SEGÚN EL PLAN DE ESTABILIDAD 2022-2025

El gasto público en Sanidad se estancará en el 6,7% del PIB en 2024 y 2025

Según el Programa de Estabilidad enviado por el Gobierno a la Comisión Europea, el gasto en sanidad caerá del 7,6% del PIB en 2020 hasta el 6,7% en 2025. Aún así, el porcentaje es mayor que en los años pre pandemia.

María Jesús Montero, ministra de Hacienda, y Nadia Calviño, ministra de Asuntos Económicos (Foto: La Moncloa)
María Jesús Montero, ministra de Hacienda, y Nadia Calviño, ministra de Asuntos Económicos (Foto: La Moncloa)

time 3 min

04.05.2022 - 00:00

El Gobierno ha enviado recientemente a la Unión Europea el Programa de Estabilidad en su actualización para el periodo 2022-2025. Con el objetivo de coordinar las políticas económicas de los próximos años, el Ejecutivo central ha elaborado un nuevo escenario macroeconómico y fiscal que también incluye aspectos relevantes como el referente al gasto sanitario de las administraciones públicas.

Según este documento, el gasto en sanidad ha ganado protagonismo durante la crisis del Covid-19 y con el desarrollo del Plan de Recuperación pero paulatinamente se irá estabilizando. Así, el pronóstico es que pase de un 7,6% del PIB en 2020 y un 7,4% en 2021 a un 7,1% en 2022. Mientras, para los próximos años se espera una caída relevante: un 6,9% en 2023; y un 6,7% tanto en 2024 como en 2025.

A pesar de la caída, el porcentaje de gasto público en Sanidad que el Gobierno prevé para los próximos años es superior al de los años previos a la pandemia: en 2018 fue del 6% y en 2019 del 6,1%

Aún así, y a pesar de la caída, el porcentaje de gasto público en Sanidad que el Gobierno prevé para los próximos años es superior al que se registraba en los años previos a la pandemia: en 2018 fue del 6% y en 2019 del 6,1%.

Por otro lado, el Programa de Estabilidad informa sobre cómo cual va a ser el gasto anual del Plan de Recuperación para el periodo 2021-2026. Del total previsto, contabilizado en 69.513 millones de euros, 1.234 millones de euros (el 1,8% del total) se dedicará a partidas sanitarias. Por años, esta cantidad se distribuirá así: 522 millones en 2021, 514 millones en 2022 y 198 millones en 2023.

CONCIERTOS, FARMACIA Y SALARIOS

Siguiendo con las proyecciones presupuestarias, el Gobierno estima que las transferencias sociales alcancen el 20,3% del PIB en 2025. En este 2022, se espera que las transferencias sociales en especie crezcan un 10,6%, debido en buena parte a que habrá “un incremento del gasto en conciertos de asistencia sanitaria y del gasto en farmacia hospitalaria fundamentalmente en comunidades autónomas, así como al impacto de las medidas sociales recogidas en los PGE 2022”.

Con respecto al gasto derivado de la asistencia sanitaria del mutualismo administrativo, el Ministerio de Hacienda informa a la UE que continuará con su proceso de revisión y evaluación del gasto público para el periodo 2022-2026. El área del mutualismo administrativo será una de las que se analizará.

Ante la ausencia de un nuevo marco retributivo, el Gobierno prevé que el crecimiento de los salarios vaya "en línea con la evolución de precios"

Por otro lado, el Ejecutivo central calcula que en 2022 se produzca una “reversión” tanto de las medidas adaptadas en ejercicios previos en materia de personal como “de las generadas en materia de farmacia y productos sanitarios derivadas de las compensaciones monetarias realizadas hasta 2021 con origen en el convenio suscrito con Farmaindustria”.

Mientras, una de las incógnitas que quedan por resolver es si el Gobierno contempla para los próximos años un aumento de la remuneración de los empleados públicos. Tras la subida del 2% incluida en los PGE para 2022, desde la administración central exponen que “para el resto de ejercicios, y ante la ausencia de un nuevo acuerdo del marco retributivo, conforme al escenario inercial se ha previsto un crecimiento en línea con la evolución de precios para todo el periodo contemplado”.

MÁS GASTO ASOCIADO AL ENVEJECIMIENTO

Lo que sí deja claro el equipo que dirige Pedro Sánchez en las próximas décadas incrementará el gasto público asociado al envejecimiento de la población. Por componentes, el gasto en sanidad representa ya el 25% del total ligado al envejecimiento. En 2019 fue de un 5,7%, por un 22,3% total en relación al PIB.

El gasto sanitario asociado al envejecimiento de la población pasará de un 5,7% del PIB en 2019 a un 7% en la década de los 2070

La proyección por décadas detalla una “tendencia creciente” de este componente, pasando de un 5,7% en 2019 a un 6,2% en 2030, un 6,7% en 2040, un 7% en 2050, un 7,1% en 2060 y un 7% en 2070. La variación 2019-2070 es de +1,3%. Así, el gasto en sanidad asociado al envejecimiento es el único que crecerá, junto al de la dependencia (+0,8%). Mientras, caerá el de pensiones (-2,1%) y el de educación (-0,4%).

El Gobierno explica que “el incremento de la esperanza de vida y el envejecimiento de la población proyectados son la principal causa del crecimiento del gasto sanitario, al aumentar el número de años que en promedio las personas reciben atención sanitaria y al aumentar la concentración de pacientes en tramos de edad donde el coste de prestación de servicios sanitarios es mayor”.

En este sentido, redundan en que “el gasto sanitario per cápita es especialmente elevado en individuos con más de 60 años”, lo que explicaría el crecimiento del gasto sanitario entre 2030-2050 “que coincide con la llegada de la generación del babyboom a dichos tramos de edad”. Una vez finalice este proceso, “se observa cierta estabilización del gasto sanitario”.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto