SITUACIONES DIFÍCILES DE ENFRENTAR

Intervenir en situaciones traumáticas: así trabajan los psicólogos de emergencia

Mónica es psicóloga especializada en Emergencias y lleva más de 20 años ejerciendo. Ha trabajado con personas tras vivir situaciones de elevado impacto emocional y tiene claro que su trabajo es uno de los más “gratificantes”

Sanitario atendiendo a un accidentado (Foto: Freepik)
Sanitario atendiendo a un accidentado (Foto: Freepik)

time 3 min

06.09.2022 - 00:00

Mónica Pereira es psicóloga y está especializada en Emergencias. Lleva 20 años trabajando y se ha encontrado escenarios de conflicto de todo tipo. Grandes eventos como atentados, catástrofes, accidentes o muertes naturales son ejemplos del tipo de casos que esta profesional debe atender.

Aunque trabaja en un servicio fijo, siempre está atenta por si recibe una llamada o un mensaje para atender una situación que supere las capacidades de atención normal y poder ofrecer un refuerzo.

En palabras de Pereira, "los psicólogos de emergencia atendemos a personas que viven situaciones que no son capaces de afrontar. Es decir, suelen ser eventos no esperados que provocan en las personas una reacción inicial de dificultad y que se sienten incapaces de afrontarlo".

"Nosotros no trabajamos en un despacho. Realizamos intervenciones puntuales o cortas en el tiempo, porque lo que hacemos es hacer que vuelva a la normalidad después de la situación traumática"

Ante esto, “lo primero que hacemos es identificar y hacer una valoración de la situación en la que la persona se encuentra. Luego les explicamos cuáles son nuestras funciones como profesionales y les hacemos una serie de preguntas para ver si hay esa necesidad de intervención”.

Cuando existe esa necesidad de intervención, el siguiente paso es explicarle a la persona por qué está pasando por esa situación. “Conocer cuál es el proceso, por qué viven con eso, cuál es la causa de cada una de las respuestas que ellos están teniendo. A veces la gente piensa que se están volviendo locos, pero lo que están haciendo es un procesamiento de lo que les ha ocurrido”.

Además, “hay veces que las personas tienen experimentaciones, pesadillas o incluso se quedan en shock. Ven una y otra vez en su mente el proceso que les ha hecho pasar por esta situación de emergencia, bien porque encontraron al fallecido o porque han vivido otro acontecimiento y no saben como gestionarlo".

Ante estas situaciones, los profesionales tienen la opción de volver a contactar con la persona que ha vivido el suceso traumático, ya sea vía teléfono o presencial, para ver si le ha aparecido otra sintomatología o sigue con la misma. No obstante, aclara: "Aunque es cierto que tenemos la posibilidad de hacer seguimientos, nosotros no hacemos terapias. Realizamos una sola intervención inicial o varias cortas en el tiempo".

CARGA DE RESPONSABILIDAD

Mónica no tiene un lugar fijo donde trabajar, ya que atiende a las personas en una parada de autobús, en un hospital, en un restaurante... y un sin fin de lugares más, porque una situación catastrófica puede suceder en cualquier momento y a cualquier hora. Cada día se producen cientos de hechos traumáticos que pueden ser difíciles de gestionar para muchas personas, dejando una huella endeble en ellos. Por eso, siempre hay un psicólogo de emergencias para ellos.

“Nosotros no trabajamos en un despacho. Realizamos intervenciones puntuales o cortas en el tiempo, porque lo que hacemos es hacer que vuelva a la normalidad después de la situación traumática" asegura la experta.

"A las personas les cuesta mucho aceptar la pérdida. Pasan por muchos duelos y eso a nosotras como profesional nos carga responsabilidades para responder y hacer que pasen el duelo de forma natural"

Cuando le preguntamos a la psicóloga que nos cuente las situaciones que más le marcan ella, responde claro: “Es muy frecuente cuando las pérdidas son sobre todo en niños pequeños. A veces he tenido que intervenir con una familia que han perdido un bebé por muerte súbita y a mí en particular la intervención se me hace más complicada que otras. En este caso la pérdida de un bebé no es solamente perder al ser querido, si no es todo el proyecto de vida que tenían para ese bebé”.

“A las personas les cuesta mucho aceptar la pérdida. Pasan por muchos duelos y eso a nosotras como profesional nos carga responsabilidades para responder y hacer que pasen el duelo de forma natural”, sigue explicando.

Las situaciones por las que tienen que pasar no son fáciles, pero para ella su trabajo es uno de los más gratificantes. “La persona agradece que le expliques la situación por la que está pasando y la verdad es que no hacemos nada especial, solo hacemos nuestro trabajo”.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto