Menú
Análisis de la evidencia científica

¿Cómo afectan las nuevas variantes del coronavirus a la eficacia de las vacunas autorizadas?

Las nuevas variantes identificadas del SARS-CoV-2 afectan de forma desigual a la eficacia de las vacunas autorizadas contra la Covid-19.

Vacunas contra la Covid 19
Vacunas contra la Covid 19

time 5 min

20.02.2021 - 00:00

La pandemia provocada por el coronavirus SARS-CoV-2 se ha complicado en las últimas semanas debido a la expansión de las nuevas variantes detectadas del virus. Hasta la fecha, tres han sido las variantes identificadas que han encendido las alarmas de la comunidad científica internacional ante su rápida capacidad de propagación. Hablamos de las halladas originalmente en Reino Unido, Sudáfrica y Brasil. Pero los expertos advierten de que, probablemente no serán las únicas.

Estas nuevas variantes del SARS-CoV-2 no solo plantean el preocupante problema de su rápida propagación gracias a su mayor capacidad infecciosa, sino que pueden poner contra las cuerdas meses de arduo e intenso trabajo cuyo resultado se ha traducido en las vacunas que ya se están suministrando en gran parte del mundo.

En el caso de la Unión Europea, tres son ya las vacunas que han recibido la autorización para uso de emergencia por parte de la Comisión Europea tras el exhaustivo análisis de la información aportada por los fabricantes, relativa a su desarrollo, seguridad y eficacia, a la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés). Se trata de las vacunas desarrolladas por Pfizer/BioNTech, Moderna y AstraZeneca/Universidad de Oxford.

Ante el surgimiento de las nuevas variantes los fabricantes de vacunas han comenzado a desarrollar ensayos y estudios a través de los que poder probar la eficacia de sus productos frente a las amenazas emergentes. A continuación, ofrecemos un análisis de la evidencia científica actualizada sobre cómo afectan o no a la eficacia de las vacunas autorizadas las nuevas variantes del coronavirus.

VACUNA DE PFIZER Y BIONTECH

Un reciente estudio de laboratorio (ha contado con la participación de científicos de ambas compañías fabricantes y de la Universidad de Texas) sugiere que la variante detectada originalmente en Sudáfrica (conocida como 501Y.V2 o B.1.351) podría reducir la protección reportada por los anticuerpos generados por vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech en dos terceras partes. Estas conclusiones generan dudas sobre si la pauta completa de la vacuna será efectiva contra esta variante tal y como sugieren los resultados publicados en New England Journal of Medicine.

Un reciente estudio de laboratorio sugiere que la variante detectada originalmente en Sudáfrica (conocida como 501Y.V2 o B.1.351) podría reducir la protección reportada por los anticuerpos generados por vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech en dos terceras partes

En cuanto a la variante B.1.1.7, identificada originalmente en Reino Unido, un estudio desarrollado por los responsables de la vacuna y publicado a principios del mes de febrero en la revista Science, revela que es en gran medida eficaz contra esta variante. Los investigadores afirman que no han hallado pérdida de protección inmunitaria en comparación con la versión original del virus que se tiene de referencia (la detectada en Wuhan).

En el caso de la variante identificada en Brasil (B.1.1.248 o P1) se trata hasta la fecha de la más desconocida de todas, pero preocupa que las mutaciones en la proteína de pico del SARS-CoV-2 se eleven a 12 (en el caso de 501Y.V2 son 10). Los fabricantes no han mostrado por el momento información sobre si su vacuna se ve afectada.

VACUNA DE MODERNA          

La farmacéutica estadounidense informaba hace unas semanas, en base a los resultados preliminares de las pruebas clínicas realizadas, que su vacuna “neutraliza” variantes 501Y.V2 y B.1.1.7. Además, aseguran que se encuentran trabajando en una versión de su vacuna centrada únicamente en la variante 501Y.V2. “La vacunación con la vacuna de la Covid-19 de Moderna muestra actividad contras cepas emergentes del SARS-CoV-2”, declara la compañía a través de un comunicado.

"Creemos que es importante ser proactivos a la par que el virus evoluciona. Nos animan los nuevos datos, que refuerzan nuestra confianza de que la vacuna de la COVID-19 de Moderna deberían proteger contra estas nuevas variantes detectadas", afirmaba a través de un comunicado Stéphane Bancel, consejero delegado de Moderna.

“La vacunación con la vacuna de la Covid-19 de Moderna muestra actividad contras cepas emergentes del SARS-CoV-2”

En el caso de la variante detectada en Brasil Moderna no se ha pronunciado por el momento sobre la eficacia de su vacuna.

VACUNA DE ASTRAZENECA Y LA UNIVERSIDAD DE OXFORD

La vacuna contra la Covid-19 desarrollada por la Universidad de Oxford y la compañía farmacéutica AstraZeneca tiene una eficacia similar contra la variante de coronavirus B.1.1.7, que, contra las variantes anteriores, según un estudio preimpreso que aún no ha sido publicado en una revista revisada por otros científicos.

"Los datos de nuestros ensayos de la vacuna ChAdOx1 en el Reino Unido indican que la vacuna no solo protege contra el virus pandémico original, sino que también protege contra la nueva variante, B.1.1.7, que causó el aumento de la enfermedad desde finales de 2020 en todo Reino Unido", explica Andrew Pollard, catedrático de Infección e Inmunidad Pediátricas, e investigador principal del ensayo de la vacuna de Oxford.

"Actualizar una nueva vacuna es algo muy, muy rápido porque básicamente consiste en sustituir la secuencia genética presente en la llamada proteína de espiga del virus"

En el caso de la variante B.1.351 ofrece una menor protección, pero si protege contra las manifestaciones más graves. No se han publicado resultados sobre si su eficacia se ve afectada por la variante brasileña.

¿PUEDEN ADAPTARSE LAS VACUNAS?

"Para corregir o actualizar una vacuna, incluso si una nueva variante es más resistente, debe comprobarse que esa vacuna ha dejado de ser significativamente eficaz ante la nueva versión del virus", explica Julian Tang, profesor de virología de la Universidad de Leicester (Reino Unido) en un reportaje de la BBC del que se hacen eco en 20 Minutos.

"Los virus deben mantener cierta forma para seguir infectando células. No pueden cambiar mucho más. Es labor de los fabricantes vigilar las mutaciones y decidir si merecen modificar la vacuna", añade.

Si nos encontramos ante vacunas basadas en tecnología de ARN mensajero como la de Pfizer/BioNTech y Moderna o vectores virales, como es el caso de la desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, la actualización de la vacuna para hacer frente a las nuevas variantes podría realizarse en pocas semanas ya que, en teoría, solo se necesitaría cambiar el fragmento del código genético del virus que contiene la nueva mutación de la variante.

"Actualizar una nueva vacuna es algo muy, muy rápido porque básicamente consiste en sustituir la secuencia genética presente en la llamada proteína de espiga del virus", señala Andy Pollard. Lo complicado será actualizar otras vacunas como las de Coronavac o Novavax que emplean subunidades de proteína o virus inactivos.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto