Menú
En 2016 aumentaron un 37% a nivel nacional

El aumento de las cifras de agresiones a médicos, ¿reflejan un aumento real de casos?

Desde el Colegio de Médicos de Cádiz, una de las provincias andaluzas donde más casos se registran, consideran que la mayor sensibilización de los médicos a la hora de denunciar estos casos influye más en las estadísticas que los recortes causados por la crisis o la zona geográfica en la que trabajen.

El aumento de las cifras de agresiones a médicos, ¿reflejan un aumento real de casos?
El aumento de las cifras de agresiones a médicos, ¿reflejan un aumento real de casos?

time 3 min

27.04.2017 - 21:00

Durante 2016, el Colegio de Médicos de Cádiz registró 37 denuncias de casos de agresión a médicos, lo que supone un aumento respecto a los dos años anteriores y representan además algo más del 36% de los 102 casos aportados por todos los colegios médicos andaluces, situando a Cádiz a la cabeza en agresiones denunciadas en la autonomía.

El aumento de los casos registrados responder a una mayor “sensibilización” de los profesionales a la hora de denunciar, de forma que “no es que tengamos más agresiones, sino que conseguimos destapar más”
El aumento de casos registrados en esta provincia, que concuerda con el aumento de agresiones a nivel nacional (se incrementaron un 37% en sólo un año durante 2016) no tienen sin embargo por qué reflejar un crecimiento de la conflictividad entre médicos y pacientes en los últimos años, ni siquiera que trabajar en la zona Sur de Andalucía pueda ser más “peligroso” para un médico que hacerlo en otro lugar.

Así lo considera Gaspar Garrote, secretario general del Colegio Médico de Cádiz y miembro del Observatorio de agresiones de la Organización Médica Colegial (OMC), que señala a Consalud.es que el aumento estadístico responde más bien a que “quizás en Cádiz conseguimos más desde el Colegio que los médicos sepan a dónde dirigirse en caso de agresión y que sepan que los servicios jurídicos están para apoyar estos casos. No es que tengamos más, sino que conseguimos destapar más que quizás en otras provincias. Hay una mayor sensibilización”.

De hecho, durante la presentación de los últimos datos nacionales del Observatorio contra las Agresiones de la OMC, que registró un total de 495 casos en 2016, el propio Colegio gaditano presentó un vídeo perteneciente a una campaña iniciada por la corporación para mostrar testimonios de médicos agredidos y consejos sobre qué hacer ante un posible caso de agresión.

“Las agresiones que se comunican y que aparecen en las estadísticas son la punta del iceberg, pero hay muchos compañeros que consideran que quizás un insulto no sea una agresión o que por miedo a que al denunciarlo, el paciente que media en la agresión pueda tomar más represalias, no acabe denunciando. Intervienen muchos factores”, añade Garrote.

EL DESACUERDO CON EL MÉDICO, PRINCIPAL FACTOR

El 55% de los casos de agresiones a nivel nacional se dan en Atención Primaria y el 42,8% se deben a desacuerdos en la atención médica
Ni los recortes producidos por la crisis económica, ni la zona geográfica ni el tipo de pacientes han de explicar por tanto un incremento estadístico de los casos de agresiones. “Realmente, la mayoría de los casos se dan con médicos de primaria (un 55% a nivel nacional), tanto en las urgencias como en otros ámbitos y suele ser por desacuerdo en la atención médica (un 42,8%), que puede generar tensiones o nerviosismo. Un desacuerdo a la hora de firmar una baja laboral influye más que la crisis económica o que el paciente tenga problemas de drogadicción, por ejemplo”, indica el portavoz colegial.

Por ello, el propio colegio médico gaditano, junto al de Enfermería, han solicitado recientemente que se establezcan protocolos para que, cuando un médico sufra una agresión, y ésta se la transmita al gerente de su centro, el caso llegue “de forma inmediata” tanto al servicio de salud autonómico, como a su propio colegio. “De esta forma, no solo tendremos estadísticas más fiables, sino que el médico podría elegir incluso a qué servicios jurídicos quiere acogerse. La idea es tener una perfecta comunicación con las administraciones”, señala Garrote.

La colocación de botones antipáticos, la modificación de infraestructuras para que haya salidas en las consultas por puertas distinta a la de entrada de los pacientes o la instalación de sistemas informáticos para que el médico pueda crear una alerta con una simple maniobra desde su ordenador, son otras de las medidas que los médicos solicitan a la administración, para garantizar una mayor seguridad del médico ante posibles casos de agresión.


Porque salud necesitamos todos...ConSalud.es
Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto