Especialmente en zonas de Girona y Tarragona

El modelo catalán que sustituye la ambulancia por el taxi, ¿seguro para los pacientes?

Los cambios en el nuevo sistema de ambulancias propician que algunos pacientes tengan que desplazarse en taxi para sus tratamientos periódicos en el hospital. El pasado mes de junio falleció un paciente que acudió a diálisis mediante este transporte.

El modelo catalán que sustituye la ambulancia por el taxi, ¿seguro para los pacientes?
El modelo catalán que sustituye la ambulancia por el taxi, ¿seguro para los pacientes?

time 2 min

17.07.2016 - 00:00

El nuevo modelo de Transporte Sanitario de Cataluña, implantado a principios de año, sigue generando problemas en diversas zonas de la región, especialmente en Girona y Tarragona. De hecho, el pasado mes de junio un paciente que acudía a diálisis al Hospital Santa Creu de Tortosa (Tarragona) falleció por un infarto al llegar al centro, después de haberse tenido que trasladar en taxi, algo por lo que Ciudadanos ha pedido explicaciones en el Parlamento catalán, aunque desde el departamento de Salud aseguran que el fallecimiento no estuvo relacionado por el sistema de transporte.

“Un taxi no es un transporte sanitario, no dispone por ejemplo de un desfibrilador externo automático y no tiene técnicos de transporte sanitario por si ocurren imprevistos”
Como explica a Consalud.es Ramón Vilella, secretario del sector Transporte Sanitario UGT de Cataluña, el traslado de pacientes en taxi para situaciones no urgentes es habitual en algunas zonas de Cataluña, puesto que las regiones sanitarias mantienen conciertos con el sector del taxi. “En el caso de la región del paciente fallecido, Terra de l'Ebre, el concierto con los taxistas viene incluso de la administración anterior”, señala el portavoz del sindicato.

El problema, sin embargo, es que el progresivo deterioro del sistema de ambulancias, que ya ha originado protestas en esta región y cuya empresa adjudicataria está siendo incluso investigada por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) catalán, ha llevado a que cada vez más pacientes hagan uso del taxi.

“Generalmente estos servicios se realizan con ambulancia, porque los pacientes requieren de ciertos cuidados durante el traslado. Pero un taxi no es un transporte sanitario, no dispone por ejemplo de un desfibrilador externo automático y no tiene técnicos de transporte sanitario. Si este paciente hubiera ido en una ambulancia, puede que no hubiera fallecido”, añade Vilella.

Otro factor, por su parte, es el precio, puesto que “los taxis son mucho más caros que las ambulancias”. De este modo, indica Villella, un traslado desde una ciudad como Tortosa (Tarragona) hasta Barcelona capital puede tener un coste de unos 90 euros, mientras que en un taxi puede costar más de 200 euros.

Desde el sindicato consideran por tanto que este sistema puede perjudicar la calidad asistencial. “Lo normal es que si falta transporte, la administración pida a las empresas concesionarias más ambulancias. Pero en lugar de eso, no ya es que se le esté dando el servicio a una empresa privada, es que se le está dando a unos vehículos que no están adaptados para el transporte sanitario”, concluye el portavoz de UGT.


Porque salud necesitamos todos...ConSalud.es
Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto