Menú
Perfecta adaptación al cuerpo

Los científicos convierten células madre en células cardíacas con la función de un marcapasos

Las células madre escogidas son las mesenquimales adipogénicas y son reprogramadas in vitro para cumplir con la función natural de un marcapasos.

Las células que se toman para realizar esta función son las células madre mesenquimales adipogénicas y son convertidas en células progenitoras cardíacas (Foto. Freepik)
Las células que se toman para realizar esta función son las células madre mesenquimales adipogénicas y son convertidas en células progenitoras cardíacas (Foto. Freepik)

time 2 min

04.01.2020 - 00:00

Bradley McConnel, profesor asociado de farmacología en la Universidad de Houston está sentando las bases del futuro de los marcapasos cardiacos mediante la utilización de células madre ubicadas en la grasa.

Su trabajo se basa en convertir estas células en células cardíacas que son reprogramadas para que actúen como células biológicas con la función de marcapasos. Su trabajo ha sido publicado en Journal of Molecular and Cellular Cardiology.

 Estos marcapasos biológicos son creados en base a células vivas y eléctricamente activas que permiten la integración completa en el corazón. De esta forma podrían proporcionar una regulación natural del ritmo cardiaco sin necesidad de utilizar un marcapasos. Esto se logra alentando a las células madre a convertirse en células cardiacas especializadas en la función de marcapasos, que se ubican normalmente dentro del nódulo sinoauricular del corazón.

Las células que se toman para realizar esta función son las células madre mesenquimales adipogénicas y son convertidas en células progenitoras cardíacas. Estas son reprogramadas para mantener el corazón latiendo como un nódulo sinoauricular, parte del sistema de conducción eléctrica cardiaca.

El nódulo sinoauricular es el marcapasos principal del corazón y es el responsable de generar el impulso o latido eléctrico. Las células de marcapasos cardiacas nativas se encuentran dentro del citado nódulo sinoaurícular, una pequeña estructura compuesta por unos pocos miles de células marcapasos especializadas, un fallo o bloqueo en alguno de sus puntos desemboca en arritmias.

Estas son reprogramadas para mantener el corazón latiendo como un nódulo sinoauricular, parte del sistema de conducción eléctrica cardiaca

“Las baterías morirán. Estos marcapasos biológicos son muy capaces de adaptarse al cuerpo y no necesitan ser controladso por los médicos y no generan rechazo ya que no se trata de un cuerpo extraño. Podría crecer con el cuerpo y son células mucho más sensibles a lo que sucede en el organismo”, expresa McConnel.

Para convertir las células madre en las células necesarias para realizar la función de marcapasos, se ha realizado una combinación única de tres factores de transcripción y una proteína del canal de la membrana plasmática para reprogramar las células del corazón in vitro.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto