Temor a que llegue a ser dominante

¿Qué sabemos hasta el momento de la variante india B.1.617?

El 10 de mayo la Organización Mundial de la Salud (OMS) designó la B.1.617 como “variante preocupante” y ya se han detectado casos en al menos 44 países.

Científico analizando muestras de sangre en un microscopio (Foto. Freepik)
Científico analizando muestras de sangre en un microscopio (Foto. Freepik)

time 3 min

23.05.2021 - 00:00

El pasado 9 de mayo las autoridades sanitarias de India comunicaban cerca de 400.000 nuevos casos de Covid-19 en 24 horas. La segunda ola de la pandemia que el país está viviendo muestra una ferocidad como no habíamos visto hasta este momento del SARS-CoV-2. La respuesta a la virulencia con la que el virus azota a India radica en una nueva variante del coronavirus bautizada como B.1.617. Esta se ha convertido ya en dominante en el país.

La creciente evidencia indica que cada vez es más probable que esta nueva variante sea más transmisible y cuente con mayor capacidad para evadir la inmunidad generada a través de las infecciones provocadas por las variantes preexistentes. Los modelos de ensayos con animales insinúan que podría incluso llegar a provocar que la Covid-19 se curse de forma más grave.

A finales del pasado mes de abril los expertos creían que una combinación de variantes se encontraba detrás de los repentinos incrementos de casos en India. La información revelada a través de la secuenciación genómica indicaba que la variante B.1.1.7, identificada por primera vez en Reino Unido, era la dominante en Delhi y el estado de Punjab. Una nueva variante presente en Bengala Occidental (B.1.618) era la mayoritaria y la B.1617 dominaba en Maharashtra. Tal y como explican los expertos consultados por Nature en cuestión de semanas la variante B.1.617 logró imponerse y se erigió dominante en la mayoría de estados de India.

El 10 de mayo la Organización Mundial de la Salud (OMS) designó la B.1.617 como “variante preocupante”. Las variantes se clasifican bajo esta categoría cuando existe evidencia científica de que su capacidad de propagación es más rápida, causan una enfermedad más grave o logren evadir de mejor forma la inmunidad adquirida mediante infecciones causadas por variantes anteriores. El 7 de mayo las autoridades de Reino Unido comunicaban que el subtipo B.1.617.2 era una variante preocupante en el país al pasar en una sola semana de 202 a 520 casos.

El 10 de mayo la Organización Mundial de la Salud (OMS) designó la B.1.617 como “variante preocupante”. Las variantes se clasifican bajo esta categoría cuando existe evidencia científica de que su capacidad de propagación es más rápida, causan una enfermedad más grave o logren evadir de mejor forma la inmunidad adquirida mediante infecciones causadas por variantes anteriores

El seguimiento de esta variante detectada en India es crucial si tenemos en cuenta lo ocurrido con algunas de las otras surgidas. La B.1.351, detectada por primera vez en Sudáfrica, ha demostrado reducir la eficacia de la vacuna desarrollada por AstraZeneca. La variante P.1, detectada por primera vez en Brasil, puede evitar ciertos grados de inmunidad lo que contribuyó a su rápida expansión en el país sudamericano.

Varios estudios genómicos pre-impresos hallaban el pasado 3 de mayo que los científicos del instituto Nacional de Virología de Pune (NIV, por sus siglas en inglés) habían identificado ocho mutaciones en la proteína de pico. Dos de estas parecen ser mutaciones que han permitido que otras variantes de interés incrementen su transmisibilidad. Otra de las mutaciones es muy similar a la presente en la P.1 y que le permite evadir la inmunidad. Un trabajo que fue respaldado días después por otro estudio realizado en Alemania (Instituto Leibniz) y publicado en bioRxiv que concluye que la variante B.1.617 es moderadamente mejor que las versiones anteriores a la hora de ingresar en las células del intestino y pulmones humanos en laboratorio.

Unos datos a los que tenemos que sumar los resultados de un estudio pre-impreso publicado el 5 de mayo bajo la dirección del virólogo del NIV, Pragya Yadav. Este ha descubierto que los hámsteres infectados con la variante B.1.617 presentaban más inflamación en los pulmones que los animales infectados con otras variantes.

La comunidad científica insta a seguir de cerca la evolución de esta variante. En países como en Reino Unido ya se han realizado advertencias de que podría convertirse en dominante y desplazar a la variante B.1.1.7, tal y como declaraba recientemente el ministro de Sanidad británico, Matt Hancock. Actualmente se han detectado casos en un total de 44 países.

La evidencia sobre su mayor transmisibilidad es clara pero los expertos no llegan a un acuerdo sobre cuánto más que las anteriores. La horquilla abarca entre un 40 y un 60% más en comparación con la B.1.1.7. “Existe una posibilidad realista de que sea hasta un 50% más transmisible”, afirmaban hace unos días los expertos del Grupo Científico Asesor para Emergencias de Reino Unido (SAGE, por sus siglas en inglés). Por el momento en nuestro país los casos detectados son aislados e importados. La preocupación se fija ahora en acelerar las estrategias de vacunación y conseguir la ansiada inmunidad colectiva.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto