COMUNIDADES AUTÓNOMAS EN ALERTA

Sanidad activa el Plan de actuación frente a los efectos del calor en la salud

Desde el Ministerio de Sanidad ofrecen un decálogo de recomendaciones para prevenir los efectos de las altas temperaturas en la salud.

El Ministerio de Sanidad recomienda beber agua o líquidos con frecuencia
El Ministerio de Sanidad recomienda beber agua o líquidos con frecuencia

time 2 min

19.05.2022 - 20:20

Sanidad ha activado del Plan Nacional de Actuaciones Preventivas de los Efectos del exceso de Temperaturas sobre la Salud, tras registrarse el nivel 1 de riesgo (amarillo) en cinco provincias: Jaén, Zaragoza, Huesca, Salamanca y León, y el nivel 2 (naranja), en la provincia de Granada, en el día de hoy.

Los efectos asociados a las temperaturas excesivas implican la coordinación de las instituciones de la Administración del Estado y acciones que puedan ser realizadas por las Comunidades Autónomas y la Administración Local.

El calor excesivo puede alterar nuestras funciones vitales cuando el organismo es incapaz de compensar las variaciones de temperatura corporal y puede provocar problemas de salud como calambres, deshidratación, insolación y golpes de calor, que pueden generar problemas multiorgánicos con síntomas tales como inestabilidad en la marcha, convulsiones e, incluso, el coma.

El calor excesivo puede alterar nuestras funciones vitales cuando el organismo es incapaz de compensar las variaciones de temperatura corporal y puede provocar problemas de salud

La exposición a temperaturas excesivas afecta especialmente a los niños, personas mayores, mujeres gestantes y personas con patologías crónicas de base. También cuentan con un factor de riesgo añadido las personas en situación de marginación, aislamiento, dependencia o con discapacidad.

RECOMENDACIONES DE SANIDAD

Para minimizar los daños, desde el Ministerio de Sanidad, se insiste en un decálogo de recomendaciones generales:

1. Bebe agua y líquidos con frecuencia, aunque no sienta sed y con independencia de la actividad física que realice.

2. Evita las bebidas con cafeína, alcohol o muy azucaradas, ya que pueden favorecer la deshidratación.

3. Aunque cualquier persona puede sufrir un problema relacionado con el calor, presta especial atención a: bebés y niños y niñas pequeñas, embarazadas o madres lactantes, así como personas mayores o con enfermedades que puedan agravarse con el calor (como las enfermedades cardiacas, renales, diabetes, hipertensión, obesidad, cáncer, patologías que dificultan la movilidad, demencia y otras enfermedades mentales, así como el abuso de drogas o alcohol). 

4. Permanece el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados, y refréscate cada vez que lo necesite.

5. Procura reducir la actividad física y evitar realizar deportes al aire libre en las horas centrales del día.

6. Usa ropa ligera, holgada y que deje transpirar.

7. Nunca dejes ninguna persona en un vehículo estacionado y cerrado (especialmente a personas menores de edad, mayores o con enfermedades crónicas).

8. Consulta a tu profesional sanitario ante síntomas que se prolonguen más de una hora y que puedan estar relacionados con las altas temperaturas.

9. Mantén tus medicinas en un lugar fresco; el calor puede alterar su composición y sus efectos.

10. Haz comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos, etc.)

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto