Menú

A TRAVÉS DE UNA RED SOCIAL

Un paciente con esclerosis múltiple reivindica su derecho a morir dignamente

Crea una página en Facebook para denunciar que no se le tenga en cuenta a la hora de decidir sobre su situación. “La sedación extrema decidida por el enfermo es lo mínimo exigible a una sociedad civilizada", dice.

El paciente Luis de Marcos, junto a familiares y amigos / Facebook

time 2 min

16.05.2017 - 23:58

“Para los que no me conocéis soy Luis de Marcos y voy a morir”. Con esta dureza comienza su discurso este paciente de 50 años con esclerosis múltiple en su página de Facebook, con la intención de reivindicar su derecho a morir dignamente ante la situación de sufrimiento que padece. “Los dolores insoportables de la enfermedad que me ha tocado me hacen desear abandonar este mundo ya, antes del tiempo que la Naturaleza y, por desgracia, la legislación española me han asignado”, cuenta.

"La eutanasia es la salida compasiva a un drama indeseado"
El paciente critica el hecho de que no se le tenga en cuenta para decidir sobre su situación, a pesar “de estar en pleno uso de razón”. Por el contrario, afirma, “se opta por parámetros ajenos a mí que deciden someterme a un ensañamiento terapéutico cruel”. Asimismo, subraya que tanto él como el resto de pacientes que viven una situación similar, “dependemos del grado de sensibilización del médico que nos toque”.

Luis de Marcos es claro en su petición. “La eutanasia es la salida compasiva a un drama indeseado, la sedación extrema decidida por el enfermo es lo mínimo exigible a una sociedad civilizada. ¿Cuántos más, como yo, tendrán que morir de esta manera hasta que las leyes protejan a enfermos desahuciados?”, se pregunta. Por su parte, la Asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD) destaca que la sedación de un paciente terminal con sufrimiento irreversible, profunda y mantenida hasta el fallecimiento, “es un derecho”.

"Denunciamos la privatización de los recursos paliativos en todo el Estado"
Sin embargo, en España la eutanasia figura como delito en el Código Penal y los derechos que reconocen las leyes de muerte digna quedan condicionados a la interpretación de cada profesional. De hecho, esta asociación recuerda que la ley que actualmente tramita el Congreso de los Diputados, “no garantiza el derecho a morir con dignidad”.

“Denunciamos la privatización de los recursos paliativos en todo el Estado, donde muchos de estos están en manos de organizaciones religiosas, como la Fundación Norte-Laguna, del Opus Dei, cuya interpretación de los derechos de los pacientes está supeditada a su creencia en la sacralidad de la vida”, sostienen desde la asociación DMD.

El testimonio de Luis de Marcos y su iniciativa en Facebook abre de nuevo el debate sobre el derecho a una muerte digna a través de un espacio donde todo aquel que así lo considere puede aportar su punto de vista y ayudar a este paciente en la consecución de tal objetivo. “No os olvidéis de compartir, es de vital importancia para todos los que estamos en esta situación”, concluye el paciente.


Porque salud necesitamos todos… ConSalud.es

Escribir un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información Acepto