Menú
51º Congreso de SEPAR

La tos crónica requiere tratamiento multidisciplinar con logopedia y fármacos neuromoduladores

La prevalencia de la tos crónica en la población general es variable, se sitúa entre el 3,3% y el 12% y se estima que en nuestro medio podría afectar al 7% de la población.

Tos crónica
Tos crónica

time 3 min

10.09.2018 - 14:36

La tos crónica puede tener un origen multifactorial en la mayoría de los casos y requiere de un enfoque terapéutico multidisciplinar que puede incluir nuevas terapias como la logopedia y los fármacos neuromoduladores con buenos resultados, según ha expuesto el neumólogo Christian Domingo, consultor senior del Servicio de Neumología de la Corporació Sanitària Parc Taulí, de Sabadell (Barcelona), profesor agregado de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), y miembro de SEPAR, en el marco del 51 Congreso de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), celebrado recientemente en Palma de Mallorca.

Prevalencia de la tos La tos como síntoma es un motivo de consulta muy frecuente. Solo en los Estados Unidos supone 30 millones de consultas al año. Su prevalencia anual es del 10% al 30%, con una frecuencia de consultas en atención primaria muy elevada. Además, es un síntoma que deteriora gravemente la calidad de vida del paciente y que ocasiona un consumo elevado de medicamentos.La tos crónica es un síntoma muy frecuente en la práctica clínica, con una prevalencia variable en la población general de entre el 3,3% y el 12%.

Posiblemente en nuestro medio, un 7% de la población general presente tos crónica, según publica Domingo en la Revista Asma, la revista científica de SEPAR dedicada al asma.

Nuevos hallazgos sobre la tos

Clásicamente, se atribuía el origen de la tos crónica a tres factores desencadenantes: el drenaje o goteo nasal posterior (DNP), el reflujo gastroesofágico (RGE) o a la inflamación crónica de la vía aérea, como ocurre en el asma o en la bronquitis eosinofílica. También se habían identificado otras causas de la tos crónica, como algunos fármacos, entre ellos los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (IECA) o los β-bloqueantes, así como causas ambientales u ocupacionales. Sin embargo, la mayoría de los pacientes con DNP, RGE o asma no padecen tos, lo que ha llevado a los clínicos a reflexionar sobre la etiología de este síntoma y a buscar otros mecanismos responsables. En este sentido, se ha introducido el concepto del síndrome de hipersensibilidad laríngea. 

Asimismo, “parece ser vital el tratamiento (en ocasiones agresivo, si hace falta) del RGE en sus diversas modalidades (ácido, básico o gaseoso), señala Domingo.

“Los nuevos hallazgos sobre el reflejo de la tos y la interpretación de los síntomas que la acompañan apoyan la hipótesis de que la tos crónica puede ser multifactorial en origen y que, dentro de la diversidad de los mismos, la localización laríngea como afectación crónica del nervio vago constituye ahora un nuevo enfoque tanto del diagnóstico como del manejo de estos pacientes. A raíz de esta nueva hipótesis, se han introducido nuevas terapias, como la logopedia y fármacos neuromoduladores”, destaca este neumólogo. 

La logopedia, y en particular el uso de técnicas de rehabilitación local, han aportado resultados esperanzadores, según investigaciones recientes. El mecanismo en el que se basa se debe a la disminución de la sensibilidad del arco reflejo de la tos con una disminución de la urgencia de toser y un aumento del umbral de la tos. Al respecto, Vertigan y otros autores han demostrado beneficios de la logopedia en un 88% de los casos frente a un 14% del grupo placebo en el tratamiento de la tos crónica.

Y cabe señalar que recientemente, en el tratamiento de esta patología, se han venido introduciendo fármacos neuromoduladores, debido al efecto que pueden tener a diversos niveles sobre los receptores sensoriales. De hecho, la nueva visión de la tos crónica considera a esta como un trastorno neuropático que tiene similitudes anatómicas y fisiopatológicas con el circuito del dolor crónico. Esto explica que los pacientes con dolor crónico o tos crónica respondan más intensamente que los sanos a un estímulo doloroso o tusígeno y que, por lo tanto, los fármacos neuromoduladores puedan tener un papel en su manejo. Por ello, “teniendo en cuenta el hecho de que con frecuencia coinciden trastornos fisiopatológicos a distintos niveles, es recomendable en muchos casos desde el principio una pauta de tratamiento multifactorial”, subraya Domingo.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto