Menú
Presidente Semicyuc

R. Ferrer: “La mejor manera de evitar el uso de antibióticos es prevenir enfermedades con vacunas”

La resistencia a los antibióticos se posiciona como una problemática que se estima provoca cerca de 2.800 muertes anuales e infecciones graves a cuatro millones de personas en España cada año.

Ricard Ferrer
Ricard Ferrer

time 5 min

26.11.2020 - 00:00

La resistencia a los antibióticos es un problema incipiente que se ha agravado como consecuencia de la pandemia que, además ha interrumpido numerosos programas de vacunación. Un prisma con distintas aristas que en ConSalud.es hemos analizado de la mano de Ricard Ferrer, presidente de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc), jefe del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Universitario Vall d’Hebron y jefe del Grupo de Investigación Shock, Disfunción Orgánica y Resucitación (SODIR) del Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR).

La resistencia a los antibióticos se posiciona como una problemática que se estima provoca cerca de 2.800 muertes anuales e infecciones graves a cuatro millones de personas en España cada año. ¿Por qué se produce esta resistencia a los antibióticos? ¿Cómo logran las bacterias hacerse “fuertes” ante los antibióticos?

La resistencia es un mecanismo adaptativo que tienen algunas bacterias. Cuando aparece un medio hostil porque encuentran antibióticos en el medio, las que son capaces de hacer alguna mutación que las vuelve resistentes al antibiótico, se convierten en la generación que prolifera para ser la dominante. Cuando una población de bacterias se expone a un antibiótico, la única manera que tienen de resistir a este medio hostil es que cuando se reproducen, en el proceso aparezca una mutación que convierta a la bacteria en resistente. Las que no consiguen esta mutación desaparecen por el efecto del antibiótico.

Según la AEMPS, en 2050 este tipo de infecciones podrían producir más muertes que el cáncer, alcanzando la cifra de un millón de fallecidos en Europa para ese año. ¿Cuál es el impacto actual en el viejo continente de la resistencia a los antibióticos? ¿Estamos aún a tiempo de evitar pronósticos como el planteado?

Hay estudios que hablan de que las bacterias multirresistentes causan 35.000 muertes anuales en Europa y prácticamente cerca de un millón de años de discapacidad. Es decir, no solo ocasiona mortalidad si no también morbilidad. Las personas que superan esto, en ocasiones, pagan un precio. Se estima que hay un millón de años de discapacidad en Europa por las bacterias multirresistentes.

"Hay estudios que hablan de que las bacterias multirresistentes causan 35.000 muertes anuales en Europa"

La única manera de evitarlo es generar antibióticos que sean efectivos a estos mecanismos de resistencia y la otra estrategia sería prevenir la aparición de resistencias con un uso más adecuado de los antibióticos.

El ECDC señala que el impacto de la resistencia a los antibióticos es similar al de la gripe, la tuberculosis y el sida juntos. ¿Se está viendo agravada esta situación por la pandemia provocada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2?

Bajo mi punto de vista sí. Sobre todo, cuando tenemos en cuenta que los pacientes que ingresaron en las UCI durante la primera ola de la pandemia, tuvieron que ser ingresados en UCI temporales que se prepararon para atender el gran incremento de pacientes que hubo. Esta circunstancia favoreció la aparición de más infecciones por gérmenes multirresistentes en los hospitales. Es evidente que una epidemia viral puede empeorar la situación.

También podríamos mencionar aquí, que el uso de antibióticos de forma importante por el contexto de la epidemia, supone más presión para que las bacterias generen mecanismos de resistencia.

La pandemia ha interrumpido numerosos programas de vacunación de enfermedades prevenibles en todo el mundo, poniendo en riesgo a millones de persona según alerta la OMS. ¿Puede este hecho, sumado a la creciente resistencia a los antibióticos, generar futuras epidemias o pandemias?

Sí, por supuesto. Que haya disminuido la tasa de vacunación de enfermedades que se pueden prevenir con vacuna es un riesgo muy importante. Tenemos una seguridad determinada porque la población está vacunada de ciertas enfermedades. Además, la mejor manera de evitar el uso de antibióticos es prevenir enfermedades a través de las vacunas.

Si la gente no se vacuna va a haber más infecciones, vamos a usar más antibióticos, que van a seleccionar bacterias multirresistentes. Esto supone un factor de riesgo adicional. Es muy importante que la población se vacune de aquellas enfermedades que son prevenibles.

GMARA, grupo de expertos -Grupo Multidisciplinar para el Abordaje de las Resistencias Antimicrobianas, ha elaborado un documento con una serie de recomendaciones para mejorar la batalla contra la resistencia a los antibióticos. ¿En qué consisten?

Lo que nosotros proponemos en el informe GMARA, respaldado por la farmacéutica Shionogi, es que el consumo de antibióticos y la resistencia se conviertan en un proceso que esté completamente monitorizado, que sepamos en tiempo real cómo evoluciona el uso de antibióticos en España y la resistencia antimicrobiana.

"Si la gente no se vacuna va a haber más infecciones, vamos a usar más antibióticos, que van a seleccionar bacterias multirresistentes"

Proponemos tener muy bien definido el proceso asistencial y el tratamiento de un paciente con infección.

Que los departamentos de microbiología puedan dar atención 24/7 en los hospitales es muy importante. Los centros muy grandes sí que ofrecen esta atención, pero otros hospitales no están capacitados. Hay que promover redes que generen este soporte o que los servicios se extiendan al mayor número posible de hospitales.

Nos interesa mucho que se promueva la investigación y la innovación en resistencias antimicrobianas. También es importante el tema que estamos promoviendo ahora, las campañas de concienciación para informar a la sociedad, es un problema que nos afecta a todos. Además, las guías de tratamiento antibiótico actualizado también son fundamentales.

En base a la fotografía actual, ¿podemos enfrentarnos a un escenario a corto-medio plazo en el que no contemos con recursos eficientes para combatir determinadas infecciones?

Sí, esto no es descabellado. De hecho, hay infecciones que tienen un tratamiento complejo por la resistencia que ejercen las bacterias a los antibióticos.

Si no tomamos medidas, podemos encontrarnos con infecciones que no podemos tratar, exactamente igual que antes de la penicilina. Volveríamos a una época preantibiótica. Por eso es muy importante, como he mencionado anteriormente, generar antibióticos que sean efectivos a estos mecanismos de resistencia y prevenir la aparición de resistencias con un uso más adecuado de los mismos.

¿Quién o quiénes son los culpables de esta resistencia? ¿Deberían las autoridades sanitarias y gobiernos establecer normas menos permisivas relativas al uso de antibióticos?

Cuando pensamos en el uso de antibiótico, nos viene a la cabeza el uso que hacemos los humanos. Pero también hay que tener en cuenta que se emplea en la ganadería y en otros sectores. Hay que ver el uso en todos los ámbitos como un problema global que afecta a muchas áreas del sistema y que todas aquellas actividades económicas que usan antibióticos. Hablamos de la ganadería, pero también de la agricultura y finalmente, del sector sanitario. Todos los sectores deberían hacer un uso muy racional de los antibióticos para preservarlos y evitar la aparición de estas resistencias. Tenemos que ser menos permisivos y debe existir una regulación que limite la utilización del antibiótico en usos que no sean imprescindibles.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto