SALUD VISUAL

Ojos secos: causas, síntomas y tratamiento

El ojo seco, también conocido como enfermedad del ojo seco o queratoconjuntivitis seca, es una enfermedad producida por múltiples causas que se caracteriza porque los ojos no son capaces de producir suficientes lágrimas.

Se demuestra que la Covid-19 empeora la salud ocular (Foto. Freepik)
Se demuestra que la Covid-19 empeora la salud ocular (Foto. Freepik)

time 2 min

12.10.2021 - 11:00

El ojo seco, también conocido como enfermedad del ojo seco o queratoconjuntivitis seca, es una enfermedad producida por múltiples causas que se caracteriza porque los ojos no son capaces de producir suficientes lágrimas, lo que produce una alteración de la película lagrimal que recubre la superficie ocular, según la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

Su prevalencia se sitúa entre un 5-30% de la población, siendo más frecuente en personas de edad avanzada. ''El principal motivo del ojo seco son los cambios hormonales, los cuales provocan que los ojos empiecen a producir menos lágrimas o a que la película lagrimal sea de una calidad inferior'', añade la SEMI.

''El principal síntoma es la sensación de cuerpo extraño, de sequedad ocular, sobre todo al levantarse por las mañanas, con dificultad para abrir los ojos. Otros síntomas frecuentes son picor y escozor. El paciente te comenta en ocasiones que tiene los ojos llenos de tierra, con un gran disconfort, incluso con ligera sensación de visión borrosa'', explica el Ministerio de Sanidad.

El ojo seco, también conocido como enfermedad del ojo seco o queratoconjuntivitis seca, es una enfermedad producida por múltiples causas que se caracteriza porque los ojos no son capaces de producir suficientes lágrimas

Para diagnosticar el ojo seco se utilizan varias pruebas: examen ocular exhaustivo, prueba para medir el volumen de las lágrimas y la calidad de estas, prueba de osmolaridad lagrimal y muestras de lágrimas para buscar marcadores de la enfermedad del ojo seco.

El tratamiento más frecuente del ojo seco es la sustitución de las lágrimas mediante el aporte de lágrimas artificiales. También, ''hábitos como parpadear más a menudo, descansar la vista periódicamente o limpiar con regularidad las pestañas con compresas calientes se han mostrado eficaces para eliminar o aliviar el déficit de lágrima en los ojos. También se puede tomar, siempre bajo prescripción médica, algunos tipos de medicamentos, como antiinflamatorios'', destaca la SEMI.

''Para conservar las lágrimas ya existentes lo más utilizado es el taponamiento del conducto lagrimal ya sea transitorio (tapones de silicona, oclusión con mucosa de conjuntiva) o definitivo (cauterización del punto lagrimal)'', detallan desde Sanidad.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto