Pacientes

ENTREVISTA CONSALUD.ES

"Necesitamos mejorar el conocimiento sobre salud sexual en la población"

Ginecóloga especialista en salud sexual e impulsora de la web Salud Sexual para Todos.

Dra. Mercedes Herrero, ginecóloga especialista en salud sexual (Foto. ConSalud.es)

De acuerdo con los datos publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de un millón de personas de 15 a 49 años se contagian cada día por una infección de transmisión sexual (ITS) que se puede curar.

Recientemente, el Ministerio de Sanidad y Bienestar Social alertaba de un repunte de este tipo de infecciones entre los jóvenes españoles. El uso de métodos anticonceptivos no seguros, o el desconocimiento sobre salud sexual en la población, podría estar detrás de ello. Sobre este tema ha hablado para ConSalud.es la doctora Mercedes Herrero, ginecóloga especialista en salud sexual e impulsora de la web Salud Sexual para Todos.

¿Cuál es la diferencia entre una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS) y una Infección de Transmisión Sexual (ITS)?

La controversia respecto al término que se acuña a este grupo de patologías ha estado en debate. Los profesionales sanitarios utilizamos ambos términos de forma indistinta, para referirnos a infecciones que se transmiten mediante relaciones sexuales orales, anales y/o vaginales, pero es cierto que hoy día, lo más actualizado es el término ITS, puesto que una persona puede contraer la infección pero no necesariamente desarrollar una enfermedad.

Centrándonos en las últimas, ¿Cuáles son las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) más comunes?

La ITS más frecuente es el virus del papiloma humano, se estima que hasta el 80% de la población sexualmente activa entrará en contacto con el virus alguna vez en su vida. Pero en la mayoría de los casos desaparecerá sin dar síntomas ni enfermedad. Cuando se hace persistente puede producir verrugas genitales y algunos tipos de cáncer. En mujeres y hombres.

Tenemos registros oficiales de las llamadas enfermedades de declaración obligatoria, en estos casos la infección ya ha producido enfermedad. La sífilis y gonorrea están aumentando en España desde el año 2000. Más de 5.000 casos de gonorrea al año. Más de 3.000 de sífilis, clamidia y VIH. Casi 500 casos de SIDA al año.

¿Por qué cree que se ha registrado un aumento de los casos de ITS?

No hay un motivo único la el aumento de las ITS. Todos recordamos las campañas de prevención cuando el SIDA era una enfermedad mortal. Desde que la enfermedad se ha vuelto crónica se ha perdido el miedo a la misma. Además hay menos campañas de educación afectivo-sexual que permiten formar a la población para disfrutar de una sexualidad más sana.

Se tiene una mayor conectividad gracias a las nuevas tecnologías. Han aparecido nuevas herramientas para favorecer los contactos entre personas, los contactos con intención sexual no son una excepción.

"Desde que la enfermedad se ha vuelto crónica se ha perdido el miedo a la misma"

Estamos en un mundo donde todo lo que no aparece, pensamos que no existe. Nadie comunica, ni hece público que tiene una ITS. Hace unos años esto pasaba también con el cáncer. Por suerte todo va cambiando y ahora las personas con cáncer se asocian y cuentan su enfermedad. Hay asociaciones para visibilizar la infección por VIH, aún así se piensa que eso les pasa a otros. Vivimos en una falsa sensación de control y seguridad.

¿Cómo pueden prevenirse este tipo de infecciones?

La prevención primaria es la que evita la infección. Para aquellas que hay vacunación como el VPH (virus del papiloma humano) y las hepatitis A y B, esta es la mejor estrategia.

Si no hay vacuna, como en el caso de bacterias, virus sin vacuna, protozoos o parásitos, solo nos queda evitar la exposición. Los preservativos femenino o masculino son la mejor forma de prevenir estas infecciones. Se recomienda usarlos aunque se use otro método anticonceptivo más eficaz. A esto le llamamos doble método.

¿Cuáles son los daños a largo plazo de este tipo de infecciones?

Los daños a largo plazo son muy variables, depende de qué infección se trate. Desde ninguno, en el caso de las ladillas, hasta asociarse a esterilidad, como la Chamydia, gonorrea y sífilis Daños de otros órganos a distancia como las hepatitis, la sífilis, la gonorrea, el virus del papiloma, entre otros.

Si se adquieren durante el embarazo pueden afectan al desarrollo del feto. Son la sífilis que provoca la sífilis congénita. Los virus como el VIH, hepatitis B y C el virus del  zika pueden afectar al feto. Los virus del papiloma y el herpes genital puede provocar, en algunos  casos, afectación del recién nacido durante el parto.

Otras infecciones se asocian a cáncer, como la Hepatitis B, C y el virus del papiloma. Hasta poder ser mortales, bien por la enfermedad en sí misma: sífilis, si no se trata, y el SIDA. O por los cánceres a los que se asocian.

Actualmente, el Ministerio de Sanidad estudia la opción de financiar los preservativos para prevenir este tipo de infecciones ¿le parece correcta y efectiva esta medida? ¿Qué medidas cree que se podrían llevar a cabo?

El preservativo es la mejor protección que disponemos. Todas las medidas que promuevan su uso han de ser bienvenidas. Aunque estas medidas deberían ir asociadas a mejorar la educación de la población. Solo de esta forma, las personas elegirán libremente tener una sexualidad más sana y placentera.

Hemos de educar, sobre todo a los jóvenes, a que lo incorporen en su juego sexual. Es un gran aliado para la salud, no se puede entender como un estorbo. Pensemos que al tratarse de algo tan íntimo solo serán útiles las medidas formativas, dado que no pueden usarse otras medidas de control, como en el caso del tráfico. Hace unos años veíamos a muchos conductores de moto sin casco. Los mayores recordamos coches sin cinturón de seguridad. Por eso usamos el símil de las tres “C”, inspirado en la DGT, para promover las relaciones seguras. Cinturón, Casco y Condón. Los adultos tenemos que saber que la primera causa para que los jóvenes no lo usen, es que no disponían de uno a su alcance.

Tenemos que fomentar el uso del “Doble método”, asociar un preservativo (masculino o femenino) a otro método anticonceptivo más eficaz (hormonal o DIU). También en caso de prácticas de riesgo aunque no haya riesgo de embarazo.

¿Qué protocolos se llevan a cabo desde hospitales o centro de salud cuando se detectan este tipo de casos?

Tras la sospecha de una ITS hay un protocolo para el diagnóstico, haciendo las pruebas de laboratorio adecuadas a la persona afectada. Se informa para que las parejas sexuales también puedan solicitar un diagnóstico. Existe un sistema de declaración para alguna de estas infecciones: HIV, sífilis, gonorrea, clamydia y linfogranuloma venéreo

Pese a la gran cantidad de información, cada vez son más los infectados, ¿por qué cree que pasa esto? ¿Cree que los jóvenes están lo suficientemente informados? ¿Deberían llevarse a cabo más acciones en colegios e institutos?

Necesitamos mejorar el conocimiento sobre salud sexual en la población. Además debemos romper las barreras de los tabúes e incorporar esta formación desde las familias, los centros de enseñanza y las empresas. También tenemos que ser críticos con las fuentes de información. Cada vez es mayor el número de noticias falsas. Esto es muy importante cuando se habla de salud.

Se da la paradoja que aunque hay mucha información, la población está menos formada en algunos temas. A esto lo llamamos “infoxicación”. Noticias contradictorias sobre un tema circulan por las redes. De esta manera los datos falsos y mitos antiguos reaparecen con fuerza, con un baño de modernidad. Es difícil separar el grano de la paja. En ocasiones resultan más creíbles informaciones falsas, que de tanto repetirlas y difundirlas, parecen verdaderas. La única vacuna para la enfermedad de la “infoxicación” es la educación.

"La única vacuna para la enfermedad de la “infoxicación” es la educación"

En este hilo de twitter se explican las fases de la infección por VPH con rigor pero usando métodos no académicos, haciendo un símil con el WhatsApp. Tenemos que llegar a la población usando estrategias diferentes.

¿Pueden las infecciones de transmisión sexual ser inductoras de cáncer?

Pueden provocar cáncer directamente por la infección sobre un órgano los virus de la Hepatitis B y C que se asocian a incremento de cáncer hepático.

También el virus del papiloma humano, provoca cáncer en hombres y mujeres. El tipo más frecuente es el de cuello uterino en mujeres, pero también vulva y vagina en ellas. En los varones cáncer de pene. Y cáncer de ano y orofaringe en ambos sexos.

La buena noticia es que para los virus de la Hepatitis B y del papiloma disponemos de vacunas eficaces. En el último caso las nuevas vacunas comercializadas protegen contra el 90% de los virus asociados al cáncer.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Te recomendamos:
Leer más!