CUIDADO DE LA PIEL

Edad y cuidado de la piel: todo lo que deberías saber

El cuidado de la piel es fundamental para mantenerla hidratada y perfecta. Dependiendo de la edad, son más importantes unos cuidados que otros.

Piel (Foto. Freepik)
Piel (Foto. Freepik)

time 3 min

29.04.2022 - 15:00

La piel es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo. La manera que tenemos de demostrar al mundo nuestras emociones. Cuando pasamos por un buen momento la piel luce más brillante  radiante que nunca, al igual que cuando estamos tristes luce más apagada de lo normal.  Al ser la manera de transmitir sin mediar palabra, es muy importante tener una piel hidratada y cuidada.

Dependido de la etapa de la vida en la que nos encontremos, la piel se caracteriza por ser de una manera u otra. Continúa leyendo porque hoy te contamos que caracteriza cada piel dependiendo de la edad.

- Niñez. La piel infantil se caracteriza por ser muy sensible, ya que sufre irritaciones y otras patologías que son rápidamente visibles por la homogeneidad de su textura. La hidratación y la nutrición de acción calmante se convierten en nuestros mejores aliados en la primera etapa de la vida. Este tipo de problemas se pueden curar más rápidamente con un aceite de acción cicatrizante, acción que años más tarde buscaremos para mejorar el aspecto de las estrías.

- Adolescencia. Es una etapa marcada por los cambios hormonales que se reflejan claramente en la piel, aumenta la producción de sebo y aparecen los primeros granos. Provocando en muchas ocasiones marcas en forma de cicatrices. Es importante cuidar la piel a diario, usando productos que ayuden a fortalecer la barrera cutánea y su pH, desinflamar los tejidos y prevenir y mejorar el aspecto de manchas y cicatrices.

- Etapa de los 20. Es una de las épocas en las que mejor luce la piel: radiante, firme y llena. Además, es una época en la que los niveles de colágeno, elastina y acido hialurónico están más altas. Durante esta etapa, es fundamental incluir en la rutina de belleza un protector solar para guardar el capital solar, prevenir la degradación del colágeno y la generación de manchas. También es una etapa en la que comienza a aparecer la piel grasa y por eso se debe cuidar con más importancia.

- Etapa de los 30. La barrera cutánea comienza a debilitarse y se produce una pérdida de humedad que se debe compensar con otros productos que favorezcan la hidratación de la piel y que minimicen la pérdida de agua transepidérmica. Además, también es una fase en la que el cuerpo sufre cambios como la aparición de estrías y cicatrices por el embarazo. Para tratar estos problemas, se pueden usar los productos de Bio-oil, que previenen y mejoran el aspecto de las cicatrices, estrías y manchas.

El cuidado de la piel usando los productos adecuados, es fundamental para mantenerla hidratada y perfecta

- Etapa de los 40. Comienza una etapa en la que aparecen con mayor facilidad las manchas en la piel, y en la que el tono tiende a ser menos homogéneo y más apagado. Además, disminuye la oxigenación de los vasos sanguíneos, por lo que la piel necesita “reavivarse”. Es fundamental, aplicar aceites ricos en vitaminas A y E.  No solamente ayudan a restaurar la hidratación, sino que además se convierte en un momento que aporta serenidad y nos hace estar a gusto con nuestra piel.

- Etapa de los 50. Tras cumplir los 50 años, es más común notar una pérdida de densidad y de volumen a la vez que aparecen manchas tanto en las manos como en el rostro. La flacidez comienza a aparecer y con ella la pérdida de elasticidad, por lo que es muy importante usar aceites nutritivos, que consigue recuperar el brillo de manera inmediata y ejerce un efecto de belleza global. Además, fortalece la piel de cara al envejecimiento, manteniendo una regeneración alta.

- Etapa de los 60. Es un momento clave para comenzar a usar aceites cargados de vitaminas y extractos botánicos de acción dinamizante y nutritiva que no solo siguen siendo sus mejores aliados, sino que son la mejor forma de cuidarse de pies a cabeza.

- Etapa de los 70. La piel se vuelve más madura y es propensa a sufrir moratones, rozaduras y heridas que tardan tiempo en cicatrizar y disiparse. La dermis se afina y seca al máximo, por lo que en esta etapa más que nunca la hidratación y nutrición es fundamental para mantener la piel perfecta.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto