Menú
Tratamientos contra la hepatitis c

45.000 vidas que Montoro parece no ver con el aumento del déficit público

Entre las causas de que el gasto público supere en 10.000 millones de euros a lo esperado, Montoro ha incluido los 1.090 millones de euros destinados a tratar la hepatitis C

45.000 vidas que Montoro parece no ver con el aumento del déficit público
45.000 vidas que Montoro parece no ver con el aumento del déficit público

time 3 min

31.03.2016 - 14:50

El Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha presentado los datos del déficit público de 2015, con una desviación de casi un punto por encima del objetivo pactado con Bruselas. Entre las causas de que el gasto público supere en 10.000 millones de euros a lo esperado, el ministro Montoro ha incluido los 1.090 millones de euros dedicados el año pasado a cubrir los gastos del tratamiento de la Hepatitis C a cerca de 45.000 afectados. Fuentes del Ministerio de Sanidad no han ocultado su malestar por la focalización de sus colegas de Hacienda justo en esta partida del gasto público y lo consideran una revancha por la derrota sufrida a finales de 2014 cuando los criterios economicistas de Hacienda fueron desechados por la imperiosa necesidad de ofrecer curación segura a los enfermos de Hepatitis C aunque el coste económico fuese alto. Esas fuentes señalan lo irracional de la persistencia de esos criterios puramente económicos en la evaluación del déficit público y denuncian que “hay 45.000 vidas que se han salvado gracias a ese exceso de gasto y que el ministro Montoro parece no ver”. Las fuentes consultadas señalan la escasa sensibilidad social por parte del equipo de Montoro al igualar un gasto que ha salvado miles de vidas con el despilfarro de algunas comunidades autónomas.

"Hay 45.000 vidas que se han salvado gracias a ese exceso de gasto y que el ministro Montoro parece no ver”
Los medicamentos Sovaldi y Harnovi de Gilead; Olysio de Jannssen y Viekirax y Exviera de Abbvie, se han convertidos en el último año en un verdadero éxito terapéutico contra esta enfermedad, con tasas de curación por encima del 95%. Su impacto en el Sistema Nacional de Salud, a efectos económicos, ha sido evidente durante 2015 y se incrementará sustancialmente en los próximos años. La inversión en la curación de esta enfermedad tiene una de las relaciones coste eficiencias más altas de todo el Sistema Sanitario.

No hay que olvidar que la Hepatitis C es al mismo tiempo un problema de salud y un problema social y ha sido una de las cargas económicas más pesadas del Sistema. Los costes económicos de la Hepatitis C son directamente proporcionales a la gravedad de la enfermedad, por lo que la reducción de ese coste depende íntegramente de la posibilidad de aplicar tratamientos eficaces.

La Hepatitis C es una enfermedad progresiva y a medida que las personas infectadas por el virus envejecen, una mayor cantidad de ellas presentará complicaciones graves y el gasto sanitario para atenderlas crecerá exponencialmente. Aunque el número de infectados desciende cada año, el largo periodo entre la infección y la manifestación de la enfermedad, hace prever que la prevalencia de la enfermedad se mantendrá durante varias décadas. Se estima que para el año 2030 se produzca la mayor mortalidad a causa de la Hepatitis C.

Sin tratamiento adecuado, la enfermedad degenera en un alto porcentaje de casos en cáncer de hígado, cirrosis, encefalopatía hepática o trasplante de hígado. El coste de estas derivaciones es enorme. Un tratamiento de cáncer de hígado se estima en 13.690 euros; un tratamiento de cirrosis se estima en 12.196 euros; el coste medio de un tratamiento de encefalopatía hepática se estima en 9.302 euros. Un trasplante hepático tiene un coste para el Sistema Sanitario de 118.162 euros.

Otros costes económicos asociados a la Hepatitis C señalan que la incapacidad laboral de los afectados cuesta más de 7.500 euros por paciente al año. El gasto total de los infectados en tratamiento que no presentan complicaciones graves como cáncer, cirrosis, encefalopatía o necesitan trasplante, se estima en 4.587 euros por persona al año. El gasto total por paciente diagnosticado que nunca ha sido tratado para la hepatitis se estima en 3.834 euros anuales dadas las numerosas dolencias y trastornos clínicos asociados a la enfermedad.

Con 450.000 infectados por el virus de la Hepatitis C y con ese nivel de costes, desde el ministerio de Sanidad se estima que cualquier gasto que se haga para reducir el número de afectados supone una inversión de máxima eficiencia e insisten el seguir con la actual estrategia de facilitar el acceso a los tratamientos a todos los afectados según las previsiones de prioridad establecidas en el actual Plan de Acción contra la Hepatitis C.


Porque salud necesitamos todos...ConSalud.es
Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto