DÍA MUNDIAL CONTRA LA MALARIA

RTS,S/AS01, la vacuna que ha provocado el cambio de tendencia en la lucha contra la malaria

Más de un millón de niños en Ghana, Kenia y Malawi han recibido una o más dosis de la primera vacuna contra la malaria del mundo, gracias a un programa piloto coordinado por la OMS.

La malaria es una enfermedad provocada por la picadura del mosquito anófeles y endémica en varios países africanos.
La malaria es una enfermedad provocada por la picadura del mosquito anófeles y endémica en varios países africanos.

time 5 min

25.04.2022 - 13:00

Con motivo de la celebración este 25 de abril del Día Mundial contra la Malaria, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha comunicado que más de un millón de niños en Ghana, Kenia y Malaui ya han recibido una o más dosis de la primera vacuna contra la malaria del mundo.

El pasado  de octubre de la OMS aprobaba por primera vez en la historia el uso generalizado de la vacuna contra la malaria RTS,S/AS01 y desarrollada por la compañía farmacéutica GSK, para la prevención de la malaria por P. falciparum en los niños que viven en regiones con una transmisión de moderada a alta. Se trata de un suero que debe administrarse con un esquema de cuatro dosis en niños a partir de los cinco meses de edad para la reducción de la enfermedad y la carga de la malaria.

La aprobación por parte de la OMS se producía tras la obtención de los datos relativos a los programas piloto desarrollados con anterioridad en los referidos países, bajo la coordinación de la agencia de salud de la ONU. Los pilotos de vacunas contra la malaria, lanzados por primera vez por el Gobierno de Malawi en abril de 2019, han demostrado que la vacuna RTS,S/AS01 (RTS,S) es segura y factible de administrar, y que reduce sustancialmente la malaria grave mortal. 

De acuerdo con los datos extraídos del Informe Mundial sobre Malaria 2021 elaborado por la OMS, aunque los países y socios del organismo lograron evitar el peor de los escenarios proyectado por la OMS sobre muertes causadas por la malaria como consecuencia de la pandemia provocada por el SARS-CoV-2, entre 2019 y 2020 se produjeron más de 14 millones de casos con una cifra de fallecidos que supera los 69.000.

Los datos que conocemos hoy sobre la vacuna RTS,S/AS01 son muy esperanzadores, ya que incluso antes de la aparición de la Covid-19 los avances mundiales contra la malaria se habían estancado y los países no estaban en el camino adecuado para alcanzar los hitos marcados para el 2020 como parte de la Estrategia Mundial de la OMS contra la malaria.

RTS,S/AS01, EL REVULSIVO EN LA LUCHA CONTRA LA MALARIA

“Como investigador de la malaria al principio de mi carrera, soñaba con el día en que tuviéramos una vacuna eficaz contra esta enfermedad devastadora”, ha expresado el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. “Esta vacuna no es solo un avance científico, sino que cambia la vida de las familias de África. Demuestra el poder de la ciencia y la innovación para la salud. Aun así, existe una necesidad urgente de desarrollar más y mejores herramientas para salvar vidas e impulsar el progreso hacia un mundo libre de malaria”.

“Hay muy buena aceptabilidad por parte de la población. Incluso con la pandemia de la Covid-19, logramos niveles de cobertura muy elevados en un corto espacio de tiempo. Esto habla del valor fundamental y la aceptación de las vacunas en general y de lo que supone en el caso de África poder contar con una vacuna contra la malaria”

RTS,S/AS01 (RTS,S) es una vacuna que actúa contra Plasmodium falciparum, el parásito de la malaria más letal a nivel mundial y el más prevalente en África. La vacuna reduce significativamente la malaria y la malaria grave potencialmente mortal en los niños. Si se implementa ampliamente, la vacuna podría salvar decenas de miles de vidas cada año

“Esta noticia ha sido muy esperada y es el resultado de más de 30 años de investigación. Primero la Agencia Europea del Medicamento aprobó el uso de la vacuna hace un par de años, y este hecho apoyó el inicio de un programa de implementación en tres regiones de África: Malaui, Kenia y Ghana, apoyado por la OMS. A través de los satisfactorios resultados de este programa se ha motivado la recomendación positiva de la OMS para el uso de la vacuna generalizado”, explicaba a este medio en una entrevista Francisco Javier Gamo, director de Global Health de GSK.  

Sobre la experiencia con los programas piloto que la OMS lleva desarrollándose en las tres naciones africanas referidas, Gamo afirma que han podido comprobar que “existe una demanda muy fuerte”.

“Hay muy buena aceptabilidad por parte de la población. Incluso con la pandemia de la Covid-19, logramos niveles de cobertura muy elevados en un corto espacio de tiempo. Esto habla del valor fundamental y la aceptación de las vacunas en general y de lo que supone en el caso de África poder contar con una vacuna contra la malaria”.

Los datos con los que se cuentan hasta la fecha muestran que la vacuna tiene una eficacia de alrededor del 40%. Gamo señala que, en un estudio independiente de GSK realizado con la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, “se ha demostrado que si la vacuna se combina con quimioprofilaxis, se pueden reducir las hospitalizaciones y la mortalidad por malaria severa en más de un 70%”.

El experto deja claro que, aunque esta vacuna supone un paso de gran impacto en la lucha global contra la malaria, “tenemos descubrir e implementar nuevos tratamientos”.

“Se ha demostrado que si la vacuna se combina con quimioprofilaxis, se pueden reducir las hospitalizaciones y la mortalidad por malaria severa en más de un 70%”

Hasta la fecha, se han obtenido más de 155 millones de dólares de Gavi, la Alianza Global para las Vacunas, destinados al apoyo de introducción, adquisición y entrega del suero en los países elegibles en el África Subsahariana.

CANDIDATOS A VACUNA Y FUTUROS TRATAMIENTOS

La OMS señala que RTS,S es una vacuna de primera generación que, en el futuro, podría complementarse con otras vacunas que lograsen una eficacia igual o superior. En este sentido destaca el progreso en el desarrollo de R21/Matrix-M y otras vacunas candidatas contra la malaria en desarrollo clínico temprano. La finalización con éxito de los ensayos clínicos de estas vacunas será importante para evaluar sus perfiles de seguridad y eficacia.

Desde el organismo internacional valoran positivamente el anuncio realizado por BioNTech del futuro desarrollo de una vacuna contra la malaria utilizando tecnología de ARNm, como ya ha trabajado de forma conjunta con Pfizer en la creación de la vacuna autorizada frente a la Covid-19.

La lucha contra la malaria comprende varios ámbitos como el control de los vectores de la enfermedad. Un problema frente al que se han dado pasos importantes como el desarrollo de mosquiteros especiales tratados con nuevos insecticidas, repelentes para los mosquitos e incluso el diseño de cebos de azúcar cuya misión es la de atraer y acabar con los mosquitos Anopheles.

En el campo de los nuevos medicamentos, cabe destacar la evidencia recopilada por la Administración Australiana de Productos Terapéuticos sobre los comprimidos de tafenoquina en dosis única para la prevención del paludismo.

Se están desarrollando otros medicamentos antipalúdicos con nuevos modos de acción para el tratamiento del paludismo grave y sin complicaciones. Ganaplacide-Lumefantrine, actualmente en un ensayo clínico de fase II, es la primera terapia de combinación sin artemisinina y podría ser un activo en la lucha contra la malaria resistente a los medicamentos emergente en África.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto