Menú

En Vall d'Hebron

Realizada la primera reconstrucción de vejiga intracorpórea con cirugía robótica en Cataluña

Cirujanos del Servicio de Urología Vall d'Hebron utilizan el sistema robótico Da Vinci para extraer y reconstruir la vejiga de un paciente en el interior de su cuerpo.
Los doctores Fernando Lozano, Carles Raventós y Albert Carrión

2 min

16.07.2017 - 00:17

La extracción de la vejiga robótica es un proceso que se lleva a cabo mediante cirugía robótica. Sin embargo, a la hora de realizar la construcción de una nueva vejiga, la neovejiga, se abre al enfermo para utilizar un segmento del intestino. Un procedimiento que ya puede ser sustituido con el robot Da Vinci sin necesidad de hacer nuevas incisiones.

Cirujanos del Servicio de Urología del Vall d'Hebron Barcelona Campus Hospitalario han realizado por primera vez en Cataluña una cistectomía radical con reconstrucción intracorpórea de la vejiga con cirugía robótica en un paciente afectado de cáncer. Es decir, la extracción y reconstrucción de la vejiga completamente dentro del cuerpo del paciente, sin necesidad de cirugía abierta.

La intervención se realizó el pasado 30 de mayo gracias al Sistema Da Vinci y el enfermo recibió el alta hospitalaria una semana más tarde. Se trataba de un paciente con cáncer de vejiga, caso en el que se indica la cistectomía radical, es decir, la extracción de la vejiga con los ganglios que hay cerca y la derivación de los dos uréteres para poder orinar.

La intervención la realizó el doctor Carles Raventós, jefe de la unidad del Urotelio del Servicio de Urología Vall d'Hebron. Un profesional que ha realizado estancias de formación en esta técnica en el Hospital Karolinska de Estocolmo y en el de Herlev de Copenhague, convirtiendo al Vall d'Hebron en uno de los pocos hospitales del Estado que la ofrecen a sus pacientes.


Respecto a sus consecuencias, una de las mayores ventajas de esta técnica es que es mínimamente invasiva. De hecho, solo deja las pequeñas cicatrices de la entrada de los instrumentos robóticos, y solo hay que hacer una pequeña incisión en el cuerpo del paciente para extraer la vejiga enferma. Lo que supone una gran ventaja de cara a la recuperación y evita las posibles complicaciones derivadas de la cirugía abierta.

Con esta técnica se puede preservar la función sexual
De esta manera, los pacientes pueden recibir el alta hospitalaria antes, con una estancia de 6-7 días ante los 10-15 días habituales con las otras técnicas. Además, con este procedimiento se recupera antes el tránsito intestinal, se reduce el sangrado y, en el caso de los hombres, se puede preservar la función sexual.

Los pacientes para los que está indicada esta técnica son todos aquellos, tanto hombres como mujeres, afectados de cáncer vesical a los que se les tiene que extraer la vejiga. Los cirujanos del Vall d'Hebron calculan que una treintena de enfermos se podrán beneficiar de esta técnica cada año.


Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto