OPERACIONES ESTÉTICAS

Mastopexia: todo lo que deberías saber sobre la intervención de moda

Este tipo de intervenciones están indicadas para aquellas personas que por razones de estética no se sienten bien consigo mismo

Mastopexia (Foto. Freepik)
Mastopexia (Foto. Freepik)

time 2 min

12.08.2022 - 10:00

Siempre hemos oído hablar de operaciones estéticas para mejorar cualquier parte de nuestro cuerpo. Bien porque en una zonas nos queríamos quitar grasa para ponerla en otra, bien porque no estábamos conformes con algún rasgo físico. Fuera de la manera que fuere, la medicina estética ha llegado para quedarse.

Una de las operaciones más demandadas son las de pecho. Ya sea para aumentar o disminuir. Y entre ellas, destaca la mastopexia, un procedimiento quirúrgico para elevar y mejorar la forma de las mamas caídas y flácidas. También permite reducir el tamaño de la areola cuando sea demasiado grande y elevar los pezones para que queden centrados. Sus efectos son duraderos, pero dependen de varios factores, como embarazos, variaciones de peso y la edad.

Este tipo de intervenciones están indicadas para aquellas personas que por razones de estética no se sienten bien consigo mismo y quieren cambiar. El paciente ideal es una mujer cuyo deseo es restaurar su busto debido a la perdida de volumen en grasa después de un parto o por buscar bajar de peso.

¿Estás pensando en someterse a una operación de este tipo? Te desvelamos las claves que deberías tener en cuenta.

Durante el preoperatorio se realizará un estudio del tamaño y la forma de las mamas, así como de la elasticidad y el estado de salud general de la mujer. Además, en esta misma fase, se definirá el tamaño y la forma de las mamas que se espera conseguir tras la intervención y se informa a la paciente sobre las distintas técnicas quirúrgicas que existen con las limitaciones y riesgos de cada una.

Este tipo de intervenciones están indicadas para aquellas personas que por razones de estética no se sienten bien consigo mismo

Este tipo de cirugías suele tener una duración de entre dos y tres horas, pero dependerá del tipo de anestesia utilizada.

¿Cómo es el postoperatorio? Es normal que durante las primeras semanas la paciente sienta dolor, una ligera inflamación, pérdida de sensibilidad en la zona tratada y la aparición de hematomas en la piel. Pero es solo una situación temporal. Las cicatrices  pueden variar en función de la técnica que se ha utilizado, pueden localizarse en distintas zonas del seno, pero con el tiempo tienden a disminuir.

RIESGOS Y COMPLICACIONES

Las complicaciones de este tipo de intervenciones son en realidad las mismas que pueden surgir después de una operación de mamás. Sangrado, infección y los efectos secundarios de la anestesia. Los riesgos más específicos son la necrosis de la piel y la disestesia, los cambios anormales en la sensibilidad como el hormigueo y el entumecimiento.

Las consecuencias más graves pueden ser la aparición de seroma, que es una acumulación a nivel local de líquido seroso y las apariciones de hematomas.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto