DIO SUS PRIMEROS PASOS EN 2006

Historia clínica digital: 15 años sin culminar la interoperabilidad del proyecto

El proyecto de Historia Clínica Digital en el Sistema Nacional de Salud (HCDSNS), que se inició en 2006, cuenta con una cobertura de emisión de informes clínicos del 46%. Los pacientes, los grandes perjudicados.

Un médico trabajando en consulta con un ordenador (Foto: Freepik)
Un médico trabajando en consulta con un ordenador (Foto: Freepik)

time 4 min

24.09.2021 - 17:45

Hace apenas dos semanas, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, denunció que a día de hoy no era posible que los profesionales de una determinada comunidad autónoma pudieran acceder de forma telemática a los historiales médicos de los pacientes desplazados de otras regiones. Tras anunciar un acuerdo con la Comunidad de Madrid para compartir los historiales de ambas autonomías, indicó que este asunto “tiene que tratarse dentro de no mucho en toda España”.

Precisamente Castilla-La Mancha firmó en abril otro convenio de cooperación con Canarias para desarrollar un proyecto de historia clínica electrónica. Está siendo, en este sentido, una de las comunidades más activas en impulsar el intercambio de historiales. No obstante, estas acciones individuales esconden en el fondo una ausencia de coordinación nacional, a pesar de que existe un proyecto para desarrollar un sistema desde el año 2006.

Ricardo Gómez Huelgas, presidente de la EFMI, indica que esta situación genera un "impacto importante" en los pacientes crónicos ya que "limita su capacidad de movilidad"

Mientras que entre los años 2015 y 2019 sí se ha logrado la interoperabilidad de las distintas tarjetas sanitarias electrónicas, sistema por el cual una persona puede retirar sus medicamentos en una oficina de farmacia distinta a su comunidad autónoma de origen, aún no se ha logrado replicar este intercambio entre los sistemas informáticos de las 17 comunidades en lo que respecta a los historiales médicos.

LOS PACIENTES, GRANDES PERJUDICADOS

Esta falta de intercambio de datos sanitarios tiene a los pacientes entre sus principales perjudicados. Así lo ha asegurado a ConSalud.es, el presidente de la Federación Europea de Medicina Interna (EFIM), el Dr. Ricardo Gómez Huelgas, quien confirma que en la práctica “no se puede consultar las historias de una comunidad en otra”.

La situación, ha expuesto, está generando un “impacto importante” en la atención sanitaria, algo especialmente preocupante para los pacientes crónicos. Según Gómez Huelgas, estas circunstancias “limitan su capacidad de movilidad”, ya que “cuando un paciente se traslada de una comunidad a otra, tiene que empezar de cero al no tener el médico información previa”. “Tiene que llevar su historial debajo del brazo”, sostiene.

Un proyecto piloto, iniciado en 2008, logró que Baleares y la Comunidad Valenciana pudieran compartir sus informaciones médicas; pese al tiempo, no se ha completado su desarrollo

Según ha expuesto, los sistemas informáticos de las comunidades son “incompatibles” y no permiten el desarrollo de “historias intercambiables”. De hecho, ha señalado también que el desarrollo de la historia clínica es incluso “muy irregular” dependiendo de cada una. Por ejemplo, en Andalucía existe una historia única para Atención Primaria y Hospitalaria. Sin embargo, “en otras esa unidad no se ha conseguido”. Por ello, el presidente de la EFMI ha augurado que queda “un largo camino”.

¿QUÉ SE HA DESARROLLADO HASTA AHORA?

Según recoge la web del Ministerio de Sanidad, el proyecto de Historia Clínica Digital en el Sistema Nacional de Salud (HCDSNS) se definió en 2006. En una primera fase, se alcanzó un consenso profesional para determinar los informes que iban a formar parte del proyecto. Tras ello, se acordó que habría un conjunto mínimo de datos de informes clínicos que habrían de compartirse.

Gráfico Historia Clínica Digital

En concreto, el proyecto de HCDSNS estaría integrado por los siguientes documentos de información clínica: informe clínico de Alta, de Consulta Externa, de Urgencias, de Atención Primaria, de cuidados de Enfermería, de resultados de pruebas de imagen, de pruebas de laboratorio, de otras pruebas diagnósticas y, finalmente, una historia clínica resumida.

Posteriormente, se iniciaron los trabajos para avanzar en la interoperabilidad de la historia clínica digital, tanto a nivel técnico como semántico.  A través de un proyecto piloto, iniciado en 2008, se logró que Baleares y la Comunidad Valenciana pudieran compartir sus informaciones médicas. Desde entonces, según subraya Sanidad, “se inició la implantación generalizada del proyecto”. No obstante, no se ha completado su desarrollo.

CC.AA. CON MÁS Y MENOS DESARROLLO

En el último informe de seguimiento, con fecha de 31 de enero de 2021, se indica que el nivel de cobertura de referencias emitidas por los servicios de salud es alto: “el 93% de personas disponen de información clínica interoperable en el SNS, es decir, tienen referencia a algún contenido HCDSNS”, precisa el Ministerio de Sanidad en una respuesta parlamentaria. Sin embargo, también se apunta que la cobertura de emisión de informes clínicos  con autorización es del 46%.

Baleares y la Comunidad de Madrid son las dos únicas regiones que emiten todos los documentos que se consensuaron para ser incluidos en el proyecto

Esto se debe a la importante diferencia que existe entre comunidades. Las regiones de Baleares y la Comunidad de Madrid aportan el 100% de los nueve documentos aprobados en el proyecto. Le sigue de cerca la Comunidad Valenciana, que le falta el informe de resultados de otras pruebas diagnósticas aunque sí que ha desarrollado el EU Patient Summary.

En buena situación también se sitúan La Rioja (89%), Extremadura (78%), Castilla y León (67%), Murcia, Navarra e Ingesa (56%). Mientras, el resto comparte muy pocos documentos de los consensuados para el proyecto de historia clínica digital: Asturias y Canarias (44%), Andalucía (33%), Aragón y País Vasco (22%), Cantabria, Castilla-La Mancha, Cataluña y Galicia (11%).

FONDOS UE: OPORTUNIDAD DE DESARROLLO

Ante estos lentos avances, el Gobierno reconoce la oportunidad que supone la llegada de fondos europeos para su completo desarrollo. Por un lado, subrayan que los proyectos de interoperabilidad clínica “se encuentran en continuo proceso de mejora para adaptarlos a la rápida evolución de la tecnología y las nuevas formas de gestión del conocimiento”. Y, por otro, que mantenerlo “en los más altos niveles de calidad” será uno de los proyectos prioritarios del Ministerio de Sanidad, el cual tendrá “el debido reflejo en la Comisión de Salud Digital”.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto