CUIDADO CORPORAL

Consejos para tomar el sol sin perjudicar a la piel

Limitar la exposición solar, aplicar correctamente la crema o utilizar crema hidratante después de la ducha son algunos de los consejos más frecuentes.

Crema solar  (Foto. Freepik)
Crema solar (Foto. Freepik)

time 1 min

21.09.2022 - 10:00

El verano ya ha llegado y ante las elevadas temperaturas lo que más nos apetece es refrescarnos con un baño en la playa o en la piscina para después tumbarnos a tomar el sol.

Pero, ¿cómo podemos hacerlo cuidando y protegiendo nuestra piel del fotoenvejecimiento? A la hora de tomar el sol, es importante hacerlo de forma segura, tomando todas las medidas necesarias para presumir de bronceado, evitando daños en la piel como quemaduras, manchas o envejecimiento prematuro.

TIPS PARA TOMAR EL SOL CON PRECAUCIÓN

  1. Limita el tiempo de exposición solar. El sol aporta muchos beneficios al organismo eincluso mejora el estado de ánimo, pero es fundamental limitar el tiempo de exposiciónpara evitar complicaciones en la piel a largo plazo. Intenta no pasar más de media hora seguida tomando el sol directamente y evita el tramo horario de mayo incidencia, entre las 12 y las 16h.

  2. Aplica el protector solar correctamente. Recuerda que el protector se debe reaplicar, aproximadamente, cada 2 horas, así como después del baño, sudar o secarte con la toalla.

  3. Protege las partes más sensibles de tu cuerpo. Aunque debes proteger todo tu cuerpo, hay zonas sensibles como la cara, el cuello, y el escote que necesitan mayor atención. Otras zonas muy importantes son los hombros y las manos, también las orejas y el empeine de los pies. Algunos cambios que puedes hacer a la hora de tomar el sol para evitar quemaduras son: usar gafas de sol que protejan los ojos ante los rayos UV, usar sombrero y proteger tus labios con protectores solares labiales.

  4. Cuida tu piel al volver a casa. Al volver de la playa, tu piel estará deteriorada por los rayos solares, la sal del mar o el cloro de la piscina. Aplica una crema hidratante que la nutra, alivie y refresque después de la ansiada y relajante ducha.

  5. Utiliza un buen protector solar. La calidad del protector solar es imprescindible. Utiliza siempre productos que cuenten con evidencias científicas y estén testados dermatológicamente, y escogeuna crema cuya textura y aroma te gusten para que no te venza la pereza para ponértelo (y reaplicarlo cada 2 horas).

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto