían demostrado su fiabilidad y solvencia en los meses anteriores.

Salvador Illa, ministro de Sanidad, en la Comisión de Sanidad del Congreso (Foto: Flickr PSOE)
Salvador Illa, ministro de Sanidad, en la Comisión de Sanidad del Congreso (Foto: Flickr PSOE)

time 3 min

30.07.2020 - 11:30

La creación de una reserva estratégica de materiales y equipos de protección por parte del Gobierno se ha erigido como uno de los ejes estructurales de sus planes a la hora de estar preparados de cara a una segunda ola del SARS-CoV-2. A pesar de que los preocupantes brotes que proliferan en el conjunto del territorio nacional, el proceso de compra para la adquisición de los citados materiales va a tener que retrasarse una vez más.

El pasado 21 de julio el Ministerio de Sanidad hacía público el acuerdo marco para la compra de los materiales que formarán parte de la reserva estratégica pero una serie de errores en su elaboración han obligado a que no pueda ser adjudicado y, por lo tanto, se interrumpa el proceso de compra tal y como informan desde La Razón.

El referido acuerdo, primer paso para la creación de la necesaria reserva estratégica, es una exigencia impuesta por la Ley de Contratos del Sector Público a la Administración desde el momento en el que esta pretende comprar productos en el mercado. El objetivo del mismo es garantizar la transparencia en todo el proceso, así como permitir una concurrencia legal y equitativa para todas aquellas empresas que muestren su interés en participar.

Los requisitos establecidos en el acuerdo marginaban a muchas de las compañías españolas que durante la pandemia han demostrado su fiabilidad al imponer una serie de condiciones de solvencia prácticamente insalvables para la mayoría de los proveedores nacionales. Incluso, según fuentes sanitarias consultadas por la citada cabecera, estos requisitos perjudicaban incluso a algunas multinacionales.

En conclusión, el Gobierno ha planteado una compra de materiales por un valor de 2.009 millones de euros. Una cantidad que se incrementa hasta los 2.400 millones al sumar el correspondiente IVA.

La responsabilidad de este error recae en las manos del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), el organismo dependiente del Ministerio de Sanidad y que actualmente está dirigido por Alfonso Jiménez Palacios. Cabe señalar que durante la pandemia el Ingesa ha estado sido señalado en varias ocasiones por la compra de materiales como batas o guantes de nitrilo a unos precios muy elevados superiores a los fijados por el mercado.

Dentro del acuerdo marco que ha sido cancelado se establecían unos lotes de compra de tamaño desmesurado que la solvencia requerida imposibilitaba que muchas compañías cumpliesen. El problema reside en que únicamente se permitía la participación de aquellas que facturasen como mínimo el total del lote al que querían presentarse. Un punto que, tras hacerse público, provocaba la indignación y enfado de muchas de las empresas afectadas.

Únicamente se permitía la participación de aquellas que facturasen como mínimo el total del lote al que querían presentarse

Desde la citada cabecera aseguran, en base a las fuentes no oficiales del Ministerio de Sanidad, que este problema ha sido el que ha obligado al ministro de Sanidad, Salvador Illa, a ser él que ha tomado la decisión personalmente de cancelar el acuerdo para enmendar el error cometido por el Ingesa.

El Ministerio de Sanidad ha intentado ocultar este escándalo con un comunicado en el que se indica que “durante la fase de tramitación inicial de licitación, y encontrándose esta en periodo de presentación de ofertas, distintas comunidades autónomas que inicialmente no habían manifestado su interés en la participación en el acuerdo marco, han solicitado su inclusión al valorar el riesgo de desabastecimiento del material objeto de la licitación que pudieran sufrir”.

Una explicación en la que no se hace referencia a ninguna de las supuestas comunidades autónomas, y según “la circunstancia puesta de manifiesto en el apartado anterior afecta de manera evidente al interés público y aconseja adoptar medidas que minimicen los riesgos de desabastecimiento de las comunidades no adheridas". Motivo por el que el Ingesa adopta "la decisión de no adjudicar el acuerdo marco 2020/065 por las razones de interés público expuestas anteriormente”.

El comunicado finaliza informando de que el Ministerio de Sanidad promoverá una nueva licitación “en los próximos días”. Un nuevo retraso para la creación de la reserva estratégica que continúa sin crearse cinco meses después del inicio de la pandemia y en un momento en el que los brotes se extienden por todo el país.

 

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto