OPINIÓN EXPERTA

Nuevas opciones ofrecen esperanza a los pacientes refractarios con leucemia mieloide crónica

El Grupo Español de Leucemia Mieloide Crónica, de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia, celebra su VI Simposio Anual.

Santiago Osorio, del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid (Foto. SEHH)
Santiago Osorio, del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid (Foto. SEHH)

time 2 min

01.03.2022 - 16:15

Las novedades terapéuticas vinculadas con los inhibidores de tirosina cinasa (ITC) ofrecen esperanza a los pacientes refractarios o intolerantes con leucemia mieloide crónica (LMC). Esta es una de las conclusiones del VI Simposio Anual del Grupo Español de Leucemia Mieloide Crónica (GELMC), grupo cooperativo de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH). 

Los coordinadores de esta jornada han sido Guillermo Ortí, del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona; Santiago Osorio, del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, y Ruth Stuckey, del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín de Las Palmas. Asimismo, han intervenido hematólogos de prestigio internacional, como Jeffrey Lipton, Elias Jabbour, Rüdiger Hehlmann y Simona Soverini.

En su intervención, los coordinadores han destacado el protagonismo de la biología y la clínica en el manejo de la LMC. Según Guillermo Ortí, la genética tiene una función destacada en la patogénesis de la LMC, especialmente el gen de fusión BCR-ABL. “Hemos tenido avances en la detección de BCR-ABL1 con mayor sensibilidad, bien por PCR digital o en diferentes poblaciones celulares, que pueden ser estrategias para una mejor monitorización de los pacientes que discontinúan tratamiento con inhibidores de tirosina cinasa”. 

“Hemos tenido avances en la detección de BCR-ABL1 con mayor sensibilidad, bien por PCR digital o en diferentes poblaciones celulares, que pueden ser estrategias para una mejor monitorización de los pacientes que discontinúan tratamiento con inhibidores de tirosina cinasa”

Igualmente, se han producido avances en la aplicación de Next Generation Sequencing (NGS), que hace posible la secuenciación de múltiples genes simultáneamente. Cada vez hay más evidencia de una asociación entre la presencia de mutaciones somáticas y una sub-óptima respuesta a tratamiento ITC o la progresión a crisis blástica. En este sentido, la investigación básica es fundamental para conocer mejor los mecanismos de la enfermedad, con lo que el tratamiento puede ser dirigido a cada persona.

NOVEDADES TERAPÉUTICAS

Este año se han comunicado varios estudios con nuevos inhibidores de tirosina cinasa en fase de desarrollo, así como datos nuevos sobre ITC ya comercializados. El panorama actual incluye cinco ITC comercializados, pero se prevé que haya más ITC disponibles en un futuro cercano. Por otra parte, hay otros ITC en fase de desarrollo clínico precoz, cuyos datos de respuesta y toxicidad son “prometedores”, como han definido los moderadores del simposio.

"Todo esto significa que en un futuro vamos a tener más opciones terapéuticas para la LMC, lo cual va a ser especialmente útil para los pacientes refractarios o intolerantes"

“Todo esto significa que en un futuro vamos a tener más opciones terapéuticas para la LMC, lo cual va a ser especialmente útil para los pacientes refractarios o intolerantes”, han indicado. Además, otros estudios apuntan a la posibilidad de tratar a los pacientes con dosis menores de ITC, manteniendo efectividad y mejorando tolerancia. 

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto