Menú

JUICIO VISTO PARA SENTENCIA

Los afectados de la talidomida se vuelven a ver las caras con Grünenthal en los tribunales

Este miércoles se ha celebrado un juicio en Alemania tras la acusación de una de las víctimas a la Fundación Contergan, financiada por la farmacéutica, de acceder a los archivos médicos de los pacientes.
Andreas Meyer, afectado alemán que ha demandado a la Fundación Contergan de Grünenthal

2 min

15.02.2017 - 23:59

La farmacéutica alemana Grünenthal se ha vuelto a encontrar con afectados de la talidomida, en este caso de Alemania. Este miércoles se ha celebrado un juicio después de que Andreas Meyer, que nació sin brazos y sin piernas por el medicamento del laboratorio, demandara a Karl Schucht, miembro de la Fundación Contergan, financiada por la farmacéutica y supervisada por el Gobierno alemán para indemnizar a los afectados por la talidomida.

"Se ha dicho muchas veces aquí en España que la actitud de la farmacéutica nunca había sido honesta"
En concreto, le demandó por una serie de calumnias contra él a través de una carta a un comité parlamentario de Alemania. El afectado le acusaba de acceder a los archivos médicos de las víctimas del medicamento.

Por su parte, los afectados españoles de la talidomida, representados por Avite, consideran, en declaraciones a ConSalud.es, que este nuevo caso, “lo que viene a demostrar es lo que siempre ha dicho esta asociación”, dice su vicepresidente, Rafael Basterrechea. “Se ha dicho muchas veces aquí en España que la actitud de la farmacéutica nunca había sido honesta con los afectados. Se demuestra que ha manipulado”, añade.

"El compañero alemán tiene documentación para avalar lo que dice"
Asimismo, Basterrechea sostiene que “el compañero alemán tiene documentación para avalar lo que dice, no sólo que se quedaron con todos los informes médicos de los pacientes (incluidos los españoles que solicitaron ayudas a la Fundación Contergan), sino que además escaneó algo tan sensible como la información médica y personal de cada uno de nosotros”.

Desde Avite afirman que este hecho ha podido dar ventaja a la farmacéutica “a la hora de defenderse en cualquier proceso” frente a las víctimas. Conscientes de que este caso sólo se trata de un litigio de calumnias, los afectados españoles consideran que si Meyer gana el juicio, será una prueba más de que “las víctimas tenemos razón con respecto a la farmacéutica”.

Además, ayudaría a ejercer más presión sobre los Gobiernos y los Estados en su actuación para proteger a los afectados de la talidomida. En España, por ejemplo, las víctimas del fármaco de Grünenthal son de las pocas de todo el mundo que aún no han recibido ningún tipo de compensación por el daño que sufrieron.


Porque salud necesitamos todos… ConSalud.es

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto