AVANCES TECNOLÓGICOS

Desarrollan un nuevo procedimiento quirúrgico para tratar los ojos llorosos

Un equipo de otorrinolaringólogos y oftalmólogos del Centro Médico Sakura de la Universidad de Toho ha desarrollado un nuevo procedimiento, 'conjuntivoductivo-dacriocistorrinostomía'.

Ojo mujer (Foto. Freepik)
Ojo mujer (Foto. Freepik)

time 2 min

Redacción SaluDigital Redacción SaluDigital

Tags:

22.01.2022 - 00:10

[banner-DFP_0]

En condiciones normales, las lágrimas de los ojos se drenan hacia el saco lagrimal a través de pequeñas aberturas llamadas puntos superior e inferior, ubicadas en la esquina interna del ojo (canto medial). Los desgarros pasan por pequeños conductos llamados canalículos superior e inferior y, luego, fluyen a través del saco lagrimal y el conducto nasolagrimal, y finalmente hacia la nariz. 

La obstrucción en cualquier parte del pasaje mencionado anteriormente es la causa más común de ojos llorosos o epífora. Cuando tanto el canalículo superior como el inferior están obstruidos, el líquido lagrimal no puede drenarse hacia la nariz, lo que resulta en una epífora. Aunque la causa de la obstrucción canalicular no se puede identificar en muchos casos, se cree que está asociada con el envejecimiento, los traumatismos, los tumores y la medicación oral contra el cáncer.[banner-DFP_1]

"Creemos que este procedimiento puede ayudar a mejorar la calidad de vida de los pacientes con epífora"

Una cirugía menor para agrandar el canalículo mediante la inserción de un tubo de silicona es el tratamiento común para eliminar las obstrucciones. Cuando el canalículo se vuelve a ocluir o no se puede mantener abierto, se considera la colocación de un tubo de Jones, que coloca de forma semipermanente un tubo de vidrio que conecta directamente la cavidad nasal y el canto médico. De lo contrario, se puede plantear una cirugía con una incisión externa, que deja una cicatriz de aproximadamente dos centímetros en el costado de la nariz.

Low Res Figure 1a c (1).jpg

Para superar las desventajas de estos métodos quirúrgicos convencionales, un equipo de otorrinolaringólogos y oftalmólogos del Centro Médico Sakura de la Universidad de Toho ha desarrollado un nuevo procedimiento, 'conjuntivoductivo-dacriocistorrinostomía'.

Todos los procedimientos quirúrgicos se realizan bajo anestesia general. Primero, todo el conducto lagrimal y el saco lagrimal se exponen y se elevan, y luego se corta el conducto lagrimal en el extremo inferior. En el canto medial, se hace una incisión en la conjuntiva. [banner-DFP_4]

El extremo del conducto lagrimal cortado se retira de la incisión conjuntival y se sutura para formar un nuevo punto lagrimal. Luego, la pared medial del saco lagrimal se abre de par en par. Ahora, el antiguo conducto lagrimal y el saco lagrimal se convierten en el nuevo conducto lagrimal y el líquido lagrimal fluye por este conducto recién creado.

El procedimiento recientemente desarrollado, 'conjuntivoductivo-dacriocistorrinostomía' para la obstrucción canalicular intratable, no deja cicatrices faciales ni coloca materias extrañas en el cuerpo. "Creemos que este procedimiento puede ayudar a mejorar la calidad de vida de los pacientes con epífora", ha dicho el doctor Munetaka Ushio, autor principal del estudio. El estudio fue publicado en The Laryngoscope el 1 de octubre de 2021.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto