Menú
Dolor osteomuscular

Una intervención con tres componentes reduce el dolor de espalda del personal de enfermería

La intervención se basa en un protocolo multi componente que ha contado con la participación explícita de los mismos profesionales afectados por la patología.

Investigadores del CIBERESP en el Centro de Investigación en Salud Laboral (Cisal) (Foto. CIBERESP ISCIII)
Investigadores del CIBERESP en el Centro de Investigación en Salud Laboral (Cisal) (Foto. CIBERESP ISCIII)

time 3 min

10.01.2020 - 11:35

El dolor osteomuscular es una de las principales patologías entre los profesionales de enfermería. Afecta al 83% de los trabajadores sanitarios en España y es el responsable de la mitad de las incapacidades temporales en Europa.

Ante esta situación, el Hospital del Mar se ha convertido en el primer centro del país que pone en marcha con éxito una iniciativa a través de una intervención basada en un protocolo multi componente que ha contado con la participación explícita de los mismos profesionales que se ven afectados por este problema. Así ha quedado validado por un estudio liderado por el Servicio de Salud Laboral publicado en PLOS ONE.

Un trabajo que ha contado con la participación de 257 enfermeras y enfermeros que desempeñan su labor profesional en ocho unidades de los diferentes centros del Parc de Salut Mar el Hospital del Mar, el Hospital de l’Esperança y el Centro Asistencial Emili Mira, entre otros) y el Consorcio Corporación Sanitaria Parc Taulí. 

A una parte de estas unidades se les ha aplicado el tratamiento mientras que al resto no. El estudio ha sido fruto de la colaboración del Hospital del Mar con el Centro de Investigación en Salud Laboral (Cisal) de la Universitat Pompeu Fabra y el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) y del CIBERESP, en nombre del grupo de investigación INTEVAL_Spain. También ha participado la Universidad de Groningen, en Holanda.

La intervención en cuestión para abordar el problema del dolor osteomuscular se ha realizado desde una vertiente múltiple. Estamos ante una patología generada por diversas causas por lo que si se aborda únicamente desde una vertiente se reduce la efectividad en palabras de Consol Serra, autora principal del estudio, investigadora del CIBERESP y del CISAL y jefa del Servicio de Salud Laboral del Hospital del Mar.

Los resultados del estudio señalan que el 63% de los participantes ha experimentando una reducción del dolor percibido en relación a las unidades en las que aún no se ha implantado este plan

En un primer momento se ha trabajado la denominada ergonomía participativa. Esta se ha basado en la creación de grupos de trabajo integrados por profesionales procedentes de cada unidad con el objetivo de poder detectar los puntos de mejora así como realizar una evaluación de las acciones a poner en marcha.

Estas propuestas han sido implementadas a través de la implicación de profesionales procedentes de otros servicios y áreas. Concretamente la Dirección de Servicios Generales e Infraestructuras (hotelería, mantenimiento y electromedicina), la Dirección de Economía y Finanzas, la de Informática, la Unidad de Formación Continuada, el Servicio de Farmacia y el de Admisiones.

El segundo paso de este procedimiento ha puesto el foco en la gestión de los casos. Un profesional se ha dedicado a realizar un seguimiento motivacional telefónico de los profesionales afectados por dolor osteomuscular con el objetivo de efectuar una evaluación de sus necesidades para decidir si se les enviaba al servicio médico o no en función de la patología presentada.

En este punto se cuenta además con la participación de psicólogos que ofrecen una breve terapia para mejorar la autoeficacia y un taller a través del que aprender a romper con algunos de los estereotipos asociados a esta enfermedad así como las formas de afrontarla.

El tercer y último paso pone el foco en la promoción de la salud mediante la oferta de actividades saludables e información sobre cómo mejorar los hábitos de vida de los profesionales afectados por el dolor osteomuscular.

Los participantes del estudio han tenido acceso a un curso de 12 semanas de marcha nórdica. Una actividad sobre la que diversos estudios han demostrado sus beneficios para la salud, especialmente ante el dolor osteomuscular.

Los resultados del estudio señalan que el 63% de los participantes ha experimentando una reducción del dolor percibido en relación a las unidades en las que aún no se ha implantado este plan.

“Estos datos refuerzan el acierto de esta vía multi componente y de participación de los profesionales para la prevención del dolor osteomuscular en los diferentes centros”, concluye la doctora Serra.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto